3 de octubre de 2014

Un "viajero" se niega a pagar el billete y agrede al conductor del bus con un bastón en O Birloque.

Un conductor de la Compañía de Tranvías tuvo que recibir ayer asistencia médica en un centro hospitalario de la ciudad a consecuencia de la agresión que sufrió a las 14.45 horas por parte de un viajero, que le asestó golpes en el rostro con un bastón, según la empresa.

Fuentes de la compañía aseguran que el empleado sufrió lesiones en un ojo y que la agresión ocurrió en la parada situada al inicio de la avenida de Glasgow, en el barrio de O Birloque, cuando el pasajero bajó del autobús de la línea 21.

El usuario subió al vehículo en la calle Ramón y Cajal y, según el Ayuntamiento, se negó a abonar la tarifa, pese a lo que se dirigió al fondo del autobús dirigiendo insultos hacia el conductor, cuyas indicaciones no atendió. Durante el viaje profirió amenazas al empleado y, al llegar a su destino, se acercó a él y le golpeó en la cara. Finalmente parece ser que el billete sí lo pagó. Pero además, también "pegó"...

Una dotación de la Policía Local y otra del Cuerpo Nacional de Policía acudieron al lugar, donde los agentes municipales se hicieron cargo del agresor para trasladarlo a las dependencias policiales. El agredido fue trasladado por una ambulancia para ser atendido en el Hospital Universitario, donde permanecía ayer al cierre de esta edición.
_________________
Nota del blog busurbano:

Por lo que hemos leído en las redes locales, presuntamente este "ciudadano" es reincidente en este tipo de circunstancias. Imaginamos que ya estará en la calle, intacto y presto a repetir experiencias en los buses donde le dejen entrar, mientras que el conductor estará convaleciente y j.... 

En todo caso, habría que analizar la jugada, ya que si un pasajero se niega a abonar el billete, lo que suelen hacer algunos conductores es requerir la presencia policial con el vehículo inmovilizado hasta su llegada (si nos ha de dar, que nos dé antes de arrancar, no al llegar al destino...). (...) Parece que este no ha sido el caso, ya que el viajero -nos dicen-, no tenía dinero suficiente para pagar; aun así, el conductor le permitió viajar después de la discusión inicial. Fue más tarde, securamente en destino, cuando persitiendo en su actitud al fondo del bus, el conductor se acercó al elemento este y... recibió el bastonazo en la cara...

Fuente: La Opinión de A Coruña , Blog Busurbano

2 comentarios:

  1. Non é que teña moito en contra das redes sociais, pero tampoco teño moito a favor, e esa parte de "presuntamente este "ciudadano" es de etnia gitana", penso que sobra na nova, primeiro non penso que sexa necesario acreditar a etnia de ningunha persoa que comete unha falta ou delito, e segundo un cafre ou delincuente o é sexa cal sexa a sua raza sen entrar en máis detalles, xa que esto o único que conleva é un prexuicio racista ou xenófobo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anxo. O comentario que citas é cousa nosa, non da noticia publicada pola Opinión. Efectivamente, pecamos e caímos nun terreo no que ás xeralmente opinamos igual ca ti. E tés razón, obviamente. De feito, a menudo se "agochan" ("se obvian", mellor expresado) estas consideracións a propósito para evitar prexuizos innecesarios.

      Aínda así, ibamos xustificalo dalgunha maneira, neste comentario, alegando razóns que moitos comprenderiades, pero sería meternos nun xardín no que ó final probablemente non sairiamos moito mellor, co cal, pedimos desculpas públicas a que sinta a inconveniencia do dato e prometemos retirar ó longo da tarde esa parte problemática da información do suceso.

      Grazas polo comentario, Anxo, e un saúdo e desexo de pronta recuperación para o conductor agredido.

      Eliminar

Comentarios busurbanos...: