18 de marzo de 2010

De los Tejados Verdes... (sí; sigues en el blog busurbano)... y la tecnología busurbana.

Hemos hablado muy a menudo de las innovaciones que se están aplicando en los autobuses de nueva generación y que hacen posible que sean menos contaminantes. Los combustibles son cada vez más limpios y permiten buses casi ecológicos. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer y en algunos lugares se ponen en marcha proyectos innovadores y lógicos.

En San Francisco, por ejemplo, un conjunto de arquitectos y estudiantes está aplicando los tejados verdes en las paradas de autobuses y...
- Perdón..., ¿qué son los... "tejados verdes"?
- Sencillo: un tejado en el que se planta.

Estos tejados filtran la contaminación del aire y el dióxido de carbono en las ciudades donde más se necesita, absorben y filtran las lluvias, evitan que se saturen las redes de alcantarillado y proporcionan nuevos lugares protegidos a plantas y flores locales.

Las azoteas verdes cuentan con membranas impermeables que facilitan el drenaje, soportan la vegetación y resisten la invasión de las raíces.

Lección de Historia:

Las cubiertas verdes datan aproximadamente del año 600 a.C. Fueron construidas en la antigua Mesopotamia en templos de piedra llamados Zigurats. En la antigüedad, su finalidad era más bien estética.

Con lo cual, no es de extrañar que hasta se impartan cursos de esta especialidad. Si es que al final, está todo inventado!

Actualmente, en algunos lugares en EEUU ofrecen incentivos y reducen impuestos para que los constructores se unan a la moda, mientras que en Alemania o Suiza han emitido decretos para instalarlos en determinados tejados.

Si imaginamos la superficie del techo de una gran fábrica durante el verano, su temperatura podría alcanzar los 65ºC mientras que la combinación de tierra y vegetación aisla y mantiene unos niveles homogéneos -como hace el mar en las zonas costeras-; lo que a su vez permite reducir hasta en un 20% los costes de calefacción y aire acondicionado. Ahí es nada en los tiempos que corren...
El precio puede ser dos o tres veces superior al de un techo convencional -toda inversión requiere un coste-, pero el beneficio a largo plazo lo compensa con creces debido al ahorro de energía, al menor mantenimiento que necesita y a que prolonga su vida útil.

Pero volvamos a las marquesinas: The Green Roof Bus Shelter Group son arquitectos y estudiantes que ha puesto en marcha un proyecto piloto para instalar mini techos en todas las marquesinas de los autobuses municipales. Enfrente de la Biblioteca Central de San Francisco hay una muestra de ello...


...pero tampoco sería muy difícil imaginar la aplicación en las paradas de la ciudad:

Ya sabíamos nosotros que alguno iba a soltar lo
de plantar patatas. Es que sois de un previsible...

Desde el blog busurbano animamos a que se tome en cuenta el ejemplo ecológico de otros lugares, que se esfuerzan en pro de la conciencia ecológica, en este caso, aplicada en marquesinas y edificios de nueva construcción.

Y si no, ved lo en serio que se lo toman también en Japón. Los contratos -entre lo publicitario y lo ecológico- para dotar a las más importantes ciudades del país nipón no son moco de pavo:

Con dieciséis de las veinte primeras ciudades japonesas y 30 ciudades entre las 50 principales, lo que representa una audiencia potencial de 28,5 millones de habitantes, MCDecaux[*] dispondrá, de aquí a 5 años, de 3.500 marquesinas y 7.000 caras publicitarias. Prosiguiendo con su implantación en el paisaje urbano nipón, la empresa ha obtenido una acogida muy positiva entre los ciudadanos y los anunciantes desde su lanzamiento en 2004 de Cityscape, su red local de marquesinas.


[*]MCDecaux: Primera empresa internacional de comunicación implantada en Japón desde 1999, tiene la particularidad de ofrecer marquesinas con gran valor añadido, concebidas especialmente por el diseñador japonés GK Sekkei.

En la actualidad se están probando unas marquesinas cuyo tejado está recubierto en su totalidad por un césped llamado «Moss Grass». Gracias a unas losas ligeras de hierba sintética que contienen semillas seleccionadas para que no necesiten ser regadas, el tejado de las marquesinas permanece siempre verde. Además de contribuir a la protección del medioambiente con la reducción del CO2 en la ciudad, esta innovación responde a las expectativas estéticas de los habitantes preocupados por la presencia de la naturaleza dentro de su entorno diario.


Y hablando de los diseñadores del equipo de GK Sekkei, tamién abarcan la vertiente tecnológica en las propias marquesinas, no hay más que fijarse en estos ejemplos:


Teléfono y Wi-Fi además de exhibiciones dinámicas sobre el horario de los autobuses, publicidad, actualizaciones del tiempo, etc. Un cubo de basura, sumamente moderno, completa el grupo de facilidades que estarían a disposición de los usuarios.


Esto en breve, en Coruña, amigos! O eso nos gustaría. Prometemos realizar un post en torno a las funcionalidades de las marquesinas del siglo XXI.

De momento ya hemos publicado... ¿una vista del futuro?

[Ver más información interesante sobra marquesinas ecológicas]

Fuentes e imágenes: sfpt.org, National Geographic.com, jcdecaux.es, digitalcron.com, sobrehistoria.com, blog busurbano
-

3 comentarios:

  1. Apoyo la medida siempre y cuando se plante césped como el del Estadio de Riazor. No me gusta tener abejorros, abejas, moscas y otro tipo de insectos encima de mi cabecita en plena ciudad... soy demasiado asustadizo con estos bichitos...

    ResponderEliminar
  2. Y como cortan el césped?

    ResponderEliminar
  3. Van a contratar a Roldán para ello, que ahora tendrá tiempo. Eso nos han dicho..
    -|:)

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: