27 de octubre de 2015

Tarjeta Millennium: Olvidaos de expedir la tarjetita esta semana. Hay problemas de suministro...

Lo leemos en La Opinión y en La Voz de Galicia:

El Concello informa: la expedición de tarjetas Millennium se suspende hasta la próxima semana por problemas de suministro de la empresa proveedora.


Estos problemas vendrían derivados, justifican, de la entrada en liquidación a inicios de año de la firma que fabricaba el cartón y su posterior adquisición por parte de otra sociedad. Desde María Pita se señala que la tarjeta Millennium estuvo siempre vinculada a una única empresa, al estar dotada de un circuito de fabricación y un software específicos.

Como alternativa, ofrece tramitar la Tarjeta Metropolitana, con "los mismos servicios".

Nota del Blog Busurbano:

Como bien hemos oído a la exconcejala Begoña Freire en la radio (Cope Coruña si no erramos), es bien cierto que la Tarjeta Metropolitana sólo ofrece el mismo servicio en cuanto a la tarifa estándar con tarjeta.
Por tanto, a quien quiera acogerse a tarifas sociales o al pago de la ORA, hay que decirle que esta semana no tendrá ocasión de tramitar el alta de la tarjeta correspondiente con estas condiciones.
Deberá esperar a ver si la siguente todo vuelve a la normalidad...

El anterior Ejecutivo municipal licitó en enero de este año el suministro de 20.100 unidades, según los pliegos, para cubrir las necesidades de un año. El concurso calcaba las condiciones técnicas del problemático modelo de 2012, cuando se contrataron 16.216 cartones, número que resultó insuficiente y que se tuvo que ampliar en julio.

La concejalía de Mobilidade Sostible afirma que "está impulsando estudios" para mejorar el soporte de la Millennium, con continuos fallos, denunciados tanto por los usuarios como por el colectivo de conductores.

El Ayuntamiento alega, en una nota de prensa, que este "problema de suministración puntual" se debe a que la firma que producía los cartones entró en liquidación a principios del año y que después fue adquirida por otra firma, "que asumió la producción".
Estima que hasta la próxima semana no se podrá tramitar nuevas tarjetas en los puntos habituales de la estación de autobuses, el Fórum y María Pita.

Una situación similar se dio hace cuatro años, en el cambio de gobierno anterior, cuando el Ejecutivo de Carlos Negreira anunciaba que, por el plazo de un mes, en las dependencias municipales se entregaría solo el modelo que usaba la Xunta para el transporte metropolitano. La situación generó un cruce de declaraciones entre el PP y sus predecesores socialistas, que se culpaban de dicha crisis.

Un nuevo sistema


El nuevo modelo que pretenden implantar tendría, según sus deseos, "un nuevo sistema operativo y una experiencia de uso diferentes pero con el mismo nivel de seguridad e inviolabilidad".
"Desde su implantación, la Millennium estuvo vinculada a una única empresa, al estar dotada de un circuito de fabricación y un software específicos, así como una aplicación diseñada de manera individualizada para el cartón que alberga el chip"

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible denunciaba sus defectos. El exalcalde Negreira llegó a anunciar una Millennium Plus, que quedó aplazada sine die por la complejidad de coordinarse con la metropolitana.

Vamos a incluir una parte del artículo de El Ideal, a modo de resumen histórico de la trayectoria de la Tarjeta Millennium:
Todo comenzó en junio de 2008, durante la etapa del bipartito, cuando el Ayuntamiento envió a 200.000 coruñeses (los mayores de edad) el papeleo para inscribirse. Durante meses, el Gobierno local había generado expectación sobre esta tarjeta, que se supone que revolucionaría el transporte público y que permitiría pagar la ORA, el abono de los impuestos municipales y serviría como carnet de socio en las bibliotecas municipales, a partir de enero de 2009.

Al lado del antiguo bonobus, la flamante Millennium multifunciones parecía un pase VIP para toda la ciudad. El problema fue que su diseño era igual de VIP: tenía un circuito de fabricación y un software específicos. En muchos sentidos, era un prototipo.

Y como todos los prototipos, pronto empezó a dar fallos, porque la tarjeta resultó ser muy frágil. En septiembre del mismo año comenzaron a filtrarse las primeras quejas de los usuarios, que se sumaron a las colas habituales de principio de curso para pedir una nueva tarjeta Millennium. De repente, la iniciativa que iba a revolucionar el transporte público coruñés se había convertido en un problema. No solo para los usuarios, sino también para los sufridos chóferes de Tranvías, que tenían que enfrentarse con los viajeros frustrados, que veían cómo el lector se negaba a reconocer su tarjeta.

El por entonces presidente del comité de empresa de la Compañía de Tranvías, José Manuel Fuentes, lo explicaba así: “Hay como un hilo que recorre el borde de la tarjeta y cuando se rompe, queda inservible”. A veces los conductores, a base de voluntad y de doblar una y otra vez la tarjeta, conseguían que funcionara, pero solo con el peaje de provocar retrasos en la ruta.

Plus y más allá

La administración socialista no consiguió solucionar el problema, que heredó el PP. En 2011 se enfrentó a su propia carestía de tarjetas porque, según comentó la concejala de Movilidad, Begoña Freire, los socialistas no habían dejado licitado el contrato.

Pero el anterior alcalde, Carlos Negreira, decidió que lo mejor era crear una nueva tarjeta, dado que la vieja seguía dando fallas. La denominó "Millennium Plus" y que presentó junto con el plan de Movilidad, en febrero del año pasado. Y para ir aún más allá, añadió funciones al cartón, prometiendo que serviría también de tarjeta monedero.

Pero nunca llegó a hacerse realidad y el nuevo edil del área anuncia que está impulsando estudios de cara a “cambiar o modelo de tarxeta, a curto ou medio prazo” porque “mellorar a mobilidade é unha prioridade para este Goberno”.

Todavía no se sabe nada de la nueva tarjeta a la que muy pronto tendrán que enfrentarse los coruñeses excepto que, por las connotaciones, seguro que no se llamará Millennium Plus Ultra.


Fuentes: La Opinión de A Coruña, La Voz de Galicia, El Ideal Gallego
Imágenes: Blog Busurbano

2 comentarios:

  1. Hoy he ido a cambiar mi tarjeta y me han dicho que no tienen. La única solución que me han dado es presentar una reclamación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrea, deja constancia del hecho en la reclamación; y si precisas la tarjeta para viajar en bus (sea urbano o metropolitano), pasa por las oficinas de Abanca (la de Rúa Nueva, p.ej.) y te expides la tarjeta metropolitana. A día de hoy, es tu única alternativa para no pagar en metálico un importe mayor por lo mismo...

      Eliminar

Comentarios busurbanos...: