14 de octubre de 2014

"Residencia" o "Puerta Real": nombres que existen sólo en los buses urbanos (y en algunos negocios).

Hablando de "nombres" que no existen...

RECREACIÓN DE LO QUE EN UN FUTURO VEREMOS EN LOS BUSES
¿Qué os parece? ¿Es o no factible? (...) Esto lo comentaremos al final del post. De momento, nos llamó primeramente la atención la reflexión de Luís Pousa este fin de semana en las páginas de La Voz:
"En realidad Puerta Real solo es una parada de la Compañía de Tranvías y un nombre que sobrevive en la tradición oral"

Todos tememos ese momento de miedo escénico en el que, mientras esperamos armados de paciencia y acodados sobre el mostrador, el funcionario de turno nos responde, impertérrito:

-Pues no me sale en el ordenador.

Porque sabemos que lo que no sale en el ordenador del funcionario sencillamente no existe. Si el funcionario busca en sus casillas informáticas la torre de Hércules y no le sale, da igual que, en plan Woody Allen en Annie Hall, tú saques de la cola al mismísimo Cayo Sevio Lupo, para que le explique al auxiliar administrativo que él levantó el faro con sus propias manos en la época de los romanos. El funcionario, impasible, le dirá a Cayo Sevio Lupo:

-Si no me sale en el ordenador, es que no existe.

El funcionario, ya lo contó Franz Kafka con más esmero, es ese tipo que, para verificar que el ciudadano que tiene delante está vivo, le pide tres copias compulsadas de su partida de nacimiento, una fe de vida y una declaración jurada del titular de la biografía.


Pues a Puerta Real le pasa un poco eso, que es una puerta perdida en el limbo de los papeles timbrados y la triple fotocopia para los amanuenses del Registro Civil. Si se busca «Real» en el callejero cibernético del Ayuntamiento lo único que sale es la calle, pero no la puerta. Si se insiste en la búsqueda, el ordenador ya se pone impertinente, que por algo tiene alma de replicante de Blade Runner:

-No se ha encontrado ninguna vía.

Y si uno, pasando de la realidad virtual e impostada de Internet, se echa a la acera y se pone a buscar Puerta Real a pie de obra comprobará que, efectivamente, no existe. En el lugar que se supone que está Puerta Real, si uno se pone a cotejar las placas municipales, solo encuentra la avenida de Montoto (el nombre de incógnito que lleva el primer tramo de la Marina), la calle Santiago, el paseo de la Dársena y, ya entrando a María Pita, la escueta calle María Barbeito (una calle de vía estrecha, como el tren de Ferrol, tal vez una de las más breves y sucintas de la ciudad).


En la intersección de todas esas rectas y curvas se supone que está Puerta Real. Pero no está. Porque, en realidad, Puerta Real solo existe en la tradición oral. Un día me lo explicó Ángel Padín, que era un sabio de la ciudad y sus historias mayúsculas y minúsculas:

-No hay ninguna calle ni plaza que tenga ese nombre. Puerta Real solo existe en las placas de los buses urbanos.


Pero encima, la parada, que luce el histórico número 1 en el listado de la Compañía de Tranvías, está de baja laboral hasta que rematen las obras faraónicas de la Dársena y el apeadero se ha largado por la izquierda hasta el quiosco de la Marina y, a la derecha, hasta la cuesta del Parrote (que tampoco se llama cuesta del Parrote, sino paseo de la Dársena, aunque eso ya poco importa a estas alturas de la inexistencia callejera).

Parada de Puerta Real reubicada en Paseo de la Dársena

-¿Perdone, pero usted sabe por dónde cae Puerta Real?
-¿Cómo por dónde cae? El que cae es usted, pero de un meteorito. Si está más cerca, le muerde. Esto es Puerta Real.
-Acabáramos.
-Estos turistas cada vez nos vienen menos preparados. Qué barbaridad.

En lo que todos (excepto el callejero municipal) entendemos por Puerta Real, está la Casa Rey, de Julio Galán, y la residencia de las monjitas, las religiosas de María Inmaculada, que se levanta en el solar de la antigua sede de La Voz de Galicia.


Si uno sube de noche por Puerta Real hacia la iglesia de Santiago descubrirá que en el vestíbulo de la Residencia Juvenil Femenina siempre hay una monja sentada en una silla, dormida o durmiendo -ya aclaró Cela que no es lo mismo-, esperando a que vuelva al redil la interna noctámbula para echar el cerrojo hasta el día siguiente. La monja, entre que lee un poco una revista y reza el rosario a ratos, acaba cabeceando sobre el papel cuché para pasmo de los turistas, que la ven como un exotismo más de este país tan pintoresco y costumbrista, y a veces, ya lanzados, hasta le quieren sacar una foto con el móvil a la monja de guardia.


En Puerta Real, o como se llame esta encrucijada, siguen la parada de taxis y la inmobiliaria Versalles, refugiadas bajo los soportales de las monjitas, pero el Banco Pastor de la esquina hace tiempo que bajó la persiana, víctima de esa manía que le entra a los bancos en las crisis por fusionarse y absorberse unos a otros, como si la economía fuese Saló o los 120 días de Sodoma.

Y entonces, ya mosqueados porque Puerta Real parece más inexistente que aquel fabuloso caballero de Italo Calvino, nos damos de morros con las únicas pruebas tangibles de que no se trata de una leyenda urbana:
  • un resto de la muralla en la que se abría la dichosa puerta (tapado por un cristal algo guarro y empañado), 
  • un quiosco con mucha prensa llamado La Ó-Puerta Real, 
  • y, en el portal número 2 de la calle Santiago, la antigua casa de Alfonso Molina, con la inevitable lápida de homenaje. 
En lo que fue el garaje del alcalde tropezamos, casi sin querer, con el escurridizo topónimo. Es la heladería de Chus, de nombre oficial Heladería Puerta Real, donde siempre te sirven una sonrisa junto a la tarrina artesana de mojito, chocolate o turrón.

-¿Qué va a ser?
-Uno de pistacho.

Pasa el bus número 2 hacia los Castros y en la Marina rugen las excavadoras. Todo tan real como la puerta inexistente.
_______________________________________________


 Apuntes del Blog Busurbano: 

Foto original de Tomás Rodríguez Ontiveros
Recordaréis que en la glorieta de Puerta real se ubicaba (hasta el inicio de estas magnas obras de túneles y demás) esta escultura conmemorativa del centenario de la Compañía de Tranvías, celebrado en mayo de 2003, justamente con uno de estos vehículos como motivo central.
"En este mismo lugar, hace 100 años, inició su andadura el primer tranvía que puso en marcha el servicio público de transportes en esta ciudad, y que es inaugurado por el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez"

¿Dónde está ahora mismo esta escultura? ¿Se reubicará en su lugar primigenio o próximo cuando las obras vayan avanzadas en superficie? (...) Eso aguardamos!

 LA "RESIDENCIA" 

Y del mismo modo que Puerta Real "no existe", hace unos días destacábamos en nuestro tuiter del @BlogBusurbano la presencia de una denominación ya fuera de tono, pasado el tiempo...

Se trata de la clásica y tradicional denominación del -desde julio de 2008- "CHUAC". A la vista de la foto, parece no haber nada que objetar, ¿no?

El "antes" y el "después" no dejan lugar a dudas, excepto en los buses urbanos, donde se conserva la tradicional denominación popular de "RESIDENCIA".

Un término realmente inútil y confuso, que no ayuda a quien viene de fuera de Coruña y desconoce que se le llamaba así hace años. Realmente, todavía hoy mucha gente le sigue llamando "Residencia" o  "Juan Canalejo".

 Pero poneos en el caso: llegáis a una ciudad donde"nadie es forastero" y son todo trabas! Es de lo más habitual en esta amada Coruña...

Bueno, si somos estrictos y consecuentes, no se debería denominar "CHUAC", ya que este término (Complejo Hospitalario Universitario A Coruña) es el conjunto de los siguientes hospitales y centros de especialidades:
    • Hospital A Coruña (que sería el adecuado)
    • Hospital Teresa Herrera
    • Hospital Marítimo de Oza
    • Hospital Abente y Lago
    • Centro de Especialidades del Ventorrillo
    • Centro de Especialidades de Carballo
    • Centro de Especialidades de Betanzos
Como os decíamos, fue a mediados de 2008 cuando la Xunta de Galicia comunica la oficialidad del cambio de denominación:

Pero es ciert: no iba muy desencaminado el contenido de un artículo de El País, que por aquel entonces comentaba que "llevaría su tiempo a los coruñeses olvidarse de la anclada costumbre de citar "el Canalejo"; y destacaba una observación a este respecto...:
"Volverá a ser, como decíamos antes, la residencia", asegura una anciana a las puertas de Urgencias. Y ese es, de hecho, el nombre que tiene [todavía en 2014!] en los carteles de las paradas del autobús urbano.


Así pues, y teniendo en cuenta que el Hospital de Oza es el Hospital de Oza en la línea 2-A, y que el Hospital Abente y Lago es el Abente y Lago en la línea 1 (y en todas las afectadas por las obras de la "inexistente" Puerta Real), la denominación correcta sería "HOSPITAL A CORUÑA", que cabe perfectamente en los paneles led de los frontales de los buses y es más claro y correcto.


Lo podéis apreciar en esta recreación semiartesanal, sobre los paneles leds Hannover de uno de los MAN más nuevos:

RECREACIÓN DE LO QUE EN UN FUTURO VEREMOS EN LOS BUSES

-  Perdone, ¿qué bus es el que va al Hospital de A Coruña?
- ¿A la residencia? Pues el 12, el 17, el...
- Perdone, ¿qué residencia? Le pregunto por el CHUAC...
- El Juan Canalejo, dice..., sí, pues como le digo, el 12, el 17, el, 20, el ...
- Gracias, caballero..., buenos días.

Claro, si la señalización general en las calles no colabora con normalizar la nueva circunstancia, mal vamos...:

La sugerencia está realizada. Ahora veamos cuánto se ha de esperar para esta tontería...:


___________________________________________________

Para finalizar, un encargo:

Recordadnos que elaboremos un artículo sobre las nefastas condiciones que sufren los buses urbanos en el entorno del Hospital: estrecheces, giros obstaculizados por coches y otros vehículos, peatones por zonas prohibidas, en fin, que no nos explicamos cómo nadie se preocupa por tomar medidas de carácter serio y responsable.


Fuente original: La Voz de Galicia
Imágenes: Alberto S.N, Blog Busurbano (fotos, planos y montajes), El Ideal Gallego

Más info: El Chuac cumple 40 años (en 2012) # Juan Canalejo non foi cardiólogo # De Residencia a Ciudad Sanitaria # Complejo Hospitalario Juan CanalejoComplexo Hospitalario Universitario A Coruña (CHUAC) na wikipedia # hospitalcoruna.sergas.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: