8 de febrero de 2011

300 personas han probado el Tempus híbrido de Castrosua desde el martes.

La Voz da cuenta de los resultados de acogida del Tempus Híbrido de Castrosua, en la primera semana de funcionamiento gratuito, a modo de pruebas:

«¡Tiene asientos como todos!», comentó un hombre al asomarse al autobús híbrido Tempus. El vehículo, que se encuentra en período de pruebas para valorar su posible incorporación a la flota de transporte, ha despertado la curiosidad entre los coruñeses.
Desde el pasado martes más de trescientas personas han probado el autocar y han sido muchas las que se han acercado al conductor para preguntar sobre su funcionamiento, consumo, comodidad o capacidad. La mayoría de usuarios coinciden en señalar que «es más estrecho que los tradicionales».

El autobús puede funcionar como híbrido, combinando la parte eléctrica con el motor diésel, o en modo eléctrico, únicamente a través de baterías. Hasta la fecha, esta segunda opción, que dispone de una autonomía estimada de unos treinta kilómetros, no se ha puesto en práctica. Después de unos minutos de recorrido, la alternancia en los modos de funcionamiento es fácilmente perceptible. En eléctrico apenas se percibe una especie de zumbido, mientras que cuando circula en modo híbrido la sensación de ruido es parecida, aunque algo menor, a los autobuses de serie.

José Manuel Pereira, su conductor, lleva más de 14 años manejando autobuses urbanos. En la actualidad se ocupa de la línea 14, que cuenta con autobuses articulados, por lo que «apenas noto diferencia en el manejo».

De manera automática el vehículo dispone de su modo eléctrico al arrancar, en zonas llanas o al bajar una pendiente, «pero si lo quieres apretar un poquito ya tira del diésel» En Adormideras, el destino del recorrido gratuito, el conductor aprecia las limitaciones que, aún circulando con el motor diésel, tiene el vehículo, por ejemplo al subir una cuesta.

Entre las ventajas de este nuevo modelo, Pereira, destaca su comodidad y luminosidad, sobre todo en la zona de los pasajeros. A su juicio, no cree que la implantación del autobús sea recomendable para «hoy mismo, aunque sí para «un futuro». «Para lo que nosotros hacemos habitualmente no sé, lo quería ver yo dando guerra 16 horas al día». De hecho, la semana pasada sufrió dos averías. El Ayuntamiento indicó que en ambos casos se trataba de un fallo del ordenador, pero al parecer una de las veces el autocar se bloqueó y la otra sufrió un sobrecalentamiento en las baterías.

Por parte de los viajeros, el autocar solo ha recibido halagos. «Ojalá tuviéramos todo el parqué automovilístico así. Lo de los coches es una locura, y nos tenemos que ir preparando para esto», apuntó Carlos Fernández. Para este empleado de banca, «es muy silencioso cuando va despacio, pero al coger movimiento el ruido es superior al habitual». Manuel Vázquez, Héctor Lago y Iago Dacosta quedaron ayer por la mañana para dar una vuelta en autobús. «Si lo van a poner, tendrá que ser una ruta corta porque se nota que es más pequeño que los demás», señaló uno de ellos al poco de subir al autobús.

Fuente: La Voz de Galicia
Imágenes: blog busurbano y La opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: