29 de enero de 2009

Nogueira, martes con vecinos de Novo Mesoiro y el miércoles con los de Feáns.

En la reunión estarán presentes las distintas asociaciones de vecinos, representantes de Tranvías y la presidenta de la federación vecinal, Luisa Varela. De esta forma, las diferentes partes analizarán los cambios introducidos en el servicio público desde el pasado mes de diciembre, para buscar soluciones a los problemas ocasionados por los nuevos itinerarios.

Por su parte, el colectivo de Novo Mesoiro reclamará, una vez más, la recuperación de la 21, con un recorrido que concluya en la plaza de Pontevedra, como lo hace en la actualidad el 23, y que tenga frecuencias de 20 minutos.

Los vecinos del nuevo barrio acaban de publicar en su blog una encuesta, donde los usuarios dicen estar contentos con el recorrido que efectúa el 23, por lo que “deberían estarlo con el 21”.

Novo Mesoiro cree que así podrían disfrutar del servicio los residentes en Feáns, Obradoiro, Breogán y lugares colindantes, “sin tener que darse el ‘paseo’ por nuestra urbanización”.

Además, añaden que no permitirán ninguna modificación que afecta negativamente a la zona como sería el regreso del 21 pero con un trayecto hasta la Casa del Mar. Después del encuentro, la asociación de vecinos mandará un comunicado para informar a los afectados de los posibles cambios, junto a la convocatoria de una reunión en Os Anxos, para adoptar una postura conjunta sobre el tema. De la misma forma, el barrio de Feáns tendrá una cita con los responsables municipales para comunicar sus correspondientes quejas.

Por su parte, la asociación de vecinos de O Cruceiro-Oza-Urbanización Soto también dice estar en desacuerdo con los cambios en el servicio de buses públicos, denotando un empeoramiento en el Castrillón.

Por eso, reclaman que se vuelva a la situación anterior o, en su defecto, se presenten distintas mejoras para satisfacer, así, las necesidades de los vecinos y el transporte público en la ciudad.

La entidad recrimina que, si bien el Ayuntamiento anunció que habría un período de 15 días de pruebas, “llevamos más de un mes con dichos cambios y estos resultan insatisfactorios para los usuarios del barrio”, argumentando que lo que el gobierno local define como mejoras, no tiene nada que ver con la realidad.

Fuente: El Ideal Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí tienes tu espacio para comentarios busurbanos...: