3 de julio de 2014

Resumen: Miles de usuarios afectados el 1 de julio, declarado "Día del Caos Busurbano" (fiesta local).

Tomamos como resumen de la aventura del martes el texto de La Opinión, y lo aderezamos con otras puntualizaciones complementarias, tanto del resto de medios como propias:

Las tarjetas del bonobús resultaron inútiles durante la mayor parte del martes día 1 de julio, debido al fallo que sufrió el sistema informático de la Compañía de Tranvías. La imposibilidad de pagar con la Tarjeta Millennium se tradujo en numerosos retrasos en las líneas y que la empresa optase finalmente por no cobrar a quienes trataban de emplear el bonobús.

El error, que comenzó a primera hora del día, se corrigió a las 19.30 horas y dará origen a una investigación municipal, según anunció el Gobierno local, que reclamará a la concesionaria información sobre lo sucedido.

Los universitarios de los campus de A Zapateira y Elviña que precisamente en el mes de julio comenzaban sus exámenes figuran entre los más perjudicados por este incidente en el transporte público


Miles de usuarios del transporte público sufrieron este pasado martes 1 de julio las consecuencias de un fallo informático en el sistema de cobro que impidió a numerosos conductores de los autobuses emplear las máquinas canceladoras de las tarjetas del bonobús, lo que causó importantes retrasos en numerosas líneas.

La avería se originó en torno a las seis de la mañana y se prolongó hasta las 19.30 horas, según la Compañía de Tranvías, que asegura que es el primer incidente de este tipo que se produce desde la informatización del servicio.

La causa primigenia residió en la actualización del sistema informático, de modo generalizado en todos los buses, y sin asegurar su estabilidad; de ahí los fallos que se fueron sucediendo desde primera hora de la mañana.

Otras fuentes apuntan a que esa reinstalación fallida se realizó a última hora del lunes y que entonces el sistema ya estaba generando fallos que avisaban del colapso.

El Ayuntamiento anunció que abriría una investigación para aclarar el suceso y que exigirá a la concesionaria datos sobre las causas, el número de usuarios, líneas y frecuencias afectadas, así como los medios aplicados para subsanar los problemas. También aclaró el Gobierno local que el fallo "no tiene nada que ver" con su actividad ni con la tarjeta Millennium y que en cuanto conoció la situación exigió que prestara el servicio "de la mejor manera posible" y "de forma gratuita" en los casos en que no fuera posible cobrar.

Buses con los letreros electrónicos apagados después del fallo informático
Encima, algunos buses ni siquiera tenían encendidos los letreros LED y los usuarios debían preguntar qué línea era cada autobús que paraba, lo cual redundaba en más retraso.

Sin un plan de emergencia previsto para estos casos (clásica temática que en diversas ocasiones tratamos en el blog busurbano), los propios conductores -independientemente de las versiones oficiales- tuvieron que recurrir a la improvisación, basándose en su propio criterio -llamadle "instinto de supervivencia"- y temiendo que cualquiera de sus acciones, fuese la que fuese, les pudiese ser reprendida: 
  • algunos optaban por cobrar a mano, 
  • otros perdonaban el coste del billete, 
  • y otros reiniciaban constantemente el sistema, "asegurando" en ocasiones el cobro de al menos diez tarjetas por reinicio, pero provocando irremediables retrasos en el viaje...
Quienes pagaban el viaje en metálico (sin ninguna tarjeta ni bonobús) no tuvieron problema para hacerlo, aunque se vieron perjudicados por las demoras y las enormes colas que había, por ejemplo, en las paradas de la plaza de Pontevedra, en donde los propios buses se concentraban con retrasos de hasta media hora. Algunas de las líneas llegaron a perder la mitad de los viajes que debieran haber hecho en esa jornada..., con lo cual, imaginaos!

Colas en las paradas, captadas por La Voz.
A bordo de los autobuses se vivieron todo tipo de situaciones, ya que los conductores se veían incapaces de resolver el fallo (como decimos, no era una cuestión cuya solución estuviese en su mano) y los pasajeros exigían llegar a tiempo a sus destinos.

En algunos casos incluso llegaron a efectuarse transbordos de viajeros entre vehículos de la misma línea, ya que algunos conseguían que la máquina funcionase, aunque con dificultades.

(O sea..., que cabe presuponer que los retrasos causados por el traslado de usuarios de un bus a otro venían a cuento de intentar a toda costa no perder el dinero de los billetes de los usuarios que en el primer bus no podían pagar, ¿no...? Pues qué bien.. )

Buses que alcanzaban a los precedentes de su línea... (@Oestrimio)
El paso del tiempo sin que el error se subsanase llevó a la Compañía de Tranvías a ordenar (tardíamente!) a sus empleados que no cobrasen en metálico la tarifa a quienes tratasen de pagar con la tarjeta, lo que se hizo de forma generalizada hasta que se arregló el fallo.

Ojo! Porque, en lo que respecta al viaje sin deber de cobro, el Ayuntamiento asegura que la empresa "tiene la obligación de acceder a él si el cobro presenta algún tipo de problema". Esto va a requerir "aclaración"...
¿Cómo debemos interpretar esta afirmación?
¿Debemos entender que si la tarjeta Millennium no nos funciona en el gesto de cobro, no estaríamos obligados a pagar el importe del billete completo?

Caso práctico: Cristina es una usuaria con bonobús de desempleada (su tarifa es de 33 céntimos). Por motivos familiares viaja desde Feáns a la zona de Hércules y ha de hacer un transbordo.

Si todo funciona bien....
...serían 33 céntimos

(el transbordo del 21 al 14 es gratuito)
Si nada funciona bien....
...serían 1,30 € + otros 1,30€ del segundo bus = 2,60€

(ya que estamos dando por sentado que le va a obligar el conductor a pagar en metálico, bajo amenaza de sanción si no lo hace, seguramente...)

Imaginaos que c
ada día sea tan solo un viaje de ida y otro de vuelta y a continuación calculad cuantos fallos de tarjeta queráis. Está perdiendo dinero por fallos ajenos por completo a ella. ¿Quién le compensa los 2,27 euros que le "limpian" en un día de fallo? ¿Y si esa dinámica se repitiese cuatro veces en un mes? Estaríamos hablando de casi 10 euros!!!!

Estos casos que cotidianamente sufren los usuarios se han vuelto en contra de la empresa, ya que las pérdidas económicas causadas por el desastre técnico del martes ha sido importantes, calculando una cifra superior a los cien mil euros... 


Pero más allá de lo meramente monetario, los universitarios que ayer iniciaron los exámenes de julio fueron unos de los más afectados por la avería, según denunció la organización estudiantil Os Comités, que destacó que la situación se agravó por la reducción del número de vehículos de la línea que se dirige al campus tras el final del periodo lectivo. Muchos estudiantes llegaron tarde a las pruebas.

(Situación > Llega el verano y da igual que haya exámenes o no: el servicio de los Especiales Universidad mengua irremisiblemente y ya solamente restó que se organizase un cristo como el de ayer para que muchos se hayan jugado su futuro de un examen por un hecho totalmente ajeno a ellos y extraordinario por completo)
Los comentarios de los usuarios iban desde los más jocosos, como se puede leer, que invitaban a todo el mundo a subir autobús, a aquellos que se preguntaban si no tener que abonar el trayecto les compensaba el llegar 50 minutos tarde al trabajo. Otros en cambio, aseguraban haber tenido que pagar de más al no poder usar las tarjetas de pago.

No es la primera vez que el sistema de cobro de Tranvías presenta problemas técnicos. De hecho, desde su instalación, la tarjeta Millennium se ha revelado defectuosa ocasionando contínuas inconveniencias a los poseedores de bonobús.

De hecho, sería interesante poder llegar a hacer el cálculo de las "ganancias extra" acumuladas por cobrar el billete completo cada vez que la alguna pieza del sistema fallaba... (terminales de cobro, tarjetas propiamente dichas o terminales de recarga de efectivo en las oficinas de la difunta "NuevaCajaGalaica", por ejemplo).

En marzo, la concejala de Movilidad, Begoña Freire, anunciaba que, para finales de año, se pondría en marcha una nueva tarjeta a la que denominó Millennium Plus. Esta "nueva" tarjeta vendría incluso a cumplir con algunas de las capacidades anunciadas espara la anterior, pero jamás culminadas en la práctica.

Las claves, según La Opinión:

  • Avería. Los conductores apreciaron el problema a primera hora y trataron de reiniciar las máquinas, pero se vieron obligados a hacerlo en cada parada, lo que generó importantes demoras en las frecuencias
  • Pagos. La imposibilidad de abonar la tarifa con la tarjeta hizo que finalmente se optase por no cobrar a los viajeros que la mostraban, aunque sí se hizo a quienes querían pagar en metálico
  • Trastornos. Algunos usuarios fueron invitados a realizar transbordos entre vehículos de la misma línea, ya que una parte de las canceladoras funcionaban de forma irregular y permitían cobrar de vez en cuando, aunque la mayor parte de ellas permanecieron averiadas durante casi todo el día

Las versiones oficiales son muy bonitas (más bien ideales y suavizadoras...) y tal, pero la realidad la expresan los propios afectados.

En este caso,  en el facebook de la Cadena SER de Coruña, lanzan al aire el llamamiento a que los afectados comenten su caso.

- Te has visto afectado/a por el fallo de tarjetas en los autobuses?
Os dejamos el enlace para que podáis leerlos todos, pero básicamente creemos que el comentario que les hemos dejado plasmado viene a resumir del mismo modo el porqué de la situación:

Hay dos claves importantes: la primera que destacamos es la que acaba de comentar Maricarmen Moris Sanchez
>>> El problema no fue el informático, sino la forma de gestionar este. (Ya lo comentaremos algún día en el blog de Busurbano Coruña...)
Y la otra clave que comentáis más de vosotros:
>>> La paciencia y el aguante de los conductores de los buses, que fueron capeando el temporal, mal que bien y casi con criterio propio, al verse en semejante fregao... 
También destacar el comentario de Jose Ignacio Mourenza:
"En un primer momento hubo orden de parar los buses, no vaya ser que fuéramos gratis toda la ciudad un par de horas y se hundia la empresa".
Es un hecho que debido a esta "torpeza" han sufrido pérdidas económicas en el día de ayer, pero en un ejercicio de reacción (tardío) ejecutado por la cúpula de la empresa, la situación se solventó tanto para la satisfacción del que quería desplazarse como para aquel que se encontró la sorpresa de no tener que pagar el billete (lo cual era, en muchos casos, imposible).
¿Fue evitable? Sin duda. Y la prueba es que vais a ver como algo semejante no vuelve a ocurrir, ya que se van a curar en salud y a hacer las actualizaciones informáticas sobre seguro antes de sacar los buses a la calle, todos juntos y sin chequeo previo...
Un saludo a todos los que usáis el bus urbano y que no os queden recelos: no tenemos un transporte tan malo. Sí mejorable, siempre, pero no un desastre como muchos creen

Por otra parte, nos permitimos recuperar del artículo de La Voz los comentarios que a la hora de esta publicación permanecían visibles, y que dan a entender que había "cierta distancia" entre los responsables en el "centro de control" y los puntos del conflicto: los autobuses y sus conductores, y otras quejas. 

#1LOIS ALBERTE > ¿Por qué las líneas de autobús dejaron de circular? ¿Se recibió orden de que, dado que no podía cobrar, no circularán?. Yo entre las 14:27 y las 15:10 estuve esperando la línea 1 que en ningún momento paso por su recorrido y después cuando ya empezaban a cobrar aparecieron dos juntos. ¿Por qué se causo este trastorno a los usuarios que no tenían culpa de nada?

#2ANDRÉS CORTIÑO > Pues a mí, en la línea 4, una vez me pasó un caso idéntico y el conductor me obligaba a pagar en efectivo. Ahora ya sé que tienen la OBLIGACIÓN de dejarme viajar gratis si no les funciona el sistema informático de cobro.

#3CEBEY LOPEZ JUAN > Gran mentira lo que dice la compañía, de que no se cobraron en mano los viajes, yo soy uno de ellos; ayer a las 14:30 cogí el 7 y el chófer me dejo que tenia que abonar en mano, por que no funcionaba la maquina, o si no me tenia que bajar; ahora quieren quedar bien; esto lo tendría que mirar el ayuntamiento.

#4NADIA > No es cierto que se mantuviera el servicio a pesar de los problemas. En mi caso, en dos autobuses de la línea 1, a su paso por el Bingo de Cuatro Caminos, ninguno de los dos conductores permitió la subida de pasajeros si no les podía cobrar porque, según uno de ellos, "es su trabajo". ¿Y hablan de servicio público? Perdonen que lo dude. Una vergüenza. Un gran servicio deficiente de transporte para una ciudad de este tamaño.

#5PABLO > Son unos timadores. Una gran mafia es lo que hay con la Compañía de Tranvias.
En mi caso me cobraron por subir del Campus de Elviña al de la Zapateira, en una parada en la que es gratuita todos los días si pagas con tarjeta.
Así mismo la linea universitaria por la tarde se quedó también sin buses ya que no podían cobrar, a las 7 de la tarde había una frecuencia de 30 minutos cuando debería ser de 5, vamos, que quitaron buses para ahorrar por su gran fallo... Una vergüenza

#6USUARIA BUS CORUÑA > Es increible el mal funcionamiento del autobús de coruña. Hay mil carencias, un día no funcionó la tarjeta de bus y no era mi culpa y me quería mandar bajar el conductor pero ¿no se supone que si tienes tarjeta al menos tienes que pagar el descuento de mayor importe, no el integro? Es una vergüenza de servicio y lo peor es que se lo consiente el ayuntamiento; yo intenté poner una reclamación pero claro hay una cola de 1 hora y te cansas; ademas es una reclamación interna que creo que no vale para nada. Es una pena que el ayuntamiento le permita esto así, vamos...

#7QUE QUITEN LA CONCESION > Los autobuses mas cutres y viejos que hay en España.Sin aire acondicionado, alguno de los 11 con tres escalones para subir; que haya un concurso y entre una empresa nueva, que de buen servicio. Conductores maleducados.

(...)


En fin, llega ya el fin de este caso que colapsó el transporte público urbano de autobuses. Solamente resta conocer las conclusiones del problema que lo originó y esperar que no se vuelva a repetir, que no es deseo de nadie. A lo que le daremos "una vuelta" próximamente es a la declaración del ayuntamiento sobre la no obligación de pago cuando los medios dedicados a ello presenten un malfuncionamiento. No nos ha quedado nada claro cuáles son las fronteras...

______________________

Fuente: La Opinión de A Coruña _y_2_
Más info: El Ideal Gallego,
Imágenes enlazadas:
eleconomistaamerica.com, El Ideal, La Voz, @Oestrimio, La Voz, javierlunaro.blogspot.com, xatakaciencia.com  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: