10 de octubre de 2014

La respuesta del concello a la demanda de los vecinos de Joaquín Planells no evitó la protesta.

El artículo es de El Ideal Gallego:

Decenas de vecinos de Joaquín Planells se concentraban ayer en la plaza de Pierre de Coubertin para protestar contra el aislamiento que sufren desde hace 15 años al no disponer de ninguna línea de autobús urbano. A pesar de que el Ayuntamiento anunciaba hace dos días la modificación del recorrido del 5 para dar cobertura a la avenida, los residentes acudieron a la convocatoria de la asociación vecinal Os Anxos para recriminar una desatención que les obliga a desplazarse un kilómetro como mínimo a la parada más cercana.


El presidente del colectivo, Ramón Mañana, señalaba que lo que el Gobierno local prometió para dentro de un mes es “un compromiso de palabra”. De momento, no hay nada escrito y para el responsable, son muchos años de experiencia al lado de la clase política:
“Aínda non hai un planteamiento feito...”

...afirmaba, y sí unas elecciones en el horizonte que, para el portavoz, marcan el rumbo de las actuaciones.

Mañana cree que la decisión de implantar una línea en la zona es fruto de la presión vecinal y no como les aseguraron en la reunión que mantuvieron en María Pita el pasado lunes. Decía el responsable que la concejala Begoña Freire junto con técnicos de la compañía de autobuses y del PMUS les aseguraron que la intención de modificar la ruta del 5 era una cuestión que “tiñan estudiado desde hai tempo”.

Recorrido actual de la línea 5 entre Adormideras y Espacio Coruña

Por otra parte, Ramón calificaba de “tomadura de pelo” la respuesta municipal anterior, cuando posponían la entrada de los buses por Joaquín Planells a la finalización de las obras de la Tercera Ronda, “que levamos doce anos sufrindo” para seguir así los parámetros del PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible):
“Non entendían que o que pediamos era darlle servizo ao barrio”.

En este sentido, su papel ahora será el de controlar los movimientos del Ayuntamiento ante la supuesta actuación con el objetivo de que se realice dentro de los plazos fijados:
“Dixeron que podería comezar antes do mes de novembro en canto instalen as marquesinas”. 

Mañana hablaba que de cumplir lo anunciado, “estariamos satisfeitos” porque las frecuencias están marcadas cada 15 minutos en un radio de acción en el que los afectados tienen que acudir a la estación de San Cristóbal o a la avenida de Pablo Picasso si quieren hacer uso del transporte público.


De esta forma, se pondría fin a una situación que en su momento Mañana definió como “tercermundista” y más en un barrio donde viven muchas personas de la tercera edad. Recordaba que si bien Joaquín Planells es una avenida que creció en habitantes con la edificación de nuevos bloques, la realidad fue que de una línea, la del 5-A, se pasó a ninguna desde hace más de una década.

Fuentes e imagen: El Ideal Gallego 1  y _2_ y Blog busurbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: