6 de diciembre de 2009

¿Qué es lo que no funciona bien en los nuevos buses estrenados ayer mismo?

Pues no os asustéis, nada grave. Pero nos llamó el titular, igual que os ha ocurrido a vosotros. Es el miniartículo de Antón Peruleiro, que asoma por La Opinión y que se engloba dentro de un blog con otros breves de cada día.
"En los nuevos buses todo funciona bien menos..."

La Compañía de Tranvías puso ayer en circulación los nuevos autobuses que incorporó a su flota, por lo que los usuarios pudieron apreciar la modernidad de su equipamiento, en el que destaca la existencia de una tercera puerta, el gran rótulo luminoso situado en el frontal y la apertura de las puertas hacia afuera. Pero los responsables de la empresa, en su afán por preparar los vehículos para el día del estreno, pasaron por alto poner en hora los relojes de al menos uno de ellos, que despistaba a los viajeros poco atentos.

Si todo fuese tan sencillo de arreglar como el reloj de los autobuses... Pero ese reloj es a la vez el símbolo de la causa de todas las quejas: el tiempo, los horarios, las frecuencias. La paciencia también se mide en minutos, pero es una cuenta atrás muy delicada...

Esperemos que con paciencia y buen criterio se vaya mejorando en estos aspectos, porque no olvidéis que se acerca Navidad y el caos en la ciudad está a punto de comenzar.

Ayer sin ir más lejos se juntaba un partido como es el Deportivo-Barcelona con los desplazamientos a los Centros Comerciales (Dolce Vita y Espacio Coruña se imponen en colas de vehículos), alguna clásica colisión en el entorno de Alfonso Molina y otra en la carretera de Pocomaco a Matogrande; a mayores la Feria de Autónomos en ExpoCoruña y las personas que se acercaban a la pista de hielo -ya en funcionamiento- en el Coliseo. Se nos olvidará algo...

Sed conscientes que todos somos causantes y víctimas... Así que, paciencia y sentidiño.

Fuente: La Opinión de A Coruña y El Ideal Gallego
Imágenes: blog busurbano y El Ideal Gallego

1 comentario:

  1. Los relojes de los buses siempre van adelantadados, ¡en muchos casos hasta 15 minutos!

    Saludos.

    ResponderEliminar

Comentarios busurbanos...: