1 de marzo de 2010

En dos años, la flota de buses urbanos coruñeses estará adaptada para minusválidos (en 2012...).

Todos los buses de la flota de la Cía. de Tranvías, que suma 93 vehículos, estarán adaptados en dos años para uso de viajeros con minusvalía, según los cálculos de la concejala de Transportes, Eudoxia Neira. “Todavía quedan en cocheras veinte autobuses del modelo antiguo -reconoció la edil- pero se están sustituyendo lo más deprisa posible”.

El ritmo es de diez vehículos al año y la última remesa entró en funcionamiento en diciembre de 2009: una decena de autobuses Euro 5, con una serie de mejoras como el arrodillamiento lateral, rampas de subida/bajada y lugares perfectamente delimitados para embarazadas y personas con movilidad reducida o en silla de ruedas, con cinturones de seguridad disponibles en estos casos.

Yoya Neira apuntaba que “hay que tener en cuenta que la responsable de modernizar los buses es la Compañía de Tranvías, no el Ayuntamiento, y siempre le hemos instado a ello”, recordó Neira.


La concejala también insistió en el compromiso del Ayuntamiento en hacer accesible el transporte público a los viajeros con movilidad restringida. “Para mí, es una cuestión casi personal”, aseguró.

Que los vehículos estén adaptados no significa que dispongan de rampa, aunque una gran parte de ellos la tienen, cerca de 40.

Notas del blog busurbano: Según datos de la Compañía de Tranvías, los buses equipados con rampa de minusválidos son un total de 44. Concretamente los numerados del 342 (incluído) en adelante.

Atención: Hay dos excepciones en esta lista, el 346 y el 347, ambos articulados MAN y que carecen de rampa de acceso -de momento-.

“Es verdad que las asociaciones de minusválidos prefieren la rampa, pero éstas también presentan problemas”, asegura Neira. El resto de los vehículos, unos treinta, disponen de una plataforma basculante, que se inclina hacia la parada para que el usuario en silla de ruedas pueda subir fácilmente.

Los antiguos buses se caracterizan por tener una puerta de entrada más estrecha y varios escalones, de ahí que sean inadecuados para minusválidos. Otras barreras que presentaban, como los tornos, que fueron retirados en su día de todos los vehículos. Al final, su destino será ser exportados al extranjero, como los viejos modelos que les han precedido y que han acabado en países como Cuba, donde aún rinden el mismo servicio que en su día cumplieron en las calles coruñesas.


Podéis ver en las páginas del blog busurbano que intentamos la recopilación de destinos de "Lost Red", así como traer del pasado a otros integrantes de la flota busurbana. Entre los emigrantes, algunos están efectivamente por Cuba. otros por Marruecos o alrededores y otros con algo más de frío, en tierra rusas...

A pesar de los esfuerzos de la Concejalía de Transportes en pro de la accesibilidad, los resultados han sido irregulares. No se trata de que los vehículos fallen, sino que lo hacen las paradas de autobuses, de ahí que Neira anunciara a principios de febrero un cambio de rumbo en ese sentido.

“El sistema actual, de bahías, presentaba dos problemas: el primero, que la gente aparcaba en el entrante que forma en la acera; y el segundo, que cuando se cambiaba de vehículo por uno más grande (un bus articulado), éste también tenía dificultades para entrar a recoger pasajeros"

(Traeremos a colación en breve una de las paradas en la que se da este caso, y alguna otra particularidad...)

En vez de entrantes, habrá plataformas salientes de fácil acceso donde podrán apoyar tanto las rampas de minusválidos como las plataformas basculantes de los autobuses. La primera línea en ser transformada será la 4, dado que atraviesa la ciudad y es de las que más viajeros transporta. Además, es una de las rutas que cuenta con carril bus.

El proyecto corre a cargo del nuevo Fondo Estatal de Inversión Local con el que se podrán modificar 20 de las 41 paradas con las que cuenta el trayecto. El presupuesto es de 420.000 euros y cada una de las paradas reformadas se llevará 20.000€ mientras que el resto sufrirán pequeñas modificaciones.

Fuente: El Ideal Gallego
Imágenes: Blog busurbano

1 comentario:

  1. TMB (ó lo que es lo mismo, los urbanos de mi querida Barcelona jejeje) ha tardado exactamente 15 años en cambiar toda la flota de estándar a piso bajo con rampa. Una ley que se creó en Cataluña y se aplicó desde el 1 de Enero de 2007 obliga a TODAS las empresas de líneas de autobús urbanas y suburbanas a llevar en sus líneas autobuses adaptados para PMR y con rampa. De ahí que todos los autobuses que eran de piso alto (ó estándar) acabasen vendidos a Cuba ó a otras empresas en España, hasta algunas preservadas. De hecho, desde el año pasado las unidades de piso bajo con rampa adquiridas en el periodo 1992-1997 han sido también víctimas de envíos a Cuba, donaciones a la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona), desguazadas para recambios y, incluso, algunas han sido recarrozadas para dar servicio al Bus Turístico.

    Si comento esto es porque para llevar a cabo un proceso de adaptación a PMR con rampa conlleva bastante tiempo. Si a esto añadimos que en Septiembre los primeros busitos con rampa incorporada (350 a 355) cumplen 6 años de servicio... las cuentas salen "tremendas" (vaya, una paranoia mía lo de tremendas jeje).
    Por lo tanto, hay que tomárselo con muuuuucha paciencia. De todos modos vamos por el buen camino, y quizás con algo de suerte se pueda luchar por el ansiado Aire Acondicionado.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: