22 de marzo de 2011

La línea 4 ya es la pionera en la accesibilidad dentro del proyecto de modernización del bus urbano coruñés.

Al Gran Proyecto del que hablábamos el año pasado ya le ha llegado su momento. Todos los medios locales -con enlace al final del post- comentan la novedad, si bien este artículo que plasmamos es del Ideal Gallego:


Los coruñeses tienen a su disposición desde ayer la primera línea de bus urbano “totalmente accesible de la ciudad”, tal y como la presentó la concejala de Movilidad, Yoya Neira. Se trata de la línea 4, que une los distritos de Monte Alto y Barrio de las Flores, y que, según la edil socialista, incorpora las diferentes aportaciones realizadas por las personas “que pertenecen a la comisión de accesibilidad municipal, que son los principales conocedores de su problemática particular”.

Todos los vehículos que la componen cuentan con una rampa de acceso. Incorporan, además, un sistema de megafonía interior, que anuncia la parada al llegar a la misma, y otro exterior, pensado, especialmente, para las personas invidentes, que avisa de la línea que está haciendo la parada en ese momento y en el lugar en el que la está realizando.


A la transformación de la línea 4 se destinaron cerca de 600.000 euros. No sólo se llevaron a cabo mejoras de accesibilidad dentro de los vehículos, sino también en las propias paradas. Tal y como explicó Neira, en todos los puntos de recogida de viajeros de la línea 4 se instaló “un pavimento especial en la zona de espera”, que consiste en una banda rugosa de color amarillo que discurre de forma paralela al bordillo de la acera, y que sirve para que las personas invidentes “sepan que no se debe sobrepasar por el peligro de la proximidad del autobús”.


A esta se suma otra banda –con la misma plaqueta, pero un poco más ancha–, que se extiende en sentido perpendicular a la calzada y que marca el acceso a la puerta de entrada del autobús.

La concejala de Movilidad destacó los cambios que se realizaron en parte de las paradas con la desaparición de las bahías o entrantes en las aceras. “Se eliminaron por dos razones: primero, para que el autobús pueda llegar siempre a la acera, ya que las bahías tienen unas medidas determinadas y los autobuses unos son articulados y otros no, y, segundo, porque éstas están llenas de vehículos que estacionan de manera indebida, y dificultan que las personas puedan acceder a los mismos”, apuntó Neira. Según el gobierno local, se modificaron al cien por cien 20 de las 41 paradas de la línea, “con una inversión de 20.000 euros”, mientras en las 21 restantes “se han hecho obras de adaptación con un coste medio de 1.000 euros por parada”.

“Infoaccesibilidad” > La responsable municipal de Movilidad aseguró que con los cambios que se introdujeron en la línea 4 también se quiso conseguir que ésta fuese “infoaccesible”.

Para ello, el Ayuntamiento colocó nuevos postes de parada, en las que se informa, mediante una distribución por colores, de las diferentes líneas que tienen servicio en ese punto, y que, al mismo tiempo, “están dotadas de ‘termómetros’ que indican la situación en la que se encuentra y el nombre de cada una de las paradas a lo largo de su recorrido, a una altura apta para ser visto por parte de cualquier persona”.

Esto se completó con siete postes en los que “se anuncia en tiempo real la llegada de los autobuses”, además del servicio de información a través de sms.

La concejala aseguró que su departamento decidió escoger la línea 4 para introducir estos cambios porque se trataba de “una ruta larga –conecta el Barrio de las Flores con Monte Alto– y con muchos pasajeros, y porque era una línea que hacía uso íntegramente del carril bus”. A esto se suma el hecho de que era una ruta “transversal, que tocaba en sus paradas muchas líneas de otros autobuses”.

La idea del gobierno local ahora es que todos los servicios de los que dispone la línea 4, tanto las medidas de accesibilidad como las de información, se extiendan al resto.

Mapa > La edil de Movilidad aprovechó el estreno de la ruta accesible para anunciar otra medida que llevará a cabo el Ayuntamiento para mejorar el servicio de transporte público: la edición de un plano con todas las líneas de la ciudad, “similar al del metro de Madrid”, que, según Neira, se presentará esta semana.

La concejala explicó que los trabajos para la conclusión del mapa se retrasaron como consecuencia de los cambios que se vio obligado a realizar el gobierno local en las líneas en las últimas semanas. En concreto, Neira se refería a la ruta del bus número 2, que, tras las quejas de los vecinos de Os Castros por la eliminación de varias paradas, tuvo que se desdoblada en las líneas 2 y 2 A.

Fuente: El Ideal Gallego, Coruna.es, La Voz de Galicia, La Opinión de A Coruña
Imágenes: Blog Busurbano, La Voz de Galicia, La Opinión de A Coruña, El Ideal Gallego,

2 comentarios:

  1. Ya era hora lo del mapita.
    Por otra parte, un aplauso a Yoya Neira, ha hecho más por el transporte urbano en estos últimos años, que lo que se hizo en los 25 años anteriores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este blog ha sido incorporado a nuestro listado.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: