29 de junio de 2017

El drama cotidiano de la ocupación indebida de las paradas y la accesibilidad de los usuarios del bus urbano.

Nos encanta. Nos sentimos acompañados. Leíamos ayer el artículo que La Voz le dedicaba a las paradas del bus urbano de Coruña. Esas paradas que a menudo se ven ocupadas, invadidas, obstaculizadas, colapsadas, conquistadas, abordadas, obstruidas, arrebatadas... por vehículos que NO deberían estar ahí. Eduardo Eiroa es uno de nuestros "alter ego" busurbanos, en este caso, de la prensa local. Démosle cancha, como hacemos con todos los artículos que nos merecen interés. 

Nos da igual que Google nos penalice por "fusilar" contenidos, pero es actualidad, son noticias y en el Blog Busurbano es lo que pretendemos: reunir a modo de diario a largo plazo todo lo que rodea al transporte público urbano de Coruña. Por ello, dicho sea de paso, esperamos que ninguno de los redactores locales se vea molesto con la labor del blog; procuramos ser respetuosos con el trabajo ajeno, citando fuentes y enlazando directamente, como sabéis. Y si algo se nos pasa por despiste o lo hacemos incorrectamente, rogamos -y agradecemos- nos deis el toque.

Vamos al lío!


Bajar del bus urbano en bastantes paradas resulta una misión complicada para muchas madres y padres con carritos de bebés, e imposible, con frecuencia, para personas en sillas de ruedas. Para el resto muchas veces tampoco es tarea fácil alcanzar la acera entre un mar de coches.

Quieres ver lo qué ocurrió antes de que el bus pudiese arrimarse así...?

Una buena parte de las paradas del bus urbano quedan cada día inutilizadas porque son empleadas como lugar de aparcamiento
por conductores, un asunto que genera numerosas quejas entre los usuarios del transporte. El famoso estacionamiento de un momentito impide a los buses acercarse a la acera lo que imposibilita, por ejemplo, que puedan desplegar la rampa para personas con movilidad reducida.


El director de Tranvías, Ignacio Prada, reconoce la existencia recurrente de ese problema. «Hace falta más civismo», cuenta sobre un asunto que marca a diario las rutas de sus conductores.


Prueba empírica:
  • "Eslalon con silla de bebé para alcanzar la acera"
Quien se suba a un bus comprobará que la ocupación de las paradas es un problema real. Basta darse una vuelta en cualquier línea para percibir el problema que para personas mayores y madres y padres con carritos de bebés supone el momentito del recado.

¿Tiene sentido que haya que subir desde el asfalto...? De alguna manera, Tranvías se cura en salud: actualmente los carros han de subir por delante.

En el trayecto de 15 minutos de la línea 17 entre Puerta Real y el final de la avenida del Ejército median 11 paradas. Quitando las dos que están en la zona peatonal de la Marina, quedan nueve. Ayer martes, a la una de la tarde, el bus tuvo dificultad para poder detenerse con normalidad en seis de esas nueve, y eso que en muchas de ellas, situadas en carriles de circulación, parar el coche es jugarse el tipo. Sumaban 15 los coches y furgonetas repartidos en ese tramo, o bien ocupándolas o bien bloqueando la maniobra de entrada o salida del bus. Había obstáculos en la plaza de Mina, Linares Rivas y hasta en el Obelisco. Y ahí, todavía. El drama se ve a todas hora en aquellas paradas situadas en calles donde hay aparcamiento.

Postal de tiempo ha, que todavía hoy se reproduce en cientos de paradas

En la avenida del Ejército, por ejemplo, es habitual no ya ver coches llenando todas las paradas, sino incluso en doble fila impidiendo el tráfico cuando se detienen los buses.

Par416 > Avda. del Ejército 44 (Radio Voz) a Junio 2017

Una estampa de un martes cualquiera a la altura del 68 (la parada 524, la siguiente a la de esta imagen con sugerencia...) es ya todo un clásico: una madre cargando con el coche del bebé para dejarlo en el asfalto y sortear coches hasta la acera.
Total, solo es un momentito...

  • Hemeroteca de carácter busurbano
Hay cien ejemplos a lo largo de estos más de doce años de blog busurbano. Y en nuestro twitter (@BlogBusurbano), merced a su inmediatez y versatilidad, quizá tengáis acceso a quinientos (por decir algo). Tanto sea en dificultades ocasionales como en mala planificación de las paradas. En el caso de esta del Centro Comercial Cuatro Caminos, nosotros jugaríamos a variar la ubicación de la parada y la cabecera de los taxis (situándola antes, para habilitar el uso de la línea 21); pero...

En muchas se ha obrado para disponer una acera ampliada o una plataforma.
En otras, como la de la imagen de debajo de estas líneas, se planta un poste en una zona de aparcamiento permitido. Y métase un carrito de bebé por ahí... o una silla de ruedas!

Aparcan porque nadie ha prohibido aparcar ni existen las líneas amarillas en zig-zag... Más que parada de bus, lo que hay "plantado" es un mísero poste. De este modo, nos parece más grave la inacción de los ayuntamientos que la actitud de quien deja el coche en ese espacio no señalizado... Sin duda se tercia la construcción de un tramo añadido de acera accesible hasta el carril. Y fuera cuatro coches.

También en La Voz, el redactor Javier Becerra hacía -meses atrás- una mención en circunstancias similares a las comentadas.



Con el apoyo de algunas imágenes de otros testimonios gráficos y periodísticos, el panorama se plantea desoladoramente doloroso de contemplar... Leed ese post sin demora.

  • Cuando "hay sitio" pero... no sive de nada.
Os sonará una situación tal que estáis hablando con alguno que todavía "no entiende", sobre las paradas accesibles, y al ver una como la del siguiente tuit van y os dicen: 
- ¡Pero si ahí tiene sitio de sobra el bus!
Entonces es cuando -con toda la delicadeza del mundo- has de explicarle que ese espacio aparentemente amplio puede no ser suficiente para que un articulado maniobre y se aproxime convenientemente al la acera (incluso al rígido podría serle complicado). Por su envergadura, por su maniobrabilidad y porque a mayores, existe una farola y un poste de parada cerca del bordillo, que de algún modo puede obstaculizar su óptimo acercamiento (hay que ser "linces", por otra parte, para no caer en el estorbo que suponen estos elementos y no atajar el problema...).


  • Otra problemática: la de los buses escolares
    (le dedicaremos un artículo un día de estos...)
Llega el verano y el problema se diluye. Pero existir, existe. Sabéis que algunas paradas de bus urbano son utilizadas como punto de recogida y reparto de escolares. En ocasiones hay lío cuando coinciden el bus urbano y alguno de los buses de colegios. Y en ocasiones, más de dos vehículos, o incluso tres. 

Esta situación se agrava cuando le sumamos el hecho comentado más arriba y plasmado en la foto de más abajo: aparcamiento permitido en la parada. Ello implica que los críos han de acceder al bus pasando entre los coches aparcados (y con poco espacio entre ellos) y subiendo a su autobús desde el asfalto. Esta incoherencia implica, entre otras cosas..:

>>> más peligro, 
>>> más altura del escalón del bus, 
>>> más incomodidad
>>> y si llueve, imaginad quién se moja los pies con los riachuelos a los pies del bus...

Soluciones / sugerencias:
  1. Identificar y señalizar las paradas en donde paran buses escolares
  2. Identificar los obstáculos e impedimentos para una subida y bajada seguras por parte de los menores
  3. Ello implica actuar y suprimir el aparcamiento (y considerar la ubicación de contenedores de basura en algunos casos), a cambio de plataformas o ampliación de aceras para que los escolares suban DESDE LA ACERA.
  4. Preservar el espacio de parada para que los coches particulares no estorben la adecuada aproximación a la acera de la parada, ya que de no ser así, toda actuación es inútil y estropea toda mejora. 
En su día nos "encargaron" un trucaje de imagen para una parada en Novo Mesoiro, en la que además de la línea 21, paran hasta dos buses escolares simultáneamente, y esto es lo que aportamos.
La diferencia entre la realidad y la propuesta es radical...
Es verano. ¿No será la época ideal para echarle un ojo a este apartado...?

  • El caso "Calle San Juan", un "misterio"...
A lo largo del tiempo y las legislaturas, algo que no se ha corregido, ni nadie se ha molestado en corregir, es el misterioso caso de la Calle San Juan. Nadie se atreve o no quiere -o no conviene- alterar las anomalías que, sin pausa, se suceden gobierno local tras gobierno local. La doble fila reina y las dificultades de paso del bus urbano son completamente secundarias; y "nadie" acude a regular ni multar. Las "denuncias" del colectivo de conductores -o parte del colectivo de conductores- quedaron acalladas por el desinterés por solucionar este problema. Si alguien quiere aclarar públicamente la situación, para que todos nos enteremos de qué ocurre y poder sugerir alternativas, ahí queda el ofrecimiento. En su día, el Carril-Bus estableció una pauta que favorecía al paso del bus por esta vía, consiguiendo otro tramo que agilizaba en gran medida los viajes y servía para gestionar de manera efectiva los horarios y frecuencias. Pero el Carril-Bus "desapareció" bajo el mandato del Partido Popular, como recordaréis...

Ni Prioritaria..., ni Vigilada.  Bueno, había un señor oteando, pero...
  • Multas
El año pasado el Ayuntamiento cursó, a través de la Policía Local, 1.209 sanciones a otros tantos vehículos aparcados en paradas de bus. Son 3,3 multas diarias, nada que ver con la cifra real de quienes ocupan esos espacios. La cifra creció algo con respecto al 2015 (961), pero bajó en comparación con el 2014 (1.400). Durante el año pasado descendieron mucho las sanciones por aparcar en doble fila (840 por 3.243 en el 2014) y las impuestas por estacionar en carriles de circulación, que se quedaron en 3.180 frente a las 4.144 el ejercicio anterior.
  • El sector del transporte lamenta la ocupación sistemática de las zonas de carga 
La ocupación de las paradas de buses no es el único problema de tráfico en una ciudad donde abundan los carriles de circulación inutilizados por la doble fila (avenida del Ejército, ronda de Outeiro, Padre Feijoo). Las zonas de carga y descarga también son espacios generalmente inhabilitados por los turismos, según denuncian desde el gremio de transportistas.

En A Coruña existen 137 lugares marcados repartidos por toda la ciudad para carga y descarga, la mayoría de ellos (77) con medidas de entre 10 y 20 metros. Desde el colectivo destacan que...
«La mayoría están ocupadas por particulares o furgonetas de obras, que no dejan sitio para los que nos dedicamos al reparto»

En esos puntos solo está permitido parar un máximo de media hora, pero tampoco eso se respeta.
«Necesitaríamos más apoyo de la Policía Local, que anduviera más encima de las zonas de carga y descarga, que a nosotros los que somos empresas de transporte nos dieran más margen cuando estamos en doble fila, porque no nos queda más alternativa»

El año pasado se pusieron 2.596 multas por ocupar esos espacios sin permiso para ello, siete diarias. Los transportistas, además, reclaman que en la Marina se pueda entrar una hora más, hasta las doce, porque la mayor parte de los negocios abren a las diez o diez y media y en una hora o menos no pueden atender a todos los clientes de esa avenida y de las calles peatonales del entorno. Además, piden más zonas de parada en otros puntos como plaza de Lugo, Adelaida Muro y Matogrande.

Fuentes: 
La Voz de Galicia, 28/06/2017, Eduardo Eiroa 
La Voz de Galicia 2, 28/06/2017, E.E.
Blog Busurbano
Hemeroteca:

15-03-2016 > La Compañía de Tranvías anuncia que toda la flota de buses dispone de rampas
03-09-2011 > ¿La "cura" para la "doblefilia" (mala para el bus) será... la cebolla (buena para la circulación...)?
20-12-2016 > De ciudad de tercera... Más concienciación y un poquito más de transporte público, de paso...
25-06-2016 > El Bus Urbano, el Animal en su hábitat. Por naturaleza! ¿O alguien lo pone en duda?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: