9 de julio de 2018

ALSA se hace con la mayoría accionarial del Grupo Cal-Pita (ASICASA y Cal-Pita). A priori, pocos cambios.

Este pasado sábado, día de San Fermín...


Lo cierto es que cuando nosotros nos enteramos, todavía la prensa no se había hecho eco, pero seguro que estaba más que formalizado: La empresa ALSA "adquiere", "se hace con", "toma el control" del grupo "Autos Cal Pita" (concesionaria del transporte metropolitano con las empresas denominadas Asicasa y Cal Pita). Realmente lo que ha acometido ALSA es una operación de compra mayoritaria (bastante mayoritaria, según se rumorea) del accionariado de Cal Pita. Aún así, no se plantean cambios a corto plazo: se mantendría el equipo directivo, el cuerpo de trabajadores, los servicios y, en principio, es de esperar que la identidad de la marca. Más adelante se tomaría la decisión -o no- de identificar como una sola todas las marcas, englobándolas con la estética o la marca de Alsa. Ya se verá.

Cal Pita prefiere destacar que se trata de una "alianza" y no una mera "adquisición":
"Alsa ha llevado a cabo la toma de una participación accionarial de compañía coruñesa con el objetivo de potenciar el desarrollo conjunto de ambas compañías en la comunidad gallega" 


El grupo Cal Pita se fundó en 1960, tiene su base en Almeiras, Culleredo, actualmente cuenta con una flota de 77 vehículos (entre autocares y microbuses) con una antigüedad media de seis años. Su plantilla está formada por 140 trabajadores y en el ejercicio 2017 tuvo una facturación de nueve millones de euros.
Cal Pita y Asicasa prestan el servicio de transporte en los ayuntamientos de Oleiros, Cambre, Culleredo, Bergondo, Sada y Betanzos y opera también en los servicios que enlazan A Coruña con el aeropuerto de Alvedro y en servicios escolares y discrecionales.

ALSA, que es propiedad de la multinacional National Express desde al año 2005, operaba hasta ahora en el ámbito de largo recorrido. Acomete esta operación en vísperas de la renovación de las concesiones de las líneas de transporte en Galicia, previstas para un año vista. Se destaca a este respecto que la empresa cuenta con un excelente posicionamiento en la comunidad en el marco concesional de la Xunta de Galicia". También tiene su influencia la existencia de una normativa europea que daría por extinguidas las concesiones por más de 30 años firmadas antes del año 2002.


A cuento de esa normativa -leemos en El Ideal Gallego- otras informaciones sugerirían que podría haber más movimientos a niveles similares. El diario cita, procedente de "fuentes especializadas", el dato de que la compañía inglesa ARRIVA tendría interés en la Compañía de Tranvías, de cara al futuro concurso municipal. De progresar la intención, "el transporte urbano e interurbano de la comarca coruñesa quedaría en manos de dos conglomerados británicos".

Pero por lo que nos consta en el Blog Busurbano, no hay nada con base para poder afirmar que en breve se llevaría a cabo esta maniobra concreta con Tranvías.

En todo caso, estos movimientos en el mercado de las concesiones de autobuses parecen venir impulsados tanto por la próxima caducidad de las mismas como por la normativa de la Unión Europea que obligaba -en este caso- a dar por terminado con antelación el contrato de los autobuses urbanos entre el Ayuntamiento y la Compañía de Tranvías que en origen duraba hasta 2024 por cuestiones de "transparencia municipal".

A finales de 2016, el alcalde, Xulio Ferreiro, incidía en que el giro en la situación les permitía renegociar los términos de la adjudicación para los dos años por los que estaba previsto prorrogar la concesión. Pero el plazo se agotará en pocos meses.

Fuentes:
La Opinión de A Coruña, 08-07-2018, 
La Voz de Galicia, 08-07-2018,  
El Ideal Gallego, 08-07-2018,  

Imágenes: 
Blog Busurbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: