16 de diciembre de 2015

El #BusUrbano de #Coruña no sube en 2016. Tampoco baja. Cero grados, ni frío ni calor.

 EL BUS NO SUBE EN 2016 
  • Revisar el contrato de la concesionaria del transporte urbano 
  • y la aplicación de la fórmula polinómica con la que se calcula el precio del bus 
Eran estas dos de las promesas que Marea Atlántica llevaba en su programa de 99 medidas. Pero pese a que el gobierno local había criticado el elevado precio del bus urbano -incluso había hablado de rebajarlo-, por el momento desistirán de hacerlo dejando los viajes tal y como están.


La aprobación, señala no obstante el expediente de la Junta de Gobierno Local, se produce...
«...en tanto non se procede ao análise de xeito máis exhaustivo da concesión e a interpretación da fórmula polinómica para a revisión do importe da tarifa»

Así pues, la Junta de Gobierno Local da por aprobada hoy, día 16 de diciembre, la congelación del precio del billete del bus urbano, que en 2016 costará lo mismo que este año y que en 2014:
  • 1,30 € el billete ordinario en metálico
  • 0,85 € el bonobús general, sólo con tarjeta Millennium (los 45 céntimos hasta los 1,30 € lo paga el concello)
  • 0,33 € para usuarios de la Millennium social, de la que se benefician escolares, discapacitados, jubilados y desempleados (los 97 céntimos restantes los abona el concello).
  • 0,30 € el bonobús universitario, pero sólo en los primeros 188 viajes (el concello se hace cargo de 52 céntimos y la UDC, de 48); después será a 0,85 € (con 45 céntimos a cargo del concello y 48, igualmente, de la Universidade da Coruña)
  • Tarifa Plana PMUS en vigor: De momento, continuará en la misma dinámica para los usuarios de los bonobuses con la Tarjeta Millennium General o Social.

Concello y Tranvías empezaron a negociar el precio del bus hace ya dos meses. La intención del Gobierno local era que no subiesen los precios, aunque la empresa podía haber pedido un incremento, finalmente, el Gobierno local y la concesionaria cerraron ayer un acuerdo para no introducir modificaciones en las tarifas, "axustándose na medida do posible o seu importe ao poder adquisitivo dos e das usuarias co obxecto de fomentar o uso do transporte público”.

La fórmula polinómica en cuestión es la que rige el contrato desde su concesión en diciembre de 1986. Incluye diferentes variables como el precio del carburante, los salarios y el IPC, entre otras, y ha permitido que el servicio, año tras año, halla subido de precio con algunas excepciones. Así, por ejemplo, no lo hizo el año pasado.

Ejemplo: los factores Son, Gon , Von, son salariosgasóleo y precio franco
 de fábrica de los vehículos
, siendo las otras variables el IPC y beneficio.
Diversos gobiernos han criticado esa fórmula, pero ninguno ha encontrado la manera de aplicarla de otra manera. Tampoco la Marea lo ha logrado en siete meses y pide ahora tiempo para poder interpretarla.

El bus urbano, que gestiona la Compañía de Tranvías, es uno de los principales desembolsos del consistorio. Para el año próximo se destinan en la propuesta de presupuestos algo más de 8 millones de euros para hacer frente a las subvenciones del servicio en vigor.


Antecedentes.

En 2014, la Compañía de Tranvías obtuvo unos beneficios de 4,44 millones de euros, un millón más de los registrados durante el ejercicio anterior, ya que ingresó unos 700.000 euros por una sentencia favorable en la reclamación del céntimo sanitario.

Las arcas municipales desembolsaron a las de la Compañía de Tranvías 8,5 millones de euros en 2014, en concepto de subvención a los pasajeros por cada uno de los viajes pagados con la tarjeta Millennium.

En 2014, el precio del billete general subió de 1,27 euros a 1,30 euros y esa tarifa se mantuvo en 2015, año de elecciones municipales, pero fueron los trabajadores los que asumieron el impacto. Y es que, renunciaron al incremento salarial pactado en el convenio colectivo para ese año a cambio de que no subiese el precio del bus los dos céntimos que correspondían.
_______________________________

Como anécdota, decir que barajamos la posibilidad de considerar que la entrada en funcionamiento de los nuevos autobuses prevista para 2015 estaba supeditada al anuncio de las tarifas para 2016. Seguro que nada más lejos de la realidad.

Pero eso sí, la casualidad quiso que se nos fuese revelada su llegada precisamente hoy, o sea, pecisamente en la fecha en que la junta de gobierno confirma las tarifas para el año que viene... 
;-)
Gráficos e imágenes: Blog Busurbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: