2 de junio de 2017

Tranvías, ante una prorroga de contrato negociada o el panorama de una nueva licitación en 2018.

Ayer era noticia que la concesión del servicio de transporte urbano a Tranvías queda anulada, con lo cual la situación actual es que el servicio se está prestando dentro de los dos años de prórroga concedidos hasta 2018, y entonces... se verá qué ocurre. De momento, a fecha de hoy ya se ha hecho oficial. Resumimos el contexto con la ayuda de los artículos reseñados de la prensa local.

El alcalde, Xulio Ferreiro, dejó ayer abierta la puerta a que la Compañía de Tranvías pueda continuar encargándose del servicio de autobús urbano a pesar de que hoy se desestima en la junta de gobierno local el recurso interpuesto por la empresa contra la extinción del contrato.

El regidor explicó que el Gobierno municipal tendrá que decidir qué camino quiere seguir después de que la Comisión Europea ratificase que el contrato ya superó los treinta años de concesión y que los dos de prórroga que están permitidos como máximo se cumplirán en 2018.
“Existe a posibilidade de elevar de novo á Comisión Europea unha proposta de modificación das condicións económicas da concesión actual favorables ao concello, algo que abriría a posibilidade de continuación do servizo máis alá do 2018”

Esta opción garantizaría la seguridad jurídica del Ayuntamiento en caso de que hubiese una reclamación patrimonial por parte de la concesionaria. La validación o denegación de esta posibilidad corresponde a la Comisión Europea.

Además, el alcalde reconoció que mantienen contactos con la adjudicataria de cara a estudiar la posibilidad de continuar con la concesión más allá de 2018.
“Estamos falando coa Compañía de Tranvías, coa que dende o principio houbo un diálogo fluído, de cara a adaptar as condicións da prestación de servizo ao novo regulamento, e se logramos ese acordo, que confío en que o logremos, a partir de aí, pedir autorización á UE para poder continuar”

Aunque se alcance este acuerdo con Tranvías o haya una nueva licitación, Ferreiro aseguró que el marco de funcionamiento de esta concesión deberá adaptarse al reglamento comunitario actual. Además, considera que es una oportunidad de coordinar las líneas urbanas con las interurbanas para que funcionen en red.

Discrepancias.

Mientras, la Compañía de Tranvías aseguró que “no comparte las interpretaciones que ha realizado el Ayuntamiento” sobre la resolución de la Comisión Europea y explica que sus servicios jurídicos están estudiando el caso.

Además, la empresa afirma que el asunto “debe tratarse con toda prudencia, al estar sujeto a interpretaciones sobre directrices de la Comisión Europea que pueden no ser concluyentes”.

El BNG, en pro de la municipalización.

Por su parte, la portavoz del BNG, Avia Veira, interpreta como "histórica" la oportunidad que se le presenta ahora el Gobierno local para decidir el futuro de la gestión del transporte público urbano. Los nacionalistas defienden que el servicio esté en manos municipales, por lo que instan al Ayuntamiento a "realizar estudios e informes necesarios" para promover esta modalidad de gestión.
"No sería necesaria una nueva licitación del servicio si el Gobierno de Marea entiende como prioritaria la gestión pública municipal, por lo que es oportuno que se hagan informes sobre cómo iniciar este proceso"

Cuando el Concello dio por extinguida la concesión en noviembre del año pasado y otorgó una prórroga de dos años a Tranvías, el Bloque promovió mediante una moción para dar los primeros pasos para cambiar el modelo de gestión, aunque la iniciativa fue rechazada en el pleno de diciembre por el Gobierno local; los grupos del PP y el PSOE se habían abstenido. Los nacionalistas insisten en la gestión público como modelo adecuado.

Fuente: 
El Ideal Gallego, 02/02/2017, David García
La Opinión de A Coruña, 02/06/2017

Más fuentes:
La Voz de Galicia, 02/06/2017  
La Opinión de A Coruña, 02/06/2017  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: