18 de marzo de 2020

Primer día de horarios adAptados ("pseudofestivos con refuerzos") adOptados por Tranvias de Coruña.

Este miércoles 18 de marzo, es cuando la Compañía de Tranvías pone en marcha un servicio y horarios de los buses urbanos adaptados a las nuevas necesidades y circunstancias.

Una propuesta de horarios "pseudofestivos" en los que la oferta en número de autobuses se equipara a la de los domingos, pero que contemplan una serie de "refuerzos" (por llamarles de algún modo) durante las primeras horas de la jornada u horas punta en las que se detecte esa necesidad.

Se pretende atender a las necesidades de movilidad de un día laborable, pero bajo otro escenario muy diferente al "habitual", pensando en las personas que han de desplazarse todavía a su lugar de trabajo.


Estos horarios ya los ha actualizado la aplicación de cabecera de muchos de vosotros, y la nuestra, por descontado: BusCoruña sigue ofreciendo ese servicio de manera no oficial. Un gran trabajo de Adrián :)

Lo comentaba en Radio Voz Ignacio Prada, el director general de la empresa. Decía que tomaron como referencia los datos de días previos. Por ejemplo, este lunes 16 de marzo se mantuvo el servicio habitual de un día laborable (mismos buses, mismos horarios que antes de esta situación).

Las cifras de descenso de viajeros se situaban en un 82%. O lo que es lo mismo: que el nivel de ocupación de los buses era de un 18% en relación con jornadas laborables habituales. En la mañana del martes dia 17  los datos iban contando que vez de un 18% ya se estaba en un 14%. Y que los niveles de ocupación de las diferentes líneas se mantenían bastante parejos, no había picos de demanda en alguna línea concreta.


Por ello, el planteamiento es reducir en general el servicio en todas ellas. Eso sí, analizando cómo está funcionando el servicio en las horas punta, de modo que esos horarios estén adaptados al movimiento de las personas; y a la vez, evitar que esos autobuses vayan "llenos",  o más propiamente, "con un aforo que se pueda considerar excesivo" (en el sentido que cobran estos términos a día de hoy).

En cualquier caso, Prada insiste en que tienen previsto personal y autobuses para que, en caso de necesidad, acudir a cubrir necesidades puntuales en determinadas líneas que puedan entenderse como "insuficientes", cumpliendo con las condiciones a tener en cuenta.
Estamos hablando de un 60% de servicio para un 15% de viajeros, estamos poniendo cuatro veces más de oferta a lo que es la demanda.

Ignacio Prada quiere garantizar el transporte público y quiere que la gente vaya tranquila en el transporte publico, con las máximas garantías de seguridad, pero las necesidades de movilidad impiden que se pueda ir libremente a los centros hospitalarios (hay que llamar previamente y nadie la gente con síntomas puede viajar en bus):
Ante una situación de emergencia tendrán que buscar alternativas. No tiene sentido mantener el servicio regular porque no es necesario, estarían exponiendo a más conductores, más buses; la movilidad se está restringiendo, no tiene sentido tener un servicio regular al 100% durante el resto del dia, en buena lógica. 

Si un día normal se mueven en bus urbano unos 80.000 usuarios, ahora estamos en torno a los 18.000, recuerda Prada (datos de memoria). el mismo modo, algunas líneas que venían llevando sobre 1.000 usuarios, ahora están en torno a los 300, si llegan.

Alberto Couselo, presidente del comité de empresa de la Compañía de Tranvías, el domingo en su turno al frente de un autobús de la línea 24 llevó en total a 25 personas:
"Bajó muchísimo. Había buses que iban prácticamente vacíos, aunque depende de la línea y la hora"

Prada cree que están adaptándose a las necesidades de la ciudad y a la vez, a las condiciones de seguridad e higiene que se les exige, y que han destacado durante estos días: desinfección periódica, medidas de aislamiento y protección del conductor, recomendaciones varias...


No han aplicado (todavía) una "limitación de aforo" como tal, apelan al sentido común y la responsabilidad de la gente, pero en caso de necesidad -insiste- se alertaría para reforzar de inmediato cualquiera de las líneas lo mas rápidamente posible.

En cuanto a dudas de los usuarios, hay quien planteaba que un número menor de autobuses significa más ocupación, y ello es más riesgo de contagios. Hay que significar una cuestión: las personas que presenten síntomas que pudiesen dar lugar a dudas de si se trata de coronavirus no deben utilizar el transporte público. Por lógica responsabilidad, opinamos.



Sobre una de las preocupaciones de los empleados, el "¿qué va a pasar?" (si es hay riesgo de que se de alguna medida como estamos viendo en decenas de empresas), Ignacio Prada contestó que "ahora mismo están centrados en garantizar un servicio seguro, es nuestra principal preocupación".


Por su parte, los trabajadores del transporte urbano mantuvieron una reunión extraordinaria con la empresa, con la que destacan la buena colaboración que está existiendo, para analizar algunas de las medidas de protección contra la transmisión del coronavirus que habían solicitado y que ya están en marcha.

Ya está prohibido de manera definitiva a los usuarios sentarse en los asientos más próximos a la zona del conductor para limitar su exposición, algo que los trabajadores ya solicitaban en los últimos días a los propios viajeros antes de que se implantase esta medida. Los conductores recomiendan pagar con tarjeta siempre que sea posible o en efectivo con el importe justo.


Esto se añade a las toallitas con alcohol y los geles que llevan desde hace días para desinfectar su zona de trabajo y sus manos. Estas fueron algunas de las medidas aceptadas, no como el traslado de las máquinas canceladoras a más atrás, una operación complicada ya que no se trata de aparatos inalámbricos.


Entre los usuarios hay llamadas de atención a la responsabilidad, ya que ven como otros viajeros "van de leria" y ello podría ser fuente de contagios, como quien no quiere la cosa. En este sentido, es importante mantener una distancia con los demás viajeros.


LA IDEA FUNDAMENTAL:
  • Menos buses en general, pero teóricamente las primeras frecuencias deberán haber sido las de siempre (por cuestiones de movilidad de trabajadores y también de ocupación de buses).
  • Seguramente vuestras observaciones "a pie de bus urbano" serán bienvenidas en Tranvías, vía twitter, facebook o teléfono,  de cara a que ellos puedan ir modificando el servicio.
    Podéis ser sus ojos para que puedan adaptarse aún más a las necesidades de los usuarios.
    Bien es cierto que sois menos.
  • Algunos os habéis encontrado a primera hora de la mañana con buses "petados" (metafóricamente hablando y en consonancia con las circunstancias).
    Informad de ello a la empresa, proponed, sugerid, solicitad.
    Hay que entender que, como puntal que son en esta crisis, darán lo mejor.
  • Ánimo y espíritu colaborativo!
    Aunque haya que tirar de las orejas, (que si hay que hacerlo se hace, un tironcito así...), lo que vale ahora es contribuir en comunidad, avanzar en conjunto, colaborar como grupo.
  • Esta crisis del #coronavirus
    es una prueba, un reto.

    ¡Superémoslo!

Fuentes:
Radio Voz
La Opìnión de A Coruña
El Ideal Gallego, elidEl Ideal Gallego, 16-03-2020, David García
La Opinión de A Coruña, 17-03-2020, Iván Aguiar
BusCoruña actualiza Horarios
Imágenes: Blog Busurbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: