9 de enero de 2012

Coruña Hoy: "Nuevo modelo, nueva movilidad"... y El Ideal: "Claves de la Vía Prioritaria Vigilada".

Se acabó el carril restringido al transporte público. Ahora hay vías prioritarias vigiladas. Pero no es un simple cambio de nombre. El carril derecho, desde Federico Tapia hasta San Juan, pasa a ser de uso de todos, pero los buses urbanos tendrán preferencia gracias a las nuevas tecnologías, que permiten que al paso del autobús se abran los semáforos. la clave está en la prioridad, pero también en la solidaridad de todos: el transporte público, primero.


La geografía peninsular de la ciudad de A Coruña, junto con el gran volumen de vehículos que cada día circulan por ella, no dejan lugar a muchas opciones a la hora de evitar los atascos. Son casi una imagen fija. El anterior Gobierno municipal intentó potenciar el uso del transporte público implantando un carril bus, de uso casi exclusivo para autobuses urbano y taxis. El objetivo era disuadir a los coruñeses de que sacasen su coche del garaje. El número de usuario de las líneas que transcurrían por el tramo donde se implantó este modelo aumentó, pero también las quejas. La eliminación de plazas de aparcamiento y el hecho de que los comerciantes, con el carril bus en sus puertas, perdiesen clientela no gustó en este colectivo.

El nuevo Gobierno local asegura que tanto esta medida de movilidad como muchas otras heredadas tienen demasiados fallos, por lo que está (estaba) preparando su propio proyecto. A falta de un diagnóstico de expertos y de unas soluciones, ya ha buscado una alternativa al carril bus: la Vía Prioritaria Vigilada. El nuevo modelo busca lo mismo que el anterior: más fluidez en el tráfico para evitar que los atascos sigan siendo una imagen fija. Pero su apuesta es distinta. Elimina las aletas de tiburón que delimitaban el carril bus y convierte este espacio, hasta el momento reservado en exclusiva para el transporte público, en una zona de acceso libre, pero en la que los buses urbanos tendrán prioridad.


[Aquí es donde enlazamos con el artículo de El Ideal Gallego, en donde da un repasito a las claves de esta nueva calzada prioritaria...]

Aunque su nombre puede resultar difícil de recordar, sus características son simples. Ya lo dijo Julio Flores (teniente de alcalde de Movilidad) en su día: “Con la vía prioritaria vigilada no estamos inventando la pólvora”.

La implantación del nuevo modelo en el antiguo trazado del carril bus (entre las calles de Federico Tapia y San Juan) se convirtió en uno de los temas más comentados entre los vecinos de El Ensanche y la zona centro, entre los que existen dudas sobre las reglas a seguir a la hora de circular por la vía. Para evitar confusión, el Ayuntamiento acaba de poner en marcha una campaña informativa en la que, a través de un plano y un vídeo en los buses, se relatan las particularidades del nuevo modelo.

El primer aspecto que destaca el gobierno local es que se trata de una trazado en el que el transporte público tiene prioridad, lo que no necesariamente tiene que ir acompañado de un carril de uso exclusivo para los buses.

En El Ensanche aseguran que algunos conductores evitan el uso de aquel que se encuentra en el margen derecho de la calzada, al considerar que este es solo para el transporte público.

Pero, frente a esta creencia, el modelo del gobierno local está pensado para que todos los coches circulen libremente por ambos carriles. Tal y como explican en los folletos informativos, la prioridad de los autobuses se consigue con el uso de “semáforos inteligentes”, es decir, aquellos que se ponen en verde cuando los vehículos llevan retraso con respecto a sus frecuencias (=ONDA VERDE, las cosas por su nombre...). Solo se mantiene el carril bus, aunque sin aletas de tiburón, en la Plaza de Pontevedra.

Los mecanismos de vigilancia es otro de los tres pilares en los que se basa el modelo, junto con el mantenimiento de los tiempos en los buses y el incremento de las plazas de aparcamiento en superficie.

DOBLE FILA | No se trata de sancionar por sancionar, sino de evitar a toda costa que la doble fila –presente por toda la ciudad– obstaculice el paso de los vehículos a lo largo trazado. Para ello, el Ayuntamiento acabará de instalar en breve las prometidas 18 cámaras de videodetección. Los dispositivos, que solo enfocan a la calzada, se activan cuando detectan que un vehículo está estacionando en doble fila o en una parada de autobús. Cada equipo se compone de dos cámaras, lo que permite que, mientras una de ellas graba la maniobra, la otra tome fotografías del vehículo infractor y envíe esas imágenes a la sala de Pantallas. Es en este punto donde un agente de la Policía Local decide si la maniobra debe ser sancionada o no. En caso de seguir adelante con la denuncia, la multa llegará al domicilio del infractor.

Se supone que estas cámaras liberará la labor del Multamóvil, que de cuando en vez se daba un paseíto en busca de infractores...


Tramo de Plaza de Galicia
ORA | Otro aspecto sobre el que incide la nueva vía prioritaria vigilada es el incremento de las plazas de aparcamiento, entre las que destaca una nueva modalidad denominada párking exprés, pensada para aparcar un máximo de 20 minutos. Salvado este aspecto del tiempo máximo de estacionamiento, el funcionamiento es idéntico al de la ORA. Estos estacionamientos "exprés" contarán, al finalizar la implantación completa del sistema (prevista para este mes), con sus propias señales verticales, además de la naranja que recorre todo el trazado en estos momentos, y que es el color característico de la nueva vía prioritaria.

El precio máximo que se tendrá que pagar por aparcar veinte minutos es de 40 céntimos. El Ayuntamiento pretende modificar la ordenanza de la ORA para garantizar la rotación en estas plazas, ya que el movimiento de los vehículos facilitará su operatividad.

Fuente:: Coruña Hoy,  El Ideal Gallego  
Imágenes: Coruña Hoy, el blog busurbano, La Opinión de A Coruña
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: