6 de mayo de 2009

Los cambios en las líneas, pospuestos hasta mediados de mayo.

Mañana se cumple el plazo de quince días fijado por la Concejalía de Transportes para la puesta en marcha de los últimos cambios aprobados sobre las líneas de bus, sin embargo la entrada en vigor de estas modificaciones se pospone al menos “hasta mediados de mes”, según manifestaron ayer fuentes municipales.

Al parecer, son “motivos técnicos” los que han provocado este retraso, pues la Compañía de Tranvías, concesionaria del servicio de autobuses urbanos, necesita adaptarse al nuevo sistema. Entre otros cambios, el proyecto elaborado por el departamento que dirige Eudoxia Neira supondrá la contratación de aproximadamente seis personas, ya que se incrementa en un par de vehículos la flota.

En todo caso, el Ayuntamiento desmiente que la demora esté motivada por la oposición de la asociación de vecinos “IAR” de O Castrillón a la nueva reorganización y, en menor medida, también de Los Rosales. Con la primera, la concejala ya mantuvo un encuentro la semana pasada, a la que también acudió el alcalde, Javier Losada, para tratar de acercar posturas. No obstante, el representante vecinal, Domingo Verdini, calificó la reunión de poco satisfactoria.

Este viernes, representantes de la concejalía y de la propia entidad se encontrarán de nuevo, para intentar alcanzar un acuerdo y matizar el compromiso del Ayuntamiento sobre mantener algunos transbordos gratuitos. De no lograr un consenso, el gobierno local asegura que continuará adelante con las modificaciones.

El resto de asociaciones de vecinos habían mostrado su temor a que las quejas de O Castrillón ralentizaran las variaciones que, como recordaron, resultaron respaldadas por una veintena de entidades, frente a dos que se negaron a firmar el documento de modificación, aunque la presidenta de la federación, Luisa Varela, aseguró ayer contar con el compromiso de Neira de que “la implantación de las mejoras no se va a retrasar por culpa de las discrepancias con “IAR’”.

La representante vecinal resta importancia a la última demora, pues, según indica, “tenemos el compromiso de que el cambio va a ir para adelante, así que si no es esta semana, será la que viene”.

Con todo, las modificaciones que entrarán en vigor previsiblemente a finales de la próxima semana podrían verse alteradas si, al final, Transportes decide contemplar alguna de las reivindicaciones expresada por la asociación de O Castrillón.

La entidad ha decidido convocar una nueva asamblea informativa en su sede, para mañana a las ocho y media de la tarde, en donde se informará a los asistentes de estas peticiones, que pasarían por mantener los 15 minutos de la frecuencia actual de la línea 1 y su paso por la zona del sanatorio de Oza, la playa y las escuelas universitarias, así como la continuidad de la frecuencia de 12 minutos de la línea 14, a través del mantenimiento de los siete autobuses que prestan en la actualidad este servicio.

Los usuarios también reclaman que no se modifique la conexión directa existente con el centro de salud de Matogrande y que se mejore la frecuencia de la 15, creada en sustitución de la 12-A. Así, exigen que se perfeccione el enlace del barrio con la ronda de Nelle y la estación de autobuses.

Fuente: El Ideal Gallego


[Nota del blog busurbano: Insistimos...: ¿Estamos algo desfasados?, ¿o quizá se nos ha pasado algún detalle? Tenemos entendido que la línea 15 tiene los días contados. La frecuencia se va a reducir, sí, pero a cero minutos, ya que es sabido que desaparece.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: