21 de mayo de 2015

Si tenéis que usar el bus, planificaos con antelación, por lo que pueda influiros. Servicios mínimos: 50%.

El Gobierno local establece los servicios mínimos de la huelga de los autobuses urbanos convocada para mañana y el próximo viernes en el 50% de la actividad habitual.

A pesar de que la Cía. de Tranvías podrá reforzar algunas líneas en las horas punta de la jornada, el comité de empresa anuncia que habrá importantes consecuencias para el servicio, que calcula que será similar al de un domingo, en el que las frecuencias de paso se reducen a la mitad.

Consultad:
La huelga comenzará en la medianoche de hoy y concluirá en la de mañana, al igual que sucederá el próximo viernes. La fijación en el 50% de los servicios mínimos pretende, según el Gobierno local, "garantizar el derecho de los trabajadores a la huelga" y el de los ciudadanos "a contar con los servicios esenciales".

El comité calificó de "máximos" los servicios mínimos fijados por el Ayuntamiento, ya que el 50% es el porcentaje más alto que permite la legislación. Couselo destacó que desde el día 12 que se convocó la huelga los empleados no habían tenido ninguna respuesta del Gobierno local ni de la empresa, por lo que desconocía la forma concreta en la que podrían repercutir en los usuarios, aunque calculó que la reducción a la mitad del servicio habitual supone dejarlo casi en las mismas condiciones que un domingo.
"No es lo mismo que el primer bus que salga sea el de las seis que el de las siete de la mañana"

Este dato tendrá una gran importancia para quien utilice el bus para ir a trabajar a primera hora. El portavoz del comité advirtió además de que las frecuencias "se van a resentir mucho" y no solo al comienzo de la jornada, sino en cualquier momento "porque si se empiezan a acumular retrasos no se va a llegar a la hora nunca".

Por ello, recomiendan a los usuarios  tomar el bus media hora antes de lo habitual, ya que se prevén notables retrasos y que los vehículos se llenen en tan solo unas pocas paradas.

Couselo afirmó que si tras la segunda jornada de huelga -que se realizará el siguiente viernes día 29 de mayo-, no hay ningún cambio, realizarán nuevas medidas de presión, entre las que podría estar un paro indefinido.

Esa falta de acuerdo entre la Compañía de Tranvías y los conductores de los buses urbanos, «e non é de estrañar cando dende hai uns vinte días que a empresa non nos volveu chamar para continuar dialogando e tratar de acadar un arranxo», señaló el presidente del comité de la sociedad, Alberto Couselo.

Sobre las causas de la huelga, desde el comité de empresa de la Compañía de Tranvías descartan que sea de índole económica. «Estamos conducindo 1.810 horas o ano, e a media no sector é de 1.750, e queremos chegar a esa cifra, sobre todo para conciliar a vida laboral coa familiar».

Desde la parte de los trabajadores consideran triste la situación de «desinterese e de desprezo» por parte de la patronal, «pero non por nós, senón polos usuarios». Alberto Couselo aseguró que los clientes de las líneas de transporte urbano de A Coruña «pregúntanos todos os días, sobre todo aquelas persoas que empregan o bus para ir e vir dos seus traballos, como vai a afectar a folga, e non sabemos que responderlles, soamente que, pola nosa parte, imos tratar de facer o traballo de maneira que prexudique o menos posible», subrayó Couselo.

Y es que sobre las cinco y media de la tarde del pasado miércoles 20 de mayo la empresa aún no había cursado la notificación de los servicios mínimos a los trabajadores:
«Non sabiamos como ter que comportarnos a tan so 24 horas do inicio da folga», recordó Couselo.
Por su parte, desde la Compañía de Tranvías señalaron que el Ayuntamiento, la administración responsable de establecer los servicios mínimos, «comunicó la resolución hoy el miércoles», subrayaron desde la empresa.

La decisión del gobierno municipal no fue otra que establecer los servicios mínimos «en un 50 % de los habituales, pero no del servicio, sino del número de buses».
La flota que día a día sale a las calles coruñesas son 78 autobuses, por lo que mañana y el día 29 «cubrirán las líneas alrededor de 44 autobuses».

Por su parte, la Compañía de Tranvías hizo público un comunicado en el que aseguró que durante toda la jornada "se cubrirán los servicios al máximo permitido por la Ley" y que tratará de "mantener en lo posible la frecuencia del servicio", al tiempo de pide disculpas por las molestias a los usuarios.


Más info:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: