12 de diciembre de 2008

El 092 impuso diez multas por infracciones en el uso del C-BUS.

Más allá de la controversia y la polémica que ha suscitado, el carril bus ha colaborado a aminorar el tráfico en el centro y a elevar el número de usuarios en el transporte urbano. Pero para ello, se ha cobrado las víctimas de 20 accidentes, con una decena de conductores sancionados.

La Policía Local ha impuesto diez multas a conductores que han infringido las normas de uso del carril bus desde que entró en funcionamiento, a finales de agosto. Todas las sanciones se emitieron por invadir el carril sin autorización para ello. Cada uno de los conductores apercibidos han tenido que pagar los 90 euros, tasa estipulada para estas infracciones.

Sin embargo, desde que el vial entró en funcionamiento, no se ha ejecutado ninguna sanción por parar o estacionar en la parte de la calzada reservada para el transporte público y los taxis, que estaría penada igualmente con 90 euros, según el cuadro de infracciones y sanciones de tráfico para el carril aprobadas por el Ayuntamiento.

A pesar del escaso número de acciones administrativas, el carril bus continua causando problemas entre los conductores; desde que se abrió, ha provocado 20 accidentes. Sólo el miércoles, con una hora de diferencia, dos motoristas quedaron heridos leves al ser embestidos por dos vehículos que lo usaban de forma irregular.
Son los giros en las intersecciones el mayor problema para los conductores, a pesar de que como asegura el responsable municipal de Seguridad Ciudadana, Florencio Cardador, los ciudadanos están bien informados y respetan las normas.

El exceso de velocidad de los vehículos en algunos de los tramos del carril bus también ha estado detrás de gran número de las colisiones, que ya han aumentado la siniestralidad en la zona centro de la ciudad.

El concejal de Seguridad Ciudadana cree que la falta de siniestros de mayor gravedad está relacionada con el incremento de la vigilancia por parte de la Policía Local en los puntos del carril bus valorados como más peligrosos. Cardador sostiene que la incidencia no se aparta de la normalidad y que las cifras suelen crecer por los “despistes” de los conductores.

Pese a la polémica y controversia creada entre vecinos, comerciantes y conductores, el vial ha permitido que se incrementara el número de viajeros en las líneas que circulan a lo largo de San Andrés y Federico Tapia en 134.000 viajeros, si se comparan con las mismas fechas del año pasado.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: