11 de octubre de 2015

El bus urbano podría subir o bajar, pendiente de una ambigüedad legal en la fórmula polinómica.

Interesante noticia de actualidad la que nos brinda La Opinión de A Coruña, relativa a las tarifas del bus urbano. De los conceptos que computan en la fórmula utilizada para el cálculo del precio del billete anual resulta que hay uno que está sujeto a interpretación. Este puede ser clave de cara a que el bus mantenga sus tarifas congeladas o que estas aumenten el próximo año:

El Gobierno municipal analiza detenidamente la legalidad de la aplicación, por ejecutivos locales anteriores, de la fórmula matemática que el Ayuntamiento y la Compañía de Tranvías utilizan para calcular el precio del billete sencillo del bus urbano.

El Ejecutivo de Xulio Ferreiro confirma que estudia el "ajuste a la legalidad de las autorizaciones de los gobiernos anteriores en relación con la aplicación efectiva de la fórmula polinómica", en concreto "el factor de los salarios en el componente de los precios", en una respuesta que el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz, ofreció a una pregunta escrita presentada en el pleno de septiembre por el BNG, para saber si el Gobierno local va a modificar la fórmula para calcular el precio del billete.

El actual Gobierno tiene el propósito de mantener en 2016 la tarifa de este año, que es la misma de 2014. En esa revisión, el Ejecutivo se fija en una de las cinco variables que intervienen en la fórmula, la de los salarios, para reducir el impacto sobre el precio y congelarlo el próximo año, como prometió Marea Atlántica en su programa.

En la variable del salario se toma como criterio el convenio suscrito por la empresa concesionaria en 2009, según el cual se revisan los sueldos un 4,76% y se corrige la desviación del IPC con la diferencia entre el IPC aplicado en el ejercicio anterior y el alcanzado según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Gobierno local apunta no obstante que el contrato de la concesión a la Compañía de Tranvías es ambiguo en este aspecto, al señalar que se puede tener en cuenta el factor del salario por convenio o por el importe del salario mínimo interprofesional vigente.
  • La aplicación de la fórmula polinómica según el primer caso favorece el incremento unos céntimos de la tarifa del bus urbano; 
  • con arreglo al sueldo mínimo se abriría la puerta al mantenimiento de los precios, que es lo que estudia ahora el Gobierno municipal. 

La empresa aún no ha remitido la propuesta tarifaria para 2016, en la que analizará otros factores con influencia en el cálculo tarifario, como el IPC o el IPC del combustible.

Tranvías solicitó la revisión de tarifas para el ejercicio 2012 aportando la memoria y un estudio económico que justificaban los incrementos solicitados cuando se deduzca de los resultados obtenidos por aplicación de la fórmula polinómica que regula la concesión.

La compañía obtuvo en 2014 unos beneficios de 4,44 millones de euros, uno más que el ejercicio anterior.

El precio del billete sencillo del bus es de 1,30 euros. Los portadores de tarjeta Millennium pagan 85 céntimos; los desempleados, jubilados, discapacitados y escolares, 33 céntimos; y los universitarios, 30 céntimos.

Fuente: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: