27 de marzo de 2014

Otra versión del "resarcimiento" de Rueda con #Vitoria, dejando atrás su desventurada aventura coruñesa.

Artículo relacionado directamente con lo que recogíamos en el post anterior, pero en otros términos; de nuevo La Opinión:

Tras el desplante sufrido en A Coruña por el abandono del proyecto que elaboró para el anterior Gobierno local, el equipo del catalán Salvador Rueda se ve compensado ahora por la elección del que redactó para Vitoria como uno de los finalistas del premio que concede cada año la Unión Europea al mejor plan de movilidad sostenible.

No pudo ser.

Vitoria se quedó a las puertas, entre las tres finalistas. Seleccionada en tercer lugar por sus "esfuerzos en reducir el impacto del transporte en el clima y en la salud de los ciudadanos", la capital alavesa no ha alcanzado el primer cajón de esta ecológica clasificación. Sin embargo, alcanzar la final, supone un reconocimiento a su trabajo en esta materia. Más aún, si se tiene en cuenta que 21 ciudades de 11 paises diferentes aspiraban a este premio.

La capital alavesa, que aspiraba a lograr su segundo gran título en materia de sostenibilidad tras ser nombrada Green Capital 2012 el 21 de octubre de 2010, estuvo en la final por las medidas puestas en marcha en los últimos años para lograr un reto: conseguir una ciudad más humana, amable con el peatón y con menos contaminación. Esta estrategia se cimentó a través del denominado Plan de Movilidad Sostenible, que planteó crear 'islas' peatonales y fomentar el transporte público y el uso de la bicicleta para arrinconar al vehículo privado.

Después llegó una avalancha de medidas para desbrozar el camino. La OTA alejó a los coches del centro, el tranvía empezó a circular, Tuvisa cambió por completo sus líneas, se extendieron los bidegorris y, más recientemente, se aprobó una ordenanza de la bicicleta y se crearon las 'zonas 30'. Medidas que a veces son impopulares pero que son reconocidas por los expertos europeos en la materia.

La propuesta de este experto para la capital vasca fue derrotada el pasado lunes en la final por el de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, pero su inclusión entre los tres mejores planes europeos de 2014 confirma el prestigio alcanzado por el trabajo realizado para Vitoria, gracias al cual ya había podido obtener la distinción de Green Capital 2012.

La Agencia de Ecología Urbana de Barcelona que dirige Rueda fue seleccionada por el Ejecutivo municipal que formaban por PSOE y BNG para redactar un plan de movilidad que resolviese los problemas existentes en A Coruña. La solución aportada por este equipo tenía como punto de partida la ya diseñada para Vitoria, en la que la ciudad se articula en torno a lo que se denomina como "supermanzanas":

Supermanzanas >> "conjuntos de calles en cuyo interior solo pueden circular los vehículos de los residentes, mientras que el resto lo hacen por vías exteriores con el fin de dar prioridad al peatón, la bicicleta y el transporte público en la mayor parte del casco urbano" 


Enlace al PLAN DE MOVILIDAD Y ESPACIO PÚBLICO DE LA CORUÑA (BCNecologia)

Pocas semanas antes de las elecciones municipales de 2011, el equipo de Rueda presentó su propuesta y manifestó a este diario su esperanza de que un posible cambio de gobierno no supusiera el repudio de su proyecto, ya que en Vitoria se había producido un relevo al frente del Ayuntamiento que no había tenido esa consecuencia.

Pero las expectativas de Rueda se vieron defraudadas, puesto que una vez que el PP accedió al Gobierno local su plan no solo fue desechado, sino que además para justificar esa decisión se aseguró que no era nada más que un "montón de papeles" (...).

Las descalificaciones recibidas por su trabajo llevaron a Rueda a reclamar explicaciones, que le fueron proporcionadas por el propio Carlos Negreira.
"El alcalde me confesó que no se había leído mi plan"

Declaró el autor del proyecto sobre aquella entrevista, en la que no recibió ninguna justificación sobre la desestimación de su proyecto, por lo que intuyó que la razón no era otra que la negativa a admitir un acierto de los rivales políticos.


Tras conocer que iba a ser encargado otro plan de movilidad, Rueda aseguró que el coste previsto por el Ayuntamiento, 550.000 euros, triplicaría el que el Consistorio barcelonés le abonará por el que redactará para la capital catalana.

Fuente: La Opinión de A Coruñabizikleteroak.orgelcorreo.com/alava/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: