14 de diciembre de 2016

Notición! Comprometido un Carril Bus de doble sentido en Juan Flórez, antes de junio de 2017.

La Marea se comprometió a reimplantar en la ciudad el carril bus. Su intención era que ya estuviera funcionado en el primer semestre de este año. No fue así, pero quieren que no pase de la primera mitad del 2017. La intención es que antes del próximo verano funcione de nuevo la vía exclusiva para el transporte público, y una de las calles que cambiará significativamente con ese plan es Juan Flórez.

La idea la rescata el gobierno local del antiguo plan de Salvador Rueda, a quien tiene intención de volver a contratar para marcar las líneas maestras de la movilidad en transporte público durante el próximo ejercicio.

En este mes se cumplen cinco años de la defenestración del Carril Bus
Fuentes municipales indican que aunque la decisión está tomada, esta podría todavía ajustarse en las reuniones previas a la implantación que mantendrán con distintos colectivos y también con los partidos de la oposición.

  • Frecuencia de los buses
Aunque Juan Flórez es una vía de sentido único -en dirección salida- el gobierno local estudia que para los buses urbanos se dispongan dos carriles, para que exclusivamente en su caso puedan circular en los dos sentidos. La actuación llevaría aparejada una mejora de las frecuencias de paso de los urbanos.

La reserva de dos viales supondrá también cambios sustanciales en el resto de la calle. Las dos líneas de aparcamiento -una a cada lado- desaparecerán, lo que se intentará compensar ampliando en otras zonas, por ejemplo en el entorno de Pla y Cancela. Así, en total, quedarían dos carriles en dirección salida para los coches -frente a los tres que hay ahora en la zona más ancha- y otros dos, uno en cada sentido, para los buses. Supondrá reducir en un tercio el espacio para los vehículos privados que hay actualmente, pero el gobierno local cuenta con que de este modo se fomente el uso del transporte público.

En esta vía nunca se probó una experiencia similar, pero sí en la cercana Federico Tapia. Aunque el paso exclusivo mejoraba los tiempos para los usuarios, en ese caso se encontró con el rechazo frontal de muchos residentes y comerciantes. Este último colectivo, de hecho, se movilizó para evitar que volviera a plantearse ese mismo recorrido y a principios de este año presentó 2.000 firmas por registro en María Pita pidiendo que no fuera repuesto. El gobierno local confirmó en marzo que por allí no volvería a pasar. Desde entonces se ha hablado mucho de por dónde discurrirá y cómo será. Desde María Pita se apuntó en su día la intención de hacerlo más ancho para dejar sitio también a las bicicletas, pero a día de hoy no está cerrado el proyecto.

Desde Tranvías consideran que de un carril bus por el centro se benefician entre 20.000 y 30.000 personas y mejoran los tiempos de paso, pero también es cierto que los comerciantes siempre han criticado un sistema de movilidad que impide a sus clientes aparcar frente a sus negocios y que convierte zonas de parada en lugares de paso.

Falta por ver cómo se implantará y si finalmente se logrará consensuar esa medida en los 600 metros que van desde la plaza de Pontevedra hasta la altura de la plaza de Vigo.

  • Una experiencia urbana que duró cuatro años y que eliminó el PP a finales del 2012

A Coruña solo tiene una experiencia con el carril bus. Lo implantó el bipartito, que se había comprometido a ello, y la experiencia generó encendidas reacciones. Aquel carril, que funcionó entre el verano del 2008 y diciembre del 2012, era una línea de unos dos kilómetros que discurría por el centro del istmo de la ciudad entre Federico Tapia y la calle San Juan. En las dos calles los propietarios de los negocios allí situados hicieron frente común para eliminarlo.


Las famosas aletas de tiburón que lo delimitaban y causaban accidentes y la imposibilidad de parar para los coches fueron de los asuntos más criticados.

De hecho, el PP se comprometió a eliminarlo si llegaba al gobierno local, y lo hizo en el 2012. En la ciudad hubo plataformas digitales de vecinos criticando ese sistema de movilidad, pero también surgieron otras reclamándolo para hacer más eficiente el bus. Ni en Federico Tapia ni en San Andrés quieren oír hablar de él, aunque para muchos usuarios su existencia suponía acortar de modo sensible los tiempos de espera y los de desplazamiento dentro de la ciudad.

Sin tráfico ni doble fila, en bus se llegaba antes que en cualquier otro medio.Su retirada en el 2012 tampoco encontró excesiva oposición y los buses siguieron funcionando como lo hicieron hasta el 2008.

El gobierno local entiende que una de las fórmulas más eficaces para reducir el número de coches en la ciudad pasa por mejorar las alternativas a ellos, motivando a los vecinos a dejarlos en casa para emplear otro medio. Tanto el PSOE como el BNG están también a favor de ese tipo de vías. Lo que no se ha conseguido es casar sus ventajas con los intereses de los pequeños comercios de las calles por las que pasan.

  • El cambio mejorará tiempos, pero reducirá 150 plazas de aparcamiento
El bus podrá circular más rápido por Juan Flórez mejorando su servicio, pero a cambio también desaparecerán unas 150 plazas de aparcamiento en las dos márgenes de la calle, de unos 600 metros de longitud. En el 2008 la cifra de sitios para los coches eliminados por el carril bus fue casi el doble, en concreto 244. Aunque en la zona centro los huecos para aparcar no abundan, el cómputo de los que desaparecen es escaso si se compara con los números de la ciudad. En A Coruña hay unas 30.000 plazas libres para estacionar en superficie -sobre todo en la periferia-, otras 3.831 reguladas por la ORA, 1.763 de zona verde y 213 de párking exprés.
En los subterráneos de titularidad municipal se suman otras 6.577 plazas para vehículos en rotación.

Fuentes:
 La Voz de Galicia 10/12/2016, Eduardo Eiroa

Imágenes:
Blog Busurbano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: