9 de febrero de 2009

El Ayuntamiento tendrá que explicar la reordenación de buses al pleno.

Las críticas de los vecinos obligados a hacer transbordos para completar itinerarios para los que antes disponían de una línea directa y la prolongación de los tiempos de espera en algunas paradas han motivado que la oposición exija al alcalde la convocatoria de un pleno extraordinario para debatir la reordenación de las rutas del transporte público. El PP, que recuerda que hay más de una decena de barrios que se oponen a la nueva organización de los buses, critica que el Concello no haya explicado las causas de la reforma.

El Ayuntamiento deberá explicar la reordenación de las líneas de autobuses urbanos en un pleno, después de que la oposición anunciara que hoy solicitará la celebración de una sesión extraordinaria para debatir las molestias que las modificaciones en los servicios del transporte público han ocasionado a los vecinos de más de una decena de barrios.

El portavoz del Partido Popular y líder de la oposición, Carlos Negreira, aseguró que la decisión de cambiar las líneas de autobuses ha sido uno de los mayores errores cometidos por el Gobierno local y critica la escasa información suministrada a los residentes afectados por la reordenación. "El Gobierno local ha llevado a cabo una reorganización de los buses que ha provocado el rechazo de la mayor parte de los vecinos de la ciudad. El grupo popular entiende que, ante la falta de respuesta, es necesario que el alcalde dé la cara y explique las razones que le han llevado a reordenar este sistema de transporte", denunció Negreira.


"Los usuarios se han quejado de que esta reordenación les obliga a esperar el doble de tiempo en las paradas, a realizar transbordos con esperas de entre 20 y 30 minutos o a tener que recurrir al taxi para acudir al hospital. Antes de la reforma no tenían que soportar estos inconvenientes", apuntó Negreira como consecuencias de la reordenación que han motivado las críticas de las asociaciones y la solicitud de un pleno extraordinario por parte de la oposición..

El gerente de la Compañía de Tranvías, José Prada, declaró ayer durante un debate radiofónico que el descontento vecinal es menor que antes y que las protestas de las asociaciones están motivadas únicamente por el "ambiente mediático" que, según comentó, ha rodeado a la reordenación de las líneas de autobuses desde el mismo día en el que comenzó a aplicarse.

Prada, sin embargo, admitió que el Gobierno local ha convocado a las asociaciones para debatir posibles cambios en las frecuencias y en los recorridos. "Hay voluntad de iniciar una nueva ronda", dijo el responsable de la Compañía de Tranvías durante un debate en el que participaron algunos de los representantes de los barrios más perjudicados por la reforma.

"El mayor error"

El Partido Popular considera que "El mayor error que ha cometido el alcalde ha sido el tomar una decisión sin consultar con los usuarios o con sus representantes, lo que ha provocado el total rechazo de los vecinos y de sus organizaciones", dijo Negreira, que mencionó la oposición a la reordenación en barrios como Mesoiro, Os Rosales, O Ventorrillo, O Castrillón, Cuatro Caminos, Feáns, Monelos, Os Mariñeiros y Barrio de las Flores.

La oposición exigirá al Gobierno municipal que, durante el pleno extraordinario, explique los datos recogidos en los estudios que supuestamente ha realizado el Concello antes de decidir la supresión de líneas y los cambios en los itinerarios de la ciudad, así como las conclusiones obtenidas por la Concejalía de Transporte y por la Compañía de Tranvías tras los primeros meses de aplicación de la reorganización del servicio.

El portavoz del Partido Popular sospechó que la marcha de José Nogueira de la Concejalía de Transporte para ocupar la de Personal -será sustituido por Eudoxia Neira- está motivada por el deseo del alcalde de evitar ofrecer explicaciones sobre una de las decisiones más polémicas y críticas adoptadas por el Gobierno local en el último año. "El PP considera que no es de recibo que los concejales se escuden en los cambios de áreas de gobierno para no dar explicaciones y que el alcalde continúe gobernando en silencio y haciendo oídos sordos a las reivindicaciones de los ciudadanos", declaró el portavoz popular para justificar la solicitud del pleno extraordinario.

Los vecinos de los barrios afectados por los cambios que ha motivado la reordenación de las líneas de autobuses exigen que el Ayuntamiento resuelva sus problemas antes de que la nueva concejal de Transporte, Eudoxia Neira, ocupe el cargo. La edil que sustituirá a José Nogueira comenzará a ejercer como responsable de la Concejalía de Transporte en el mes de marzo, pero los residentes dicen no estar dispuestos a pasar otro mes de transbordos y retrasos. "No queremos esperar hasta que se incorpore la nueva concejal. Hasta que ocupe el cargo tiene que haber alguien que retome las negociaciones con los vecinos", declaró la presidenta de la asociación de residentes de Monelos, Ascensión Martínez, que aseguró que vecinos que antes podían llegar al hospital en media hora tardan ahora el doble a causa de la supresión de la línea 12-A y de los consiguientes transbordos.

Esta eliminación del autobús 12-A ha sido la reforma más polémica aplicada tras la entrada en vigor de la reordenación del transporte público. A las críticas de los residentes de Monelos, se unen las de barrios como O Ventorrillo y O Castrillón, donde la mayoría de las protestas se centran también en las dificultades para llegar al hospital.

La presidenta de la asociación de vecinos de O Ventorrillo, Rosa Barreiro, mostró su disconformidad con la afirmación municipal de que la línea 12-A tenía pocos usuarios. "Toda la parte baja del barrio se ha quedado sin una línea directa al hospital. Dicen que no tenía mucha afluencia, pero lo cierto es que la utilizaban muchos vecinos".

Los vecinos de otros barrios, como Novo Mesoiro, denunciaron que el incremento del precio del billete -que ahora cuesta 1,06 euros- no ha motivado un incremento de las líneas y de las frecuencias. "Pagamos seis céntimos más y no vemos que redunde en la calidad del servicio. Queremos que el bus que va a la plaza de Pontevedra pase cada 20 minutos", reclamó el presidente vecinal de Novo Mesoiro, Óscar Mena.

Fuente: La Opinión de A Coruña

1 comentario:

  1. LA EXPLICACIÓN ESTÁ MUY CLARA. QUITO BUSES Y RECORRIDOS, AUMENTO EL BILLETE Y, UNAS GANANCIAS EXTRAS. ADEMÁS COMO LOS BUSES SON TAN INEFICIENTES TODO EL MUNDO TENDRÁ QUE COGER EL COCHE PARA HACER CUALQUIER RECADO. LOS MULTARÉ POR APARCAR EN DOBLE FILA Y SI PAGAN LA HORA O UN PARKING PÚBLICO:::::: ¡¡¡MÁS GANANCIAS!! EL NEGOCIO LES HA SALIDO REDONDO.

    ResponderEliminar

Aquí tienes tu espacio para comentarios busurbanos...: