7 de abril de 2017

Mujer atropellada por un bus urbano fuera de paso de peatones. ¿Casos evitables?

Durante la pasada tarde hemos ido asistiendo a la evolución de otra desagradable noticia. Un bus urbano ha atropellado a una mujer en la Plaza de Pontevedra, entre los pasos de cebra de San Andrés y el situado entre las paradas de la plaza.

La mujer estaba en coma a la hora en que damos cuenta aquí del suceso. Por las fotografías que hemos visto en el twitter de La Voz de Galicia, hemos deducido que por alguna razón invadió la calzada, suponemos que -en una desafortunada coincidencia-, al paso del bus.


Repasamos la última hora y leemos en la edición digital lo siguiente sobre el suceso:
Una mujer, de mediana edad, quedó en estado de coma tras ser atropellada por un bus urbano en la confluencia de la plaza de Pontevedra con Juana de Vega. La señora cruzaba por un lugar indebido junto a su marido haciendo deporte.

La mujer fue atendida en primera instancia por viandantes, el conductor del bus y agentes del 092. Lo hicieron hasta la llegada de una ambulancia medicalizada del 061. Tras inmovilizarla y después de una primera exploración fue trasladada al Chuac. «Al principio se quejaba, pero después quedó inconsciente», contó un testigo.

El accidente, ocurrido a las 19.40 horas, ocurrió cuando la víctima y su marido estaban corriendo por la zona. Según testigos, «estaban haciendo deporte y cruzaron ambos por fuera del paso de peatones desde la plaza de Pontevedra hacia Juana de Vega»

El hombre iba delante y pudo sortear el bus pero ella ya fue alcanzada por el autocar «cuando este se disponía a parar a la altura del Manhattan», añadió.

El esposo de la víctima escuchó el fuerte impacto y miró hacia atrás «pero ya no vio a su mujer que estaba tirada». El siniestro causó importantes retenciones de tráfico en la zona.

Con este suceso, son tres los atropellos, uno de ellos mortal, registrados esta semana en la ciudad, ya que el pasado miércoles por la tarde un peatón fue arrollado por un vehículo que invadió la acera tras una choque en el cruce de la avenida de Finisterre con San Leopoldo, y esa misma noche falleció atropellado un hombre en la avenida de Monelos. 
_______________________________


Nos da mucha rabia que acontezcan sucesos como este. No por el hecho de que sea un bus urbano el implicado. No tenemos tan cortas miras. Hace unos días fue un hombre mayor en Monelos -con resultado fatal-; otro día será algún joven en otro barrio. Y lo más descorazonador es que en muchos casos es por cabezonería, dejadez -o Dios sabe qué- del individuo. ¿Qué nos cuesta hacer las cosas bien? ¿Qué nos cuesta no invadir el carril de las bicicletas? ¿Qué nos cuesta no molestar dejando el coche en doble fila o en una parada donde se suben 12 o 20 personas? ¿O una? ¿Qué fuerza mayor hace que los botellones no tengan como fin la recogida de lo que se lleva para disfrutar una noche a una zona ajardinada de relieve? Haremos de malos, malísimos, y apelaremos a los responsables de dirigir una ciudad a que tomen las riendas y pronuncien en alto la palabra mágica, esa que modula el temor -como con los niños- y que remueve entrañas, de modo que reconduce actitudes; actitudes que si sirven para evitar situaciones de riesgo o de perjuicio para parte de la sociedad, se dan por bien empleadas. ¿Qué palabra mágica creéis que será esa...? (...) Sanciones. Esa es, con todas sus sinónimas o semejantes: multas, castigos... La experiencia insinúa que es un método de una efectividad didáctica... "curiosa". Pero ningún gobierno local de las tres fuerzas políticas que lo ha encabezado le ha echado bemoles a atajar con eficiencia los problemas que citamos aquí:


Aunque no tenga mucho que ver, siempre recordamos un reportaje de estos de "Españoles por el mundo"; hablaban con un español residente en Alemania -si recordamos bien- sobre fraudes y corrupciones; y el chaval venía a decir que todo eso estaba tan mal visto por los propios ciudadanos que todos venían a ser "policías" de todos. De algún modo venía a decir que así todos salvaguardaban la "honradez colectiva" de todos, afeando el "caradurismo" de una parte. Si en esta ciudad, cada vez que alguien hiciese una cosa mal y llamar la atención por un mal comportamiento cívico no fuese sinónimo de exponerse a casi llevar un guantazo (de ello hemos sido testigos), el avance sería significativo y clave para sentar una mejor base en la que dejar a nuestros sucesores desarrollarla. Pero en este blog tendemos a un pesimismo tal en ese sentido -en general- que lo que percibimos es una actitud del tipo "déjale, que haga lo que quiera, aunque esté mal". Eso sí, por si acaso, a los niños les aclaramos al instante:
-Pero tú no lo hagas, eh...!

Bueno, seguro que hubiese sido más divertido una disertación sobre los límites del humor, el personaje de moda -Carrero Blanco- y lo irracional en que se está convirtiendo este mundo, que el tocho doméstico con el que os acabamos de aguar la noche...; pero no queremos vérnoslas con la Audiencia Nacional, que hay cola y no nos gusta esperar tanto... Así que cerraremos chapa deseando que la mujer atropellada se recupere favorablemente y rogándoos que, por favor, seáis prudentes y sensatos, que sucesos como estos últimos dos acontecidos en Coruña -con resultados diversos- no se vuelvan a repetir. Por vuestro propio bien (sed egoístas en este sentido!) y por el bien de vuestra familia y amigos. Y de propina, por el bien común.

Fuentes:
La Voz de Galicia, 07-04-2017, Emiliano Mouzo
Imágenes:
@VozCoruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios busurbanos...: