8 de enero de 2015

BOFETADA!: No habrá #TarjetaMillenniumPlus. Se encargará más de lo mismo: material problemático.

Hoy se nos ha quedado cara de tontos.
Bueno, de tontos, no de TOOONTOS!

Resulta que la tan cacareada nueva Tarjeta Millennium, la que iba a ser la solución al desastre presente que han de soportar conductores de autobús y usuarios, esa que iba a añadir el tan oportuno apellido "PLUS" a su denominación, se va a quedar en nada!


El argumento citado por el alcalde es que "cambiar el modelo de monedero municipal es un tema complejo". Desde luego que lo será, pero se supone que si se comprometieron a llevar a cabo esa empresa para un tiempo determinado, será que se podía hacer. A no ser que... (...), bueno, nos callamos.
¿O se lo habrán dicho ayer por la noche...?


Entre nuestra estupefacción, La Opinión relata la crónica del desencanto:

No hay previsión temporal para la tarifa
plana del bus urbano y el bono familiar

Una de las promesas estrella del alcalde, Carlos Negreira, en las pasadas municipales y que este verano fue fechada para enero, ya aprobado el plan de movilidad, sigue sin concretarse.


"Espero que más pronto que tarde", afirmó cuestionado por la demora el regidor coruñés, quien defendió que se está realizando un "esfuerzo importante" para que nadie rechace subir al autobús por temas económicos. Argumentó además que se había conseguido un "ahorro" inédito, "renunciando a subir la tarifa del bus" durante este año.

[ ¿Comentó a costa de qué y de quién...? ]

En cuanto a la nueva tarjeta Millenium..., que solucione los problemas que genera a los usuarios el modelo actual y cuya puesta en marcha también anunció su gobierno, Negreira indica que "no es un tema fácil" porque debe coordinarse con la Xunta para que pueda ser compatible con el "transporte metropolitano". La fecha, también inconcreta:
"Estamos poniendo toda la intención de cara a intentar sacarlo lo antes posible".

[ Lo antes posible ya es ahora, pero... ¿ello nos da a entender que "prometieron fecha" sin saber si era posible que se pudiese llevar a cabo con garantías de pleno funcionamiento? ]

¿Y cuál es la situación a día de hoy...?

Pues que el Concello licita el suministro, por un año, de 20.100 unidades calcando las condiciones técnicas del modelo de 2012, a pesar de que el plan de movilidad advierte de su mal funcionamiento.

Esas 20.100 tarjetitas van a ser, mal que nos pese, iguales a las actuales, y se presupone que será más de lo mismo, a pesar de todos los factores que la vienen caracterizando, verbigracia:
  • su efímera existencia, por la endeblez de la tecnología actual 
  • los trámites a los que estamos condenados los usuarios para cambiarlas, 
  • la mala imagen que da del servicio, 
  • las quejas de los conductores de los buses por la ralentización del servicio 
  • y, sobre todo, considerando que el nuevo plan de movilidad denuncia su mal funcionamiento

Por todas estas virtudes del producto que utilizamos casi a diario, el alcalde y su equipo propagaron la buena nueva por los confines busurbanos, anunciando una 'Millennium Plus', una versión evolucionada por la que, parece, habrá que esperar, ya que el pliego de condiciones del concurso calca palabra por palabra el de 2012 en cuanto a las características que debe tener el modelo.

El PMUS reconocía el "funcionamiento defectuoso" de las tarjetas y el sindicato Grupo de Trabajadores de Tranvías (GTT) añade que los problemas que dan a la hora de recibir pasajeros ralentiza el servicio.

En julio de 2012, cuando hubo que aumentar la partida para el suministro en 200.000 euros por la elevada cantidad de sustituciones, el Gobierno local cifró en 4.000 las unidades que se tenían que cambiar al mes por pérdida, rotura o mal funcionamiento.Anunciaban entonces un incremento del presupuesto para los siguientes ejercicios precisamente por este motivo.
Si en 2012 se solicitaban a la empresa suministradora 16.216 tarjetas, en la licitación que acaba de hacerse pública ya son "mínimo" 20.100 para cubrir las necesidades de un año.

A pesar de las impopulares taras, el Gobierno ha decidido no abordar aún la mejora del modelo. Los pliegos de 2012 y 2015 se repiten al pie de la letra en cuanto a:
  • "descripción del interface y requisitos sobre el cumplimiento de estándares", 
  • "descripción de las aplicaciones y requisitos técnicos del softwarede la tarjeta", 
  • "requisitos técnicos de seguridad" y
  • "requisitos de personalización".

El BNG se pregunta para qué el Ejecutivo se gastó medio millón de euros en un PMUS "al que le hace caso omiso". 

El grupo municipal denuncia las molestias que causan a los usuarios, las largas colas para cambiar los carnés y las dificultades añadidas para recargar el contenido del monedero.

Flipando por colores azules...

Fuentes: La Opinión 1,  y 2  
Imágenes: Blog Busurbano y La Opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: