9 de febrero de 2017

Los delicados 2,2 km de la Avda. de Finisterre que Tranvías certifica como "de tráfico más lento".

La avenida de Finisterre es una de las más largas de la ciudad. Sus cerca de 2,2 kilómetros parten de los límites del municipio, en San José y llegan directamente hasta la plaza de Pontevedra. Es una ruta directa al centro de la ciudad que, sin embargo, no es ni de lejos la más rápida. De hecho, el gerente de la compañía de Tranvías, Ignacio Prada, asegura que es
“una de las calles con mayores problemas de tráfico de la ciudad y de las que tenemos la peor velocidad comercial”

La avenida de Finisterre es una de las rutas de acceso natural al centro para el tráfico provenientes de municipios como Arteixo, pero el propio Prada señala que...
...es “una avenida entre comillas porque tiene doble sentido pero con un solo carril”

El resultado es que, cada vez que se detiene un bus en una parada, se paraliza de forma efectiva el tráfico. Fuentes de la Policía Local coinciden en que la avenida de Finisterre es una de las arterias menos fluidas de la ciudad:
“Hay demasiadas paradas de bus, demasiados semáforos, demasiados pasos de cebra”

Por supuesto, esta descripción hace referencia sobre todo a la zona más urbanizada de la avenida, entre su cruce con la ronda de Outeiro y la plaza de Pontevedra. En las horas punta, el tráfico que se dirige al centro se mueve tan lentamente que en ocasiones ocupa toda la avenida hasta la rotonda que regula el cruce con la ronda de Outeiro. Es entonces cuando la Policía Local tiene que regular el tráfico. “Aunque últimamente, hay menos tráfico”, señala un agente.


Más transporte público.

Sin embargo, esta pequeña mejoría en la situación puede tener sus días contados si se cumplen las predicciones de Prada sobre el plan de accesibilidad de la Xunta, que pretende llevar el bus metropolitano hasta puntos tan céntricos de la ciudad como la plaza de Pontevedra, la de Ourense o Entrejardines.

Los cálculos de Tranvías predicen que sumergir los buses del área en el tráfico coruñés, en arterias tan saturadas como avenida de Finisterre o Juan Flórez.
“Si un autobús tarda una hora, tardará una hora y media, porque su frecuencia va a aumentar un 50%”

El problema de la avenida de Finisterre afecta al tráfico del llamado “corredor oeste”.
“Hay algunos que entran por la avenida de Arteixo, por Marineda, pero el punto final de estas concesiones para la mayoría son la plaza de Pontevedra”

La Xunta tiene su propio informe que niega estos peligros, pero para Prada, el documento adolece de graves defectos. También aclaró en una intervención al semana pasada que está a favor de la accesibilidad y de una mejor interconexión entre el transporte urbano y el interurbano:
“Se puede y se debe mejorar, pero se tiene que hacer bien. No se puede plantear un estudio con estas omisiones y errores y afirmar que todo va a ir bien”.

Ayer mismo colgamos en este blog el documento de alegaciones de Tranvías al Plan del Transporte Interurbano elaborado por la Xunta. Y lo cierto es que nos escandalizaron algunas de las omisiones del estudio, que nos sugiere que no controlan al dedillo todo lo que debieran controlar. Nos atrevemos a decir que hasta alguno de nuestros colaboradores domina en holgada medida los conocimientos básicos busurbanos que se barajan en el estudio:




Fuente:
Artículo de 
El Ideal Gallego, 08/02/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: