30 de mayo de 2015

¿Es la #huelga de los trabajadores de #Tranvías de #Coruña una falta de respeto a los coruñeses?

Pues a tenor de lo que opina la dirección de la empresa, sí:
La Compañía de Tranvías considera la huelga una falta de respeto a los coruñeses.
Ayer viernes fue la segunda jornada semanal de huelga, sin incidentes, que los conductores de Tranvías de Coruña llevan a cabo, en lo que viene siendo una medida de protesta y presión para lograr que se les reconozcan sus pretensiones en la negociación del convenio. No ha habido acuerdo en las conversaciones y de ahí se ha llegado a esta situación, que habrá que ver cómo prosigue y en qué concluye.
_____

El director de la Compañía de Tranvías, Javier Contreras, habló ayer viernes sobre la huelga convocada por el comité y ha censurado la llamada a los paros por parte de los representantes sindicales de los trabajadores. Hablaba inicialmente de cómo se iba desarrollando la jornada de huelga:
"Como la semana pasada, los servicios mínimos están funcionando sin ninguna incidencia, y además han salido más buses con conductores que no apoyan la huelga"

El director de la Compañía de Tranvías aseguraba que...
"...la negociación la rompió el comité de empresa después de haber llegado a un preacuerdo, que por cierto es sustancialmente mejor que el que han negociado la patronal y los sindicatos para los próximos tres años"

Y a la vez, afirma que...
"...al comité se le ofreció una reunión después de haber rechazado este acuerdo en asamblea pero prefirieron ir a la huelga. Desde la Compañía seguimos pensando que las reivindicaciones son por un lado poco lógicas y por otro lado inasumibles"

Por su parte, el comité de empresa pretende desbloquear las negociaciones del convenio colectivo e introducir una cláusula que recoja esa subrogación en el caso de que otra empresa gane el concurso una vez finalizada la concesión municipal.

El máximo responsable de la Compañía de Tranvías insiste en que...
"...la subrogación que solicitan no está en manos de la empresa, hay una ley que lo regula y en último caso será el Ayuntamiento el que decida sobre ello"

El presidente del comité de empresa, Alberto Couselo, traslada otras reivindicaciones de los trabajadores que pasan por una mejora de condiciones laborales, entre las que figura rebajar la jornada laboral de las 1.810 horas a las 1.750 horas anuales.

Contreras añadió tajante:
"Cuando hablan de estabilidad laboral, con un 97% de contratos indefinidos, nos quedamos perplejos ante tal demanda. Y por otro lado, querer trabajar 8 días menos al año es una petición sin sentido, cuando se trabaja 40 horas semanales a turnos, por tanto la conciliación familiar es total. Se tienen 30 días de vacaciones, 14 festivos y además moscosos"

El director de la Compañía de Tranvías censura esta nueva convocatoria de huelga y ha llegado a tachar de "caprichos" los paros convocados por el comité:
"Creemos que es una petición con muy poco sentido común y me atrevería a decir que con las condiciones económicas y laborales que tienen los conductores, estas peticiones son una falta de respeto a los coruñeses que trabajan 40 horas semanales y cogen el autobús y tienen que sufrir los caprichos de unos cuantos conductores que quieren chantajear a la ciudadanía con una huelga".

El comité de empresa ha anunciado que se pondrá en contacto con el nuevo gobierno de La Marea para pedir su mediación en el conflicto e intentar que, esta vez sí, María Pita tenga en cuenta a los trabajadores para abordar asuntos en materia de transporte público.
La verdad es que el gobierno anterior no se puso nunca en contacto con nosotros ni fuimos capaces de contactar con ellos durante su mandato, esperemos que con este sí podamos por lo menos hablar , que por lo menos consiga que la empresa se siente para seguir negociando. Y que se nos tenga en cuenta para la reorganización (de las líneas de buses) porque por experiencia nosotros somos una de las partes principales y por experiencia podríamos tener mucho que ver para que el funcionamiento mejore.

En la mañana del viernes, mantuvieron una reunión con representantes de la compañía en la delegación de la Inspección de Trabajo que se saldó sin acercamiento de posturas. Insisten en que la empresa se niega a negociar y por eso, una semana después de la primera huelga, vuelven a no sentarse al volante.
Seguimos intentando que se nos conceda la subrogación, seguimos intentando que se nos conceda una cláusula anti-externalización de servicios, seguimos intentando que se reduzca nuestra jornada y seguimos intentando que el trabajo de la Compañía de Tranvias sea estable, por mucho que ellos hablen del la cantidad de contratos indefinidos, el problema esta en la subrogación 

Denunció el comité ante la Inspección de Trabajo que la empresa les informó de los servicios mínimos de la primera huelga cuatro días después de la misma con servicios mínimos con la mitad de los servicios habituales. 
La Compañía de Tranvías niega que los servicios mínimos fueran comunicados con posterioridad a la huelga del 22 y asegura que ellos están abiertos al diálogo.

Fuentes: radiocoruna.com 28/05La Opinión de A Coruñaradiocoruna.com 29/05

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: