10 de abril de 2019

La #Par206 "trae cola". El Blog Busurbano alertó de la circunstancia origen del conflicto: la marquesina.

No podríamos haberlo imaginado: hay una circunstancia en la que hemos incidido varias veces y resulta que esta circunstancia ha derivado en otra, aparentemente incoherente, absurda e injusta. Lo leíamos en El Ideal Gallego, que le dedica un espacio.

Os explicamos: Si nos seguís por nuestras redes, habréis visto en varias épocas distintas alguna mención en nuestra cuenta de twitter del BlogBusurbano sobre la posible causa del problema que se expone. El escenario es el que veis en la imagen, la parada número 206 en su estado actual:

En su día nos felicitamos, pero... trabajo incompleto.
La #Par206 se ubica en la calle Capitán Juan Varela. Sirve a los usuarios de la línea 5, en su camino desde Espacio Coruña -en Someso- hacia Adormideras.

Hace tiempo -bastante tiempo- esa parada se accesibilizó. Como se aprecia, la acera fue ampliada y se instalaron las baldosas rugosas como se tercia en estas reformas. El poste, reubicado, sigue siendo el mismo y también la marquesina. Pero en ella radica el problema. A pesar de que hemos dado aviso público en numerosas ocasiones, la marquesina no se ha movido a donde debería, habida cuenta del espacio existente en la plataforma y el que roba al tramo de acera original.

La sugerencia (lógica) que planteamos en 2016
De hecho, que perviva en su ubicación original la convierte parcialmente en inútil por cuando ni una silla ni un carrito se pueden resguardar en ella, por no poder acceder a su interior. Desde esta vista de Google Maps se aprecia claramente:

En Google Maps se advierte el espacio de acceso disponible
Decididos a aclarar el tema, tenemos pendiente chequear si hay alguna indicación -en forma de cartelito- en la señal de dirección obligatoria (en fotos de años anteriores, percibimos que algo había).

Esta era una tarea pendiente "no urgente".
Pero... las cosas han tomado un nuevo rumbo:


Esta torpeza inicial achacable a alguien en origen (...) ha acabado derivando en otra torpeza: que la Policía Municipal multa a quien estaciona su coche en la única plaza de aparcamiento posible, justo delante la marquesina (anexa se encuentra la rampa de un garaje). ¿Por qué razón? Pues porque todavía a día de hoy persiste la señalización horizontal en el asfalto en forma de zig-zag. Parece ser que hay vecinos sancionados por estacionar en ese espacio, en realidad útil, pero aún tatuado con picos amarillos.

En ausencia de explicación razonable que conozcamos, lo que realmente desentona bastante el celo que demuestra la fuerza del orden local con esta actitud tan estricta. Lo entenderíamos si ese lugar estuviese haciendo funciones de aparcamiento para motos o espacio para carga y descarga. Mas de ser así, requeriría de una señalización específica. Desde el momento en que solamente las líneas de la ex-parada les da coartada para tramitar la sanción, poco más se puede orientar el pensamiento a ese "exceso de celo", por no suponer directamente "mala fé".

Imagen de mayo del año 2015, recientemente accesibilizada
Vecinos que consultaron la cuestión con policías de rango nacional recibieron como sugerencia acudir al concello para solicitar el borrado de estas marcas viales. La respuesta recibida se ciñó -parece ser- a aclarar que la Policía Nacional carece de competencias para opinar qué se puede o no multar. Es la Policía Local la que tiene la potestad. Pero este hecho da pie a dudar de la legalidad de esas sanciones.

Todo muy sensato, sí...

De momento, a principios de abril de 2019, no se ha hecho nada al respecto: la asociación Os Mallos-Sagrada Familia insiste en que lo lógico es que retiren las líneas y recoloquen la marquesina en la nueva parada.

Lo de la marquesina, sí. Porque tiene pecado.
Y lo avisamos.


Fuente:
El Ideal Gallego, 09-04-2019
Blog Busurbano
Google Maps  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: