22 de julio de 2012

El "Efecto Matroska" (o cómo se desarrollan algunos "eventos paranormales busurbanos").

En estos temas que -para lo que es crear un blog específico- puedan parecer cosas de frikis, vamos descubriendo por la vida que hay gente que se lo toma en serio, incluso más que nosotros. Y realmente es para eso y más!

El transporte público es un arma de futuro que nos abocará a olvidar los desplazamientos -innecesarios o supérfluos- en coche por la ciudad, como ya viene siendo habitual (y efectivo) en otras partes -más evolucionadas- del continente. Nuestro nivel de desarrollo local nos impide todavía verlo claro. Así nos va. Pero generaciones venideras se reirán de nosotros cuando sepan de las desventuras que nos asolan, año sí, año también...

Dentro de los que se preocupan por estos líos, recibimos de un lector del blog busurbano un correo muy, pero que muy interesante, referido a lo que denomina
 "el efecto Matroska".

Los gráficos de apoyo están extraídos de la aplicación Buscoruña para Android, y debajo de cada uno de ellos podréis leer la explicación correspondiente, que ya arranca desde la primera línea. Queremos compartirlo con vosotros y este es un buen momento como cualquier otro.

Nos narra lo siguiente:

Intentaré explicaros “el efecto Matroska”, que no es más que la consecuencia de la Vía Prioritaria y tantas obras ejecutándose al mismo tiempo sin planificación alguna en cuanto al servicio de autobuses urbano, especialmente en cuanto a su horario (que básicamente es el mismo de antes de la obras y de la Vía Prioritaria Vigilada).

La operación es sencilla: los buses se retrasan, pero no interesa que se vean juntos. De lo que se trata es de crear un espacio artificial. Se aprovechan los nuevos tramos por obras para espaciarlos, el que más se usa es el trozo del paseo que va de la Calle Veramar a la Avda de Navarra. En ese trozo de paseo es fácil ver en hora punta a algún bus parado en el carril derecho por espacio de varios minutos para separarse del que le precede. Esta jugada pasaría desapercibida salvo por dos pequeños detalles:
  1. El relevo del mediodía: Los conductores no pueden realizar cortes a la hora del relevo ya que se arriesgan a dejar al relevo en tierra y hacer un viaje de más (una hora que nadie le va a pagar) y a esa hora los buses tienden a juntarse porque es hora punta...
  2. La retirada nocturna: Los buses tienen una hora de retirada en función de su hora de salida, de sus horas trabajadas. El caso es que cuando los buses pasan al horario alternativo (horario no oficial, horario B) y se espacian, lo hacen durante la hora punta, pero el conductor querrá retirar a la hora que le corresponde y necesita “colocarse en hora” a última hora del día; y aquí es donde se produce el efecto Matroska. El efecto tiene como objeto la recolocación de los buses en su horario natural para que estos puedan retirar escalonadamente a su hora

Ahora vamos a ver un ejemplo práctico de la maniobra en cuestión del Efecto Matroska. En este caso, esta maniobra de ejemplo se ejecuta entre las 20:13 y las 20:47 horas, es decir durante poco más de media hora.

20:13 horas  (imagen 1)
Tenemos a dos onces juntos en el Mercado de Monte Alto
(346 en rojo = retrasado, y 337 ). 

20:23 horas  (imagen 2)
El 346 hace el recorrido normal, pero el 337 se queda parado en Plaza de España (en realidad ni siquiera se ha metido en la parada, ha salido en la glorieta de la Plaza de España en dirección Calle Veramar y Paseo Marítimo).

20:28 horas (imagen 3)
5 minutos después seguimos en la misma situación
(337 aparentemente parado en Pza. de España)

20:28 horas (imagen 4)
Y ahora en el mismo minuto, aparece el salto mágico: el 337 aparece en Ramón del Cueto 37 (el 346 ya está en Pla y Cancela). Estupendo, ya tenemos al 337 “colocado en su espacio natural”.  Ahora el nuevo problema a solventar se llama 362, que está relativamente cerca del 337...

20:31 horas  (imagen 5)
El 362 ya está en la parada de Hércules (Banesto) y no se moverá de ahí, ya que está haciendo un corte (Ramón del Cueto > Paseo Marítimo …).  Tiene delito, porque no iba pegado al de delante; la maniobra tuvo que ser la siguiente: apagado de luces y fuera de servicio. Claro que... ¿quién no reconoce un articulado por la Avda de Hércules? XD Pero es que además el 337 se ha colocado justo delante del 321. A ver como evoluciona esto...  

20:35 horas  -  (imagen 6)
...y todo sigue igual. El 337 (llegando a su cabecera) y el 321 casi juntos y el 362 todavía de corte.  

20:38 horas  (imagen 7)
El 362 todavía de corte; el 337 ya inició el nuevo viaje .

20:44 horas   (imagen 8) 
Todo sigue igual...
>> 362 de corte.
>> 337 en recorrido normal.
>> 321 “apalancado” en la Ronda de Monte Alto.
¿Porqué espera tanto...? 


20:45 horas  (imagen 9)
El 362 por fin aparece en… ¿CARRETERA DE CIRCUNVALACIÓN? Pues anda que no llevaba retraso! Evidentemente en algún sitio estuvo parado, posiblemente en Albert Camus, quién sabe...  Pero lo importante es que el 321 sigue esperando y el 362 ya está encima de él .

20:47 horas  (imagen 10)
Ya estamos terminando.
El 321 y el 362 ya están juntos.

20:47 horas  (imagen 11)
Mágicamente el 321 aparece en ¿Plaza de Vigo? ¿Pero cómo puede ser?  Fácil! Si vemos la captura de las 20:35 h, podemos apreciar como el 321 y el 337 van juntos. En realidad el 321 no estuvo parado tanto tiempo en la glorieta de Monte Alto, sino que la utilizó para realizar un cambio de sentido, dirigirse al paseo marítimo y colocarse así en su espacio natural.  

¿El problema de todo esto? Usuarios que salen de trabajar entre las 20 y 20:30 horas y tanto pueden esperar por un bus 2 minutos como 45. Quién sabe...

¿Cuando se produce esta situación? Siempre que la situación sea tan caótica que la pérdida de viajes (que realizan a diario con su horario "B" no les sea efectiva. Básicamente hay dos líneas que usan esta maniobra; la 4 y la 11.

Les importa todo un pimiento... La línea 4 es un cachondeo total, un caos, tiene 6 buses espaciados en 11 minutos, con 33 minutos para cada lado, total 66 minutos por viaje. Podrían darles 6 minutos más por viaje, 3 minutos más para cada lado, lo cual es un mundo, pero falta que les haría. La frecuencia pasaría a ser de 12 minutos en vez de 11 (72/6) lo cual no es significativo; pero claro, es mejor decir que la Vía Prioritaria funciona de... maravilla, que sólo "uno de cada 10" necesita de la ayuda semafórica. No vayamos a darles una frecuencia de un minuto más, no sea que digan que el invento no funciona. Ni siquiera tienen la decencia de hacerlo durante las obras. Es patético.

Espero haberme explicado bien.
Un saludo! ;-)

____________________________________________ 

Bueno, este era el exhaustivo y detallado análisis que nos acercaban por correo electrónico. Solamente nos resta agradecer su envío y animar a que si alguno tenéis algo que aportar y deseáis hacerlo, contáis con el espacio de los comentarios

Por otra parte, quedáos con un concepto curioso e interesante, que dan en denominar como "Efecto Bunching". tema  susceptible de que un día de estos reflexionemos sobre ellos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: