10 de enero de 2015

10 de Enero: Día del Trabajador de Transporte de Pasajeros! "Una historia de lucha y tesón" (EL NORTE de Argentina).

Recuperamos el artículo que más nos ha llamado la atención, de cara a dar a conocer el Día del trabajador de transporte de pasajeros. Felicidades a los afortunados!

Una historia de lucha y tesón

Los trabajadores del transporte de pasajeros celebran hoy su día y esta fecha está acompañada de un valor agregado si tenemos en cuenta que la idea de trasladar gente por la ciudad en colectivos se forjó en este país, Argentina. La fecha del 10 de enero se impone –por el histórico 10 de enero de 1919- cuando se forma la Unión Tranviarios, el primer sindicato nacional de la actividad.

Los trabajadores del transporte de pasajeros celebran hoy su día y esta fecha está acompañada de un valor agregado, teniendo en cuenta que en 1928 el primer colectivo recorría las calles de Buenos Aires, marcando así no sólo el futuro del transporte público sino también que quedaría en las páginas de los inventos mundiales.

En efecto, la idea de trasladar gente por la ciudad es una iniciativa nacional. Hoy se festeja el día del trabajador de transporte de pasajeros; choferes de colectivos, nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Reportaje de la efeméride :)
Historia del gremio

La fecha del 10 de enero se impone por el histórico 10 de enero de 1919, cuando se forma la Unión Tranviarios, el primer sindicato nacional de la actividad.

En sus albores el gremio, llamado Unión Tranviarios Automotor, debió enfrentar luchas desgarrantes en condiciones sumamente desfavorables, contra las empresas sobre el ensorbecimiento de las mismas y prepotentes, que trataban a los choferes como bestias de carga, entregándoles por sola satisfacción, jornadas extenuantes, de 12 horas mínimas y pésimas remuneraciones.
Las condiciones de la época, imponían la no-existencia del descanso semanal o mensual, no se conocían vacaciones anuales, ni pagas ni otras conquistas que se gozan actualmente, merced a la organización y el esfuerzo.

Las suspenciones y despidos del personal, eran a voluntad de los empresarios y ni hablar de la situación de los suplentes, ahora relevantes, que formaban un núcleo de esclavos, ya que estando en sus lugares de trabajo si no le asignaban tareas, perdían el jornal.

Todo lo que fuera intento de organización en defensa de justos reclamos, se ahogaba por la fuerza y el miedo, contando las grandes empresas con el apoyo explícito del estamento político de turno.

El nacimiento

Esta aberrante situación, tuvo su condigna respuesta que se cristalizó a través del sacrificio y el espíritu de lucha de los compañeros el 10 de enero de 1919, con el acto fundacional de la union tranviarios.
Los gremios tranviarios tuvieron su encuadre en la línea sindical que en 1919 al fundarse la unión tranviarios, se embarcaron en el anarquismo, pero su verdadera gesta quizás, haya comenzado en la década del 80, cuando ingresaron en las gestiones para conformar una asociación que los reuniese para bregar por lo que eran sus legítimos derechos frente a los abusos empresariales.

A poco de su constitución, posterior a los conflictos principales de 1917 y 1918, la Unión Tranviarios declaró dos huelgas para solicitar mejoras como aumento de jornal, jornada de 8 horas (trabajaban 10), franco quincenal pago, pase para viajar sentado, un sólo relevo no mayor de cuatro horas ni menor de tres, servicio por antigüedad, uniforme cada seis meses y pago de salario íntegro al personal suplente, que fracasaron.

Este movimiento de concecuencias funestas para la incipiente organización, retardó por muchos años el reconocimiento de los entes oficiales del gobierno que dejó además, mil compañeros despedidos de sus labores.

Las empresas airosas por su victoria, no desaprovecharon las circunstancias de desmoralización, y crearon un contragremio llamado "eltrole" con su correspondiente periódico "el metropolitano", desatando una feroz persecución contra quienes se atrevieran a dedicarse a la sana propaganda sindical, para lo cual contaron con la ayuda de un cuerpo de lacayos, así como muchas veces, con la complicidad de la policía
Después de largos años de tentativas y teniendo la experiencia de lecciones infructuosas, coincidieron los compañeros más activos en la necesidad de emprender una amplia reorganización del gremio, siguiendo una nueva orientación y con el apoyo de los ferroviarios, se comenzó esa tarea el año 1928, dándose la unión tranviarios (que sería reconocida legalmente recién el 10 de junio de 1931) con unos nuevos estatutos basados en el sistema centralista de organización.
_____________________

Por su parte encontramos otro hito en esta fecha, pero en nuestro país:

El duro final de los tranvías de vapor de Madrid (y 4).

El Tranvía de Madrid a El Pardo.

Hubo numerosos intentos de implantar un tranvía entre Madrid y el Real Sitio de El Pardo, tanto en tracción animal como en tracción vapor. Hubo un tranvía de tracción animal, la concesión Fallola de 22 de Abril de 1876, que llegó a construir el tramo urbano en Madrid. Esta concesión fue adquirida por la CGET (el “Tranvía de Leganés”) que puso en servicio (10 de Enero de 1878) el tramo desde la Plaza Mayor hasta la Estación del Norte, por las calles de Toledo, Segovia y Virgen del Puerto. Pero no fue capaz de continuar la construcción hasta El Pardo; se declaró la caducidad de la concesión, el servicio cesó el 31 de Marzo de 1879, y la vía fue levantada por el Ayuntamiento. Poco y confuso se había publicado hasta ahora sobre este tranvía. 

Fuentes: De la redacción de EL NORTEsuplemento imneuquen.com.arelectrovia.blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: