22 de noviembre de 2014

Línea 14: recupera su paso por Ronda de Outeiro. Línea 22: seguirá desviada por General Rubín.

Un nuevo contratiempo en la tubería reventada el pasado domingo en la ronda de Outeiro "obliga" a Emalcsa a sustituir la conducción y a mantener cortado al tráfico el desvío hacia la avenida de Alfonso Molina durante una semana más, aunque el viaducto que pasa sobre esta vía ya permite circular en el sentido hacia A Cubela desde la noche de ayer viernes, cuando terminaron los trabajos de asfaltado de la calzada.


De este modo, las líneas 14 y 22 sufren distintas suertes...:
  •  Línea 14:   Recupera su ruta Ronda de Outeiro abajo, y con ello sus dos paradas y la de Alcalde Pérez Ardá.

  •  Línea 22:   Todavía estará 6 o 7 días cerrado el cerrado el acceso a Alfonso Molina, con lo cual, el 22 continuará circulando por Joaquín Planells, ante la Estación de trenes; baja a continuación por General Rubín y retoma recorrido en Salgado Torres (recordad que este recorrido ya era "provisional" en sí mismo, a causa de las pobras que cortan Pablo picasso. Vaya lío, eh...?).

    Las paradas habilitadas de la línea 22 en su penar provisional causado por la reparación de los conductos de agua subterráneos: 

    > Par.100 > Joaquín Planells, Estación de Trenes
    > Par.101 > General Rubín >> [parece ser que no se realiza]
    > Par.102 > Salgado Torres ("La Milagrosa")

    Y las paradas que "pierde" por su camino original son...
    > Par.264 > Ronda de Outeiro, Hotel Avenida
    > Par.283 > Álvaro Cunqueiro (Pajaritas)

Los antecedentes:
La avería en la ronda de Outeiro fue localizada a las 14.00 horas del pasado domingo, momento desde el que permanece cortado al tráfico el enlace con Alfonso Molina. A medianoche se llegó hasta el lugar de la fuga y en la tarde del día siguiente se efectuó la reparación de la tubería, aunque también hubo que atender a los fallos ocurridos en tres puntos de la ciudad a causa del desvío del agua por la red secundaria.

En la tarde del martes pasado se observó un fallo en otra junta de la tubería que aconsejó su reforzamiento y cuando todo hacía pensar que ayer por la tarde se reabriría el paso hacia Alfonso Molina, se detectó el nuevo desperfecto que hizo variar los planes: una bolsa de agua, lo que hizo sospechar que proviniera de la canalización. Esta circunstancia animó a los responsables de la obra a optar por sustituir un tramo de 100 metros de la conducción en lugar de proceder a un nuevo arreglo, ya que este trabajo iba a realizarse el próximo verano para evitar posibles fallos.

Fuente e imagen: La Opinión de A Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: