¡De interés busurbano!

31 de marzo de 2009

María Pita “estudiará” exigir a la Xunta que incluya el área en el estudio del metro ligero.

La portavoz del grupo socialista, Carmen Marón, admitió ayer que el gobierno local “estudiará” presentar alegaciones al estudio de viabilidad del metro ligero que presentó la semana pasada la Consellería de Política Territorial. Y es que el alcalde había insistido en que el informe debería incluir las conexiones ferroviarias con los ayuntamientos de la comarca, por lo que ahora, cuando el documento está en exposición pública, el bipartito se plantea demandar a la Xunta que incluya la extensión de la red de este nuevo medio de transporte a la comarca.

Marón justifica la posible queja en que “somos ambiciosos” y en que el gobierno local siempre había pensado en “conectar el metro con las líneas de tren”. Aunque se mostró satisfecha de que el bipartito autonómico haya presentado el estudio - “aunque han tenido escasamente cuatro años para hacerse cargo de la situación”, defendió- también considera que “se podrán hacer mejoras” al texto. “Para eso está la exposición pública”, apostilló.

La socialista arremetió contra el PP por haber planteado cambios en el proyecto cuando tomen posesión como gobierno de la Xunta. “Se puede mejorar, pero no paralizar; mal empieza el PP si nos quiere tutelar”, denunció, a la vez que cree que las declaraciones de los populares coruñeses responden “a una falta de respeto institucional y a un anuncio de la prepotencia con la que pretenden gobernar”. Marón considera reprochables las palabras del líder de la oposición, Carlos Negreira, en las que apoyaba una mejora del documento y advierte: “Sea del color que sea la Xunta, tiene que ser correcta en sus formas”.

El proyecto que presentó Política Territorial contempla tres líneas: entre Monte Alto y la Universidad, por la plaza de Pontevedra y la estación de autobuses, y otras dos desde el barrio de Los Rosales para acabar en la misma estación y en la plaza de Pontevedra.

Fuente: El Ideal Gallego

30 de marzo de 2009

Arranca la ronda de contactos para acordar los nuevos trayectos de los buses urbanos.

La edil de Transportes, Eudoxia Neira, comenzó hace apenas tres días los contactos con los vecinos para tratar el tema de los cambios en las líneas de autobuses urbanos. Los primeros en reunirse con el Ayuntamiento fueron las asociaciones de Feáns y Novo Mesoiro.

Los contactos entre el Ayuntamiento y las asociaciones de vecinos para explicar, desde el bando municipal, los cambios efectuados en las líneas de autobuses comenzaron hace tres días entre la Concejalía de Transportes y los representantes de dos de las zonas afectadas, Feáns y Novo Mesoiro.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Luisa Varela, confirmó este hecho y se mostró confiada en que durante los días que restan antes de las vacaciones de Semana Santa puedan mantener un encuentro con María Pita otras asociaciones.

La concejala de Transportes, Eudoxia Neira, abrió por tanto la ronda de encuentros a mediados de semana con Feáns y Novo Mesoiro y se prevé que, una vez que han comenzado, las demás asociaciones afectadas tengan noticias municipales en los próximos días, cuando conozcan de primera mano el motivo de los cambios realizados en numerosas líneas de la red urbana de autobuses.

Aunque la impresión de Varela es buena, prefiere no hacer por ahora una valoración oficial, al menos hasta que Neira no se haya puesto en contacto con todos y cada uno de los afectados y haya escuchado sus quejas y propuestas.

La portavoz de los vecinos coruñeses asistió en la mañana de ayer a una asamblea, celebrada en el restaurante del monte de San Pedro, de la Confederación Gallega de Asociaciones Vecinales (Cogave), a la que asistieron la propia presidenta, Elena González Sánchez, y representantes de toda la región. Asimismo, Margarida Vázquez, edil de Participación Ciudadana, estuvo presente y ejerció de anfitriona junto con Varela.

Tras el encuentro, los participantes se acercaron al centro cívico de Los Rosales, para ver una muestra sobre la mujer trabajadora, y continuaron en María Pita con reuniones con los responsables de Seguridad Ciudadana, Infraestructuras y Servicio Sociales.

Fuente: El Ideal Gallego

28 de marzo de 2009

Esta madrugada se adelanta la hora. Ojo al bus..

Sí, porque si utilizáis esta noche el buho (el "Sevicio Nocturno"), no os despistéis, sobre todo los habitantes de Novo Mesoiro! ¿Recordáis que sólo a determinadas horas/viajes, a no ser que hubiese pasajeros específicos a ese destino, el buho no va a Mesoiro? Pues ojo con el cambio de hora porque a las 2:00 serán las 3:00, y... ¿habrá que hacer cálculos?

Hacíamos referencia a un hecho que por posible, no pasamos desapercibido por comentarios que en aquel momento nos llegaron al blog busurbano: el servicio prestado a Novo Mesoiro.

Las nuevas líneas de metro ligero harían de la plaza de Pontevedra un área intermodal.

El recién y ya polémico estudio para el proyecto de metro ligero de A Coruña contempla la existancia de dos estaciones intermodales en las que confluirían los buses y los transportes sobre raíles. Uno de ellos es la plaza de Pontevedra, que tendría que someterse de nuevo a obras.

La plaza de Pontevedra parece condenada a sufrir una serie continua de reformas. Primero tuvo que acoger durante años a los placeros del mercado municipal de la plaza de Lugo, para después pasarse casi otro año de reformas antes de adoptar su actual apariencia. Y ahora, el estudio del proyecto del metro ligero coruñés de la Consellería de Política Territorial designa el espacio como un punto clave para el trazado de este transporte público. “La plaza de Pontevedra -reza el documento- constituye un área de intercambio modal, ya que en ella confluyen la mayoría de las líneas de autobús urbano y confluirán dos de las líneas del metro ligero” .

El estudio no aclara qué sera del tráfico rodado, que ya ha tenido que ceder una buena parte de su espacio al carril bus que pasa por las calles de Rosalía de Castro y de San Andrés. Sin embargo, el texto insiste en que la plaza “debe ser tratada como un intercambiador”. Hay que tener en cuenta que eso implicará la creación de una estación que, según el informe, “constará de uno o dos andenes de 30 metros de longitud, tres metros de anchura mínima y 30 centímetros de alto”. Sin contar los carriles, el estudio señala que “siempre que ha sido necesario, se ha recurrido a la vía sencilla con un solo sentido de circulación. Aún así, resulta fácil imaginar los problemas que causará en arterias tan vitales como la de Juan Flórez, donde la Concejalía de Transporte ya estudia introducir un carril bus, y por donde el estudio del metro ligero contempla también que circule la línea 2.

Eso sí, no será la plaza de Pontevedra la única área de intercambio modal. El estudio también señala a la estación de autobuses como segundo intercambiador, aunque la instalación de la infraestructura no parece tan problemática en unas calles que no soportan tanto tráfico y que son considerablemente más anchas.

Son precisamente las calles con más envergadura las que tendrán que soportar las líneas 2 y 3, que tendrán líneas de metro ligero diviéndolas por las mitad. Estas líneas dobles, que podrían medir entre seis y siete metros de ancho, se instalarían en calles como Manuel Azaña, ronda de Outeiro o la avenida de San Cristóbal, en el que caso de la 2. El trazado de la ruta 3 también circularía por la ronda de Outeiro, pasando por la avenida de Buenos Aires hasta llegar al intercambiador de la plaza de Pontevedra.

Pero la Concejalía de Tráfico ya tiene en su poder un informe que valora positivamente que se instale en la ronda de Outeiro un carril bus, un proyecto que se contempla a largo plazo, porque es necesario realizar pruebas y eliminar varios giros a la izquierda. Algo parecido contempla también el informe del metro ligero, lo que supondrá un reto a la hora de compatibilizarlas.

Fuente: El Ideal Gallego
Imágenes: El Ideal Gallego y La Opinión de A Coruña

Los alcaldes de la comarca esperan que en un futuro las vías lleguen a sus municipios.

Los responsables municipales del área metropolitana mostraron ayer sus opiniones sobre el estudio de viabilidad del metro ligero.


Para Julio Sacristán, regidor socialista de Culleredo, la iniciativa es un acierto. Indicó que aunque el documento no contempla la conexión con el área metropolitana, «por algún sitio tiene que empezar», dijo. Considera que es «normal» que comience a desarrollarse en A Coruña. El alcalde cullerdense comentó que tiene la esperanza de que con el tiempo «se extienda al área metropolitana», aunque considera prioritario a corto plazo «poner en marcha el Plan de Transporte Metropolitano y la explotación del ferrocarril de cercanías». Afirmó que no entiende las declaraciones negativas de Carlos Negreira con el proyecto, ya que «hay que estudiar el plan concienzudamente antes de criticarlo», y lo acusó de "desconfiar" de los técnicos que elaboraron el expediente. "Negreira mal empieza a gobernar si no defiende una idea que aparece en su propio programa. Aún no tuvo tiempo para estudiar el proyecto porque lo presentaron el jueves", comentó Sacristán, quien pronosticó que la iniciativa va "a salir adelante" porque hay "una apuesta clara por el metro ligero" y concluyó que este proyecto «será beneficioso para toda la ciudadanía».


Por su parte, el alcalde de Cambre, Antonio Varela, apuntó que «lo importante en este proyecto es que haya un primer paso». «Es lógico que se comience por la capital pero todos confiamos que en un futuro no muy lejano el beneficio del metro ligero se extienda al área metropolitana», añadió. «Para Cambre es vital la puesta en marcha de un tren de cercanías. Tenemos las infraestructuras y solo falta una mejora de los servicios y las frecuencias para el beneficio de los ciudadanos», concluyó Varela Saavedra.

Por su parte, la alcaldesa de Arteixo, la socialista Pilar Souto, aseguró ayer que no conoce a fondo el plan de viabilidad del metro ligero coruñés, por lo que prefirió no opinar sobre él. «Antes tendré que estudiarlo y valorarlo», indicó. De todas formas, matizó que los servicios de transporte de cualquier tipo deberían estar pensados con una visión más amplia, metropolitana.

El estudio de viabilidad del metro ligero coruñés plantea una inversión de 161,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 5 años. Además, proyecta tres líneas de metro con un recorrido de 13,4 kilómetros, sin necesidad de soterrar ningún tramo. Las líneas conectarán los barrios de Los Rosales y Monte Alto con la plaza de Pontevedra, la estación de autobuses y la Universidad.

Fuente: La Voz de Galiciay La Opinión de A Coruña

El PP critica que la red de metro ligero no conecta con el área metropolitana.

Las valoraciones del estudio de viabilidad del metro ligero elaborado por la Consellería de Política Territorial no se han hecho esperar. El PP ha sido el primero en criticar la propuesta. El portavoz de los populares en A Coruña, Carlos Negreira, considera que se trata de un proyecto “poco ambicioso” y que además contradice las directrices planteadas por el urbanista Joan Busquets en la revisión del Plan General.

Por ello, los conservadores se comprometieron a ampliar esta propuesta, para llevar el nuevo sistema de transporte hasta el área metropolitana. Negreira critica, asimismo, que el documento salga la luz ahora, con un gobierno autonómico en funciones, “después de cuatro años sin mover un solo papel”.


“Proyecto cojo”. El PP considera que el estudio de viabilidad del metro ligero presentado por la Consellería de Política Territorial carece de ambición y que, además, contradice la propuesta del urbanista Joan Busquets en la revisión del Plan General.

Para el líder de los populares coruñeses, Carlos Negreira, el documento se ha realizado con “improvisación y sin una reflexión seria sobre la movilidad en la ciudad”. El conservador cree que la nueva red de transporte debería extenderse al área metropolitana, cuestión que, de momento, no se ha contemplado en la idea elaborada por la Xunta saliente.

Con todo, el portavoz del Partido Popular se comprometió a impulsar el proyecto para implantar el metro ligero en la ciudad a través del futuro ejecutivo autonómico, presidido por Alberto Núñez Feijóo. Aunque aprovechará “lo que sea aprovechable”, indicó Negreira, se tratará de un proyecto “más ambicioso, consensuado y debatido”.

“Lo que hay que hacer es un proyecto que conecte la ciudad con su área metropolitana y con los principales centros económicos, un proyecto que haga que el transporte público sea la referencia prioritaria de los ciudadanos”, señaló el representante popular, quien recalcó que su propuesta “irá acompañada de un plan de financiación y de compromisos en los presupuestos, que es como se deben hacer las cosas”.

Las palabras de la formación conservadora provocaron un profundo malestar en el seno del Ayuntamiento. La portavoz del grupo socialista, Carmen Marón, acusó a su homólogo popular de querer paralizar la implantación del metro ligero en la ciudad y lamentó, por ello, su “falta de compromiso” con A Coruña. A su juicio, “mal empieza el futuro gobierno de la Xunta y Carlos Negreira” ya que, entiende, “pone en peligro uno de los proyectos de mayor transcendencia”.

Por su parte, el PP reprochó a Marón su actitud y la culpó de “oportunista” y de querer “manipular” a la opinión pública. “Nunca hemos dicho que se iba a paralizar el proyecto, lo único que nos parece patético es que ese estudio se presente con un gobierno en funciones, después de cuatro años sin mover un solo papel”, expresaron fuentes del partido.

Por otro lado, el secretario de Organización de la Agrupación Socialista, Jacinto Parga, criticó el “descaro” de Negreira por afirmar “lo que se hará o no”, porque “que sepamos, aún no es conselleiro de nada”.

Fuente: El Ideal Gallego

Los vecinos aplauden que la administración “traballe en alternativas ao coche”.

El documento dado a conocer por la Consellería de Política Territorial sobre la implantación del metro ligero en la ciudad ha sido bien acogido por los vecinos, sobre todo en aquellos barrios en los que, según el estudio, se establecerían las cabeceras de línea, en Monte Alto y Los Rosales.

El presidente de la entidad vecinal de Monte Alto, José Ucha, aplaudió la iniciativa de la Xunta, pues, indicó, “sempre é bo que se traballe en alternativas ao coche”. Con todo, el portavoz lamentó, “sen facer un análise moi pormenorizado”, que la propuesta del gobierno gallego “non sexa tan ambiciosa como a que presentou Busquets no seu día”.

Asimismo, considera que el sistema de metro ligero debe ser “integral, co obxectivo de que calquera cidadán poda desplazarse a tódalas partes da cidade sen ter que utilizar outro sistema de transporte”. Con todo, Ucha se mostró satisfecho con la ruta diseñada inicialmente por la consellería, ya que el itinerario comprendido entre Monte Alto y el campus universitario “supón que a liña teña que atravesar toda a cidade e, por tanto, preste servicio a boa parte dos cidadáns”.

De igual forma, su homólogo en Los Rosales, Fernando Carrillo, indicó que “a simple vista, el proyecto es beneficioso para la ciudad”, aunque se mostró cauto, pues “habría que analizar de manera detenida los pros y los contras”, indicó.

Las líneas que saldrían del barrio llegarían hasta la estación de autobuses y la plaza de Pontevedra y, según Carrillo, la conexión a través del nuevo sistema debería ser complementaria del resto, como las líneas de autobús ya existentes.

El portavoz vecinal cree, además, que “si lo ideado desde la Xunta funciona bien y se hace con buen criterio”, el metro ligero supondrá “un ahorro de tiempo significativo” para todos los ciudadanos.

Fuente: El Ideal Gallego

Más información y revisión de frecuencias para el bus lanzadera del aeropuerto.

Después de una semana de funcionamiento del aparcamiento provisional sin ninguna señal que indicase el horario o las paradas del vehículo, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) instaló paneles informativos en el aparcamiento provisional situado a un kilómetro de la terminal, en los que explica a los clientes la frecuencia de los autobuses, que pasan cada 15 minutos, y la ubicación de las paradas.

Los usuarios del parking que se inauguró la semana pasada, porque el principal está en obras, habían reclamado más información sobre los horarios de los autobuses lanzadera, que circulan entre el aeropuerto y la terminal. Ahora, además, los usuarios disponen de señales para indicar la situación de los cajeros automáticos de pago, que están al fondo del aparcamiento provisional.

Aena también reconoce en un escrito que envió a los medios de comunicación que revisará los tiempos de espera de los autobuses lanzadera, que son gratuitos, para lograr "una mejor prestación del servicio a los usuarios". Los clientes del aparcamiento exigen que se aumente la frecuencia de los autobuses.

Entretanto, AENA continúa recomendando a los pasajeros que acudan al aeropuerto con “antelación suficiente” para llegar a tiempo al embarque, teniendo en cuenta el actual sistema de aparcamiento.

En cuanto a los atascos que se registran en los accesos a la terminal y que retrasan la llegada del bus, el aeropuerto ya ha puesto en marcha “mecanismos” para impedir los estacionamientos indebidos, tanto en el único carril que comunica con el edificio, como en la parada del autobús.

Fuente: La Opinión de A Coruña y El Ideal Gallego

27 de marzo de 2009

Dossier: Metro Ligero en A Coruña (I)

La Xunta propone que la cochera mantenga la actual ubicación que tienen los talleres de la Compañía de Tranvías, en las inmediaciones de la Torre de Hércules. Los técnicos del proyecto en el que se estudia la viabilidad del metro ligero optan por construir un nuevo edificio de dos plantas en la parcela, que es de titularidad municipal. En una de ellas se situará la cochera para los tranvías modernos y en la otra, para los autobuses. La nave tendrá capacidad para 21 vehículos.

Se especifica tabién que las vías recorrerán 13,4 kilómetros, sin necesidad de soterrar tramo alguno. Se planificaron 31 paradas, con una distancia media entre cada una de ellas de 445 metros en zona urbana. La demanda anual de pasajeros prevista en el estudio para su entrada en funcionamiento es de 10,5 millones de pasajeros. El parque de vehículos de los que dispondrá el metro ligero coruñés será de catorce. En las horas punta estarán funcionando 12 (siete en la línea 1, tres en la línea 2, y dos en la línea 3). Se calcula la necesidad de catorce vehículos que ofrezcan 275 plazas cada uno.

La vida mínima útil de los trenes será de 30 años, con un recorrido anual de unos 100.000 kilómetros como media. Además, según se prevé en la memoria, las unidades será de piso bajo, permitiendo la libre circulación y distribución de pasajeros en toda su longitud, sin limitaciones para la accesibilidad, y con asientos ergonómicos y de un material «fácil de mantener y resistente al vandalismo».

El estudio propone que se creen intercambiadores en la estación de autobuses, en la de San Cristóbal y en la plaza de Pontevedra para enlazar los demás medios de transporte, como los autobuses urbanos o el ferrocarril, con el metro ligero. El edificio de la estación de autobuses, además, se utilizaría para unir la línea Monte Alto-Universidad con la que va a Os Rosales.

En el estudio se propone una explotación del nuevo servicio entre las 7 de la mañana y las once de la noche, considerando períodos punta las franjas horarias entre las 8 y las 9, entre las 14 y las 15 horas, y entre las 18 y las 21 horas. Los sábados, domingos y festivos, se propone el inicio del servicio a las 7.30 horas, así como menores frecuencias. Estas oscilarán entre los 7,5 minutos para horas punta y la media hora. A efectos de explotación de la línea, el tiempo de parada que se propone en el estudio de explotación es de 20 segundos, tiempo suficiente para la bajada y subida de los usuarios, aunque se puede aumentar hasta 30 segundos en las paradas de mayor demanda. La velocidad máxima será de 50 kilómetros por hora en tramos urbanos y de 70 en los tramos donde sea posible.

El metro ligero aprovecharía el carril bus en gran parte del trazado de la línea que une Monte Alto con la Universidad, la más larga de las tres previstas para la ciudad. Así, el tranvía moderno pasará por el vial habilitado para los autobuses urbanos en Federico Tapia, plaza de Galicia, Rosalía de Castro, Francisco Mariño, San Andrés, Cordonería, plaza de España y San Juan. El documento también proyecta instalar los raíles para el metro ligero en la calle Panaderas, una vía en la que el Ayuntamiento optó por no colocar el carril bus para evitar problemas de regulación del tráfico. La intensidad de la circulación de turismos y el carácter de la vía por la que ruede el nuevo tranvía, según el estudio, determinarán si la zona se "peatonaliza parcialmente" o si en ella se realizan "políticas de calmado de tráfico", es decir, instaurar la Zona 30 o la Zona 20. "En las situaciones más críticas en cuanto a la falta de espacio, se hace necesaria una peatonalización total de la vía, que debe acompañarse de un estudio de tráfico que canalice los automóviles hacia otras vías", aseguran los técnicos en el informe.
  • Cifras de coste:
La estimación económica del estudio de viabilidad fija en unos 161 millones de euros el coste de implantación del metro ligero en A Coruña, cifra que incluye tanto las obras de construcción de las líneas y de su integración urbana como la inversión necesaria para la adquisición del material rodante.

Teniendo en cuenta la inversión total incluido el material rodante (161,4 millones de euros), la inversión por kilómetro ascendería a 12,4 millones de euros (7,4 millones en caso solo de la infraestructura, sin los vagones o el material rodante).

Mantener la red de tranvías, además, costará al año 7.483.286,98 euros, de los cuales 2.163.000 euros serán para gastos de personal; 768.233,63, para consumo eléctrico; 1.039.500, para gastos de amortización; 418.725, para limpieza de las paradas y talleres y vigilancia; 824.429,92, para gastos generales de la empresa que preste el servicio; y 317.088,43, para seguros.


El Estado asumirá el 33% de la inversión; la Xunta, el 50%; y el Concello, el 17% restante; a la espera de poder conseguir fondos comunitarios que amorticen el gasto. La Xunta asume que su construcción y explotación serán "deficitarias", sobre todo "si se tienen en cuenta las inversiones que hay que acometer", pero añade que será rentable en el sentido de que mejorará la movilidad.
  • Las obras:
Prevén su inicio en 2010. El estudio de viabilidad del metro ligero coruñés incluye un apartado en el que prevé un plazo de ejecución de 60 meses a partir de la adjudicación de los estudios previos. Según estos cálculos, la fase de estudio y redacción de los proyectos supondría una duración de 8 meses, mientras que la obra civil se realizaría en 26 meses, de manera solapada con la construcción del material móvil. En el documento también se advierte de que la realización de las obras afectará «de manera significativa» al tráfico rodado en las zonas urbanas, puesto que «durante la construcción de la plataforma en este ámbito urbano, el tráfico de su arteria principal se verá gravemente perjudicado, al ser el viario alternativo para el tráfico de características diferentes». Se propone la implantación del proyecto en dos fases. En la primera, se plantean actuaciones en Monte Alto-Universidad y los Rosales-estación de autobuses. En la segunda fase, Los Rosales hasta la plaza de Pontevedra. Habrá dos tipos de plataformas: una simple (3,5 metros) y otra doble (la que irá por la ronda de Outeiro, de 7,5 metros).
  • Plazos de puesta en marcha:
El metro ligero no empezará a rodar por las calles de la ciudad a corto plazo. En el estudio de viabilidad técnica, los plazos no quedan del todo definidos porque, por un lado, la Consellería de Política Territorial indica que "previsiblemente" empezará a funcionar en 2012, aunque luego matiza que necesitará cinco años a partir de la adjudicación de los informes previos. La Xunta asume además que el transporte que se financiará con capital público será deficitario.

Política Territorial indica en el informe que su intención es que el metro ligero empiece a funcionar dentro de tres años. Los plazos son demasiado ambiciosos, sobre todo si se tiene en cuenta el epígrafe en el que establece las fases de la obra. Aunque el departamento autonómico matiza que es una planificación "orientativa", ya advierte de que el plazo de ejecución previsto es de cinco años, pues sólo la obra civil durará alrededor de 26 meses, sin contar el tiempo que se necesitará para la fase de estudio y redacción de proyectos y la construcción del "material móvil", es decir, las propias unidades de metro ligero.

Los conductores y usuarios de las vías de comunicación de la ciudad deberán tener paciencia mientras duren los trabajos de colocación de la vía: "La realización de las obras afectará de manera significativa al tráfico rodado de las zonas urbanas puesto que, durante la construcción de la plataforma, el tráfico de su arteria principal se verá gravemente perjudicado", advierte Política Territorial en el informe de viabilidad contratado a una empresa especializada.

En una primera fase, se ejecutarán los itinerarios que conectan Monte Alto y la Universidad, y el barrio de Os Rosales con la estación de buses; quedando para una segunda fase la línea entre Os Rosales y plaza de Pontevedra.


  • Metro vigués:
En el caso del metro ligero de Vigo, la inversión necesaria será mucho mayor y Política Territorial propone ahora que, dada la complejidad del proyecto, lo más conveniente sería construirlo por fases. En una primera fase se han presupuestado 250 millones de euros para la construcción de dos líneas en superficie (desde Samil hasta Policarpo Sanz y Urzaiz, y desde la carretera de la Universidad hasta la plaza de América, donde conectará con la otra línea). El coste total, contando con las fases posteriores, necesitaría una inversión de 636 millones de euros para una demanda anual prevista de 23,1 millones de pasajeros.

La primera de ellas contaría con dos líneas en superficie.
-Bajo la denominación de eje litoral uniría la playa de Samil con el centro de la ciudad.
-El eje interior partiría del vial de la Universidad para llegar hasta plaza de América. En esta conectaría con el eje litoral. Las cocheras y los talleres se ubicarían en el entorno del campus. La ejecución del resto de las fases, cuyo número no se precisa, resultaría más compleja al incluir tramos soterrados que elevarían la inversión. Completaría el eje interior por Gran Vía y Urzaiz y se prolongaría hasta el aeropuerto, mientras que el eje litoral llegaría hasta Teis. El estudio está expuesto en el número 43 de la calle Fernández Ladreda de Pontevedra.

Fuente e imágenes: La Voz de Galicia, El Ideal Gallego, La Opinión de A Coruña

26 de marzo de 2009

Los usuarios de Alvedro critican la falta de información sobre el nuevo párking.

Pero ¿qué está ocurriendo? Llevamos años con el mismo rollo de que estamos en la era de las comunicaciones, la informacion y demás, y al final el ser humano no consigue comunicar con éxito cuatro datos. Mundo incoherente, leche...!

Los usuarios de Alvedro continúan sin acostumbrarse al nuevo párking después de cuatro días en funcionamiento. Aunque los pasajeros no son excesivamente críticos con el sistema, continúan desconcertados y exigen mejoras que consideran básicas, como carteles informativos y, sobre todo, otro bus lanzadera que conecte con la terminal para evitar largas esperas en las paradas.

En general, las personas entienden que se trata de una solución provisional mientras se construye el nuevo subterráneo en el antiguo aparcamiento pero la mayoría desconoce que este sistema se prolongará entre un año y medio y dos, según Aena. Es entonces cuando critican el proyecto porque consideran que se trata de una solución demasiado complicada para un período tan largo de tiempo.

Para mejorar el funcionamiento, la petición más reiterada es incrementar la frecuencia del bus lanzadera ya que, en caso de que el vehículo acabe de abandonar la parada, la espera puede llegar a veinte minutos. Además, no existe ninguna persona o pantalla de localización que indique dónde se encuentra el autobús. Por este motivo, pocos son los que se arriesgan a esperar y se deciden a ir caminando los 600 metros que separan el párking provisional de la terminal, algo que confirma el conductor.

Las dos paradas que existen en el aparcamiento -una en cada sentido- están señalizadas y una incluso reserva un espacio sin plazas para el autobús, pero no sucede así en la puerta de la terminal. El vehículo estaciona en el mismo lugar que el coche que conecta el aeropuerto con la ciudad pero no existe ningún cartel que así lo indique o que explique el nuevo sistema de acceso al edificio.
El número de vehículos estacionados en el aparcamiento provisional ha aumentado en los últimos días. Mientras que el lunes la mayoría del párking estaba vacío, ayer se invirtió el orden y los coches ocupaban gran parte de las nuevas plazas. Por el contrario, en el antiguo aparcamiento, que ya está vallado en su totalidad, disminuyeron considerablemente los automóviles estacionados y una de las zonas ya está totalmente liberada.

Las tarifas son iguales en las dos instalaciones pero los usuarios denuncian que el incremento de distancia entre el coche y la terminal junto a las esperas por el autobús lanzadera supondrán también un aumento en el precio final del estacionamiento.

Fuente e imagen: El Ideal Gallego

24 de marzo de 2009

Los rumores se disparan entre los viajeros...

Los vecinos esperan con resignación las noticias por parte de la Concejalía de Transportes, pese a que en numerosas ocasiones denunciaron las deficiencias del servicio. Sin embargo, según se alarga la fecha para conocer los cambios, los rumores comienzan a dispararse entre los usuarios.
De hecho, ya han sido varias las veces en las que los vecinos hablaron de días concretos para la entrada en vigor de las
modificaciones, pese a desconocer cuáles serían.

Asimismo, en Novo Mesoiro y Feáns son muchos los que aseguran haber escuchado a los conductores que la vuelta de la línea 21 era inminente. La presidenta de la federación vecinal, Luisa Varela, lo desmiente, pues, señala, “hasta que la concejalía no tome una decisión firme, la Compañía de Tranvías no sabrá nada”.

Fuente: El Ideal Gallego

El Ayuntamiento pospone una vez más los cambios previstos en las líneas de bus.

La concejala de Transportes, Eudoxia Neira, había fijado esta semana para comenzar a trasmitir las mejoras a los afectados por la reorganización del transporte urbano llevada a cabo por su antecesor, José Nogueira. Sin embargo, ninguno de los representantes vecinales ha recibido, hasta el momento, noticias desde el Ayuntamiento sobre una posible reunión.

De hecho, fuentes municipales aclararon que Neira todavía tiene pendiente para los próximos días nuevos encuentros con entidades a las que no había recibido desde su llegada al cargo, por lo que es previsible que hasta al menos principios de la semana que viene no se avancen las novedades en el funcionamiento de los buses.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Luisa Varela, adelantó que la entidad O Cruceiro será una de las que se reúnan con Neira. Sus representantes habían mostrado su malestar por no haber sido convocados por la edil, pese a ser uno de los colectivos afectados por la supresión de la línea 12-A y la reordenación de la 14 y la 1. “Con ellos también habrá reunión, por lo que igual hasta dentro de unos días no tenemos nada nuevo”, expresó la portavoz vecinal.

Pese a que lamenta los retrasos, Varela confía en que las modificaciones que introduzca Transportes “sean para bien”. “El servicio tiene que mejorar la calidad de vida de los vecinos”, apunta. Aplaude la decisión de Neira de que, tal como confirmó, Os Mariñeiros y Monelos recuperen la conexión directa con el Hospital, aunque, respecto al resto de líneas, prefiere no pronunciarse.

La representante de la federación indica que, aunque “es seguro que cambios profundos habrá”, desconoce si entre los planes de la concejalía está recuperar la línea 21, como proponían los vecinos de Novo Mesoiro y Feáns, dos de los principales afectados.

Con todo, opina que las variaciones tienen que ir más allá. “No tiene mucha lógica que vuelvan a implantar algo que funcionaba mal, aunque habrá que coger lo mejor de cada una y adaptarlo”, concluye.

Fuente: El Ideal Gallego

El "bus lanzadera" del Aeropuerto: un Citaro!

Cortesía de Diego, me parece que más de uno se va a ir a dar un paseo por Alvedro para experimentar una sensación... desconocida.

23 de marzo de 2009

Parking en construcción en Alvedro. Recomendaciones para viajeros.

No es que esta noticia esté directamente relacionada con los contenidos principales del blog busurbano, pero vamos a tenerla en cuenta por cuanto una mala planificación en vuestros desplazamientos os podría fastidiar el viaje en avión.


Como sabéis, informamos e incluimos en nuestras informaciones el servicio de enlace al Aeropuerto de Alvedro, que presta Asicasa. No tiene que ver con el bus urbano rojo que conocéis.

Se da el caso de que en Alvedro comienzan las obras de construcción de un parking como Dios manda. Durante estas obras se habilita otro provisional, que está a 700 metros de la terminal.

Recordad que desde ese aparcamiento, andando son más de 10 minutos. Y aunque se pondrá en marcha un bus lanzadera que nos acerque hasta la terminal, el consejo sigue siendo el mismo: Id con mucho tiempo de anticipación.

Si os desplazáis en el bus que enlaza el centro de Coruña con Alvedro, creemos que no tendréis problema, ya que mantiene su parada en la misma puerta de la Terminal.


Si vais en taxi, sabed que también se respeta la parada de Taxis de la puerta de la Terminal.

Si vais en coche u os llevan, mejor que aparquéis en el nuevo parking provisional. Somos pesados, pero es necesario: Como en cualquier viaje, salid un poco antes y tomáos un cafecito si os sobra tiempo, para evitaros desagradables imprevistos e innecesarios apuros.


Los gráficos que os mostramos son la publicidad que se puede ver, por ejemplo, en el Diario Qué. Aena está extendiendo el aviso para que todos nos enteremos. Pues a ello contribuimos en el blog busurbano. El gráfico de aquí arriba lo tomamos prestado de corunahoy.blogspot.com

Publicidad: Qué Diario
Gráfico en negativo:
corunahoy.blogspot.com

22 de marzo de 2009

Comerciantes y vecinos quieren que San Andrés sea ya de sentido único.

El anuncio del concejal de Rehabilitación, el nacionalista Mario López Rico, de que las obras en la calle de San Andrés podrían servir de estudio para convertirla en vía de un único sentido, ha disparado los apoyos de comerciantes y vecinos, que piden que esta actuación se lleve a cabo cuanto antes.

No creemos que haya nada que probar, habría que hacer la calle de San Andrés de sentido único ya”. Así de categórico se mostraba Antonio Amor, presidente de la asociación de comerciantes del Área Obelisco, ante la declaración del edil Mario López Rico de que se está estudiando eliminar un carril en esta emblemática vía del Ensanche coruñés para dar más protagonismo a los peatones.

El concejal de Rehabilitación y Vivienda había comentado el pasado viernes que las obras de saneamiento que están teniendo lugar en la calle de Pórtico de San Andrés serán un ensayo para determinar si esta actuación es posible, dado que los trabajos impiden que los vehículos se incorporen a la calle de San Andrés en dirección a la plaza de Pontevedra.

De resultar viable, al edil nacionalista le gustaría ensanchar una de las aceras, y plantar árboles “de cierto porte”, según las propias palabras de López Rico. “Y también bancos, y farolas, que hay que ver cómo está esa calle”, añade Amor. Para el representante de los comerciantes del Área Obelisco, se cumpliría así una demanda que su gremio planteó hace muchos años y que conseguiría que la calle de San Andrés dejara de ser una vía “árida, oscura, que no invita a pasar de noche”.

El apoyo de Amor es el más rotundo, pero no el único, con el que cuenta la propuesta del concejal López Rico, que también ha hallado su eco en la presidente de la asociación de vecinos Ensenada del Orzán, Aure López, que señaló que “San Andrés va muy cargado con el tráfico en dos direcciones y estaría bien que se aligerara. A todos nos beneficiaría”.

Si bien resulta claro lo positiva que sería la reforma tanto para los comerciantes como los vecinos, que disfrutarían de un entorno más humano, queda por aclarar qué consecuencias tendría para el intenso tráfico rodado que actualmente emplea esa vía para dirigirse a la plaza de Pontevedra y la calle de Juan Flórez. El presidente del Área Obelisco no lo considera un gran problema. “Creo que el Paseo Marítimo puede absorber sin dificultad la circulación”, opinó Amor.

Hay quienes no están tan seguros. María Jesús Facal, vicepresidenta de la asociación de comerciantes Soho Orzán, ha advertido un lógico aumento del tráfico en la calle del Orzán tras el comienzo de la obras en la del Pórtico de San Andrés. “Ahora hay muchos más coches y no sé si nuestra calle -la del Orzán- podría absorberlos a todos”. De cualquier manera, desde esta asociación no se muestran en contra del proyecto de López Rico. “Lo que nosotros queremos es que nuestra calle se vuelva más visible, y eso se conseguiría humanizando la zona”, comentó Facal.

También la peatonalización de la calle del Orzán es otra cuestión a tener en cuenta. Tanto los vecinos de Ensenada del Orzán como los comerciantes de Soho Orzán la apoyan, aunque son conscientes de los problemas que presente. Por su parte, a Antonio Amor le gustaría ver una reforma similar en la rúa Nueva.

Fuente: El Ideal Gallego

21 de marzo de 2009

Asociaciones del Castrillón y los Castros piden una reunión sobre las líneas del bus.

La asociación de vecinos O Cruceiro, de Oza-Urbanización Soto, y la de Oza-Gaiteira-Os Castros piden que la nueva concejala de Transportes, Eudoxia Neira, les reciba cuanto antes para hablar sobre las líneas de los buses urbanos.

El presidente de O Cruceiro le envió un escrito a la concejala explicando que tienen 1.700 firmas de vecinos del Castrillón y Monte das Moas, que muestran el rechazo a los cambios en las líneas y «a los incumplimientos de los compromisos adquiridos por su antecesor».

Ambos colectivos recuerdan que la edila se comprometió a mantener reuniones con las asociaciones vecinales para abordar este asunto. La asociación de los Castros cree que estos encuentros son muy urgentes, «xa que os problemas vanse acumulando, as deficiencias xa son moitas e non vemos aínda solución ningunha».

Fuente: La Voz de Galicia

Los vecinos de Oza piden que se vuelva a las antiguas líneas de bus urbano.

La concejala ha recibido una carta firmada por el presidente de la Asociación de Vecinos O Cruceiro-Oza-Urbanización Soto, Francisco Mourelo. En ella se le hace saber que los vecinos de esta zona están descontentos con el servicio de transporte urbano que les proporciona la Compañía de Tranvás tras los cambios que sufrió en diciembre del año pasado. Fue una decisión que tomó el predecesor de Neira, José Nogueira, y que resultó ser impopular entre los usuarios de toda la ciudad y no sólo de Oza.

Mourelo pide en su misiva una reunión con la actual responsable para tratar del tema: “No entendemos el por qué de la no convocatoria de nuestra asociación”, señalan, y lamentan que ningún representante de la Concejalía de Transportes se haya “dignado” a ponerse en contacto con ellos para informarles.

Los vecinos esperan que se cumpla lo prometido por el anterior concejal, que les había asegurado que el cambio era un experimento reversible. Dado que el nuevo servicio no ha resultado satisfactorio, quieren ya volver al anterior sistema, que sí parecía complacer a los usuarios mucho más de lo que lo hace el actual.

Fuente: El Ideal Gallego

San Andrés se podría convertir en sentido único. Mentes inquietas...

Las obras en la calle del Pórtico de San Andrés han pasado de ser una simple actuación para sanear la calzada a convertirse en una prueba de fuego para comprobar la viabilidad de la calle de San Andrés como una vía de sentido único. Así lo admitió el concejal de Rehabilitación Urbana y Vivienda, Mario López Rico, quien aseguró que “estase seguindo con moito interese o funcionamiento dos desvíos” que convierten prácticamente esta importante vía del Ensanche en una calle de un sólo sentido.

Si estas modificaciones, que en un principio se llevaron a cabo únicamente para reordenar el tráfico afectado por las obras, resultan ser útiles, Rico asegura que se considerará “a posibilidade de implantar a dirección única nesta rúa nun futuro”.

Para ello piensa recabar la opinión de los usuarios de los buses urbanos, dado que los desvíos en el tráfico afectan de forma especial a las líneas de autobuses 4, 5, 6, 6A, 7 y 11, que han sufrido cambios, tanto en las rutas como en las paradas, a los que los usuarios han tenido que adaptarse. Por ese motivo, el concejal de Rehabilitación Urbana quiso expresar de forma oficial su agradecimiento a los coruñeses “por su colaboración con motivo de dichas obras.”

Si al final el cambio se revela positivo, no será el edil de Rehabilitación el que tenga la última palabra, porque para que la modificación sea permanente, tendría que ser tratado dentro del Plan de Ordenación de la Concejalía de Tráfico, que dirige Florencio Cardador. Además, dado que también afecta de forma severa a las líneas de autobuses, también tendrá algo que decir al respecto la Compañía de Tranvías.


De tomarse una decisión, la fisonomía de la calle de San Andrés sufriría un cambio radical, porque eliminar un carril supondría recuperar una amplia parte de la calle para los peatones. El concejal de Rehabilitación baraja entre los proyectos ensanchar la acera más soleada y plantar en ella una fila de árboles “de certo porte” que hiciese esta calle emblemática de la ciudad más agradable. “Que la ablandase”, en palabras del responsable de Rehabilitación. La idea es que se convierta en una zona de paseo a pie y no sólo de tránsito.

La calle de San Andrés ya fue en su día una vía de sentido único antes de someterse a las exigencias de la creciente densidad del tráfico y lo que quiere Mario López Rico es, precisamente, una vuelta al pasado: “San Andrés podría recuperar esa imaxe das postais que tanto nos gustan cando vemos unha exposición sobre A Coruña de antano”.

Fuente e imagen: El Ideal Gallego
Foto busurbana: blog busurbano

19 de marzo de 2009

Nueva parada del 6-A en el entorno de Bens.

Como adecuadamente informa la web oficial de tranvías (desconocemos con qué retraso...), parece ser que se ha habilitado una parada antes no existente.

Su denominación: "Bens, Iglesia", y se localiza en el itinerario de vuelta de la línea 6-A, entre el Lugar de Bens y el Lugar de Mazaido. Su código de parada es el 522.


Esta novedad está ya actualizada convenientemente en nuestra web informativa busurbano.tk

Celebramos un detalle más en beneficio de los usuarios que seguramente lo agradecerán.

Fuente: tranviascoruna.com
Gráfico: blog busurbano

18 de marzo de 2009

La supresión de aparcamiento resulta menos angustiosa que en el centro.

La desaparición de la doble fila es una grave molestia para los comerciantes del centro, que consideran que pierden a los clientes que detienen su coche en cualquier lugar para hacer una compra rápida, pero no parece molestar a sus homólogos de barrios más periféricos, como el de Os Mallos.

Otra de las consecuencias más dolorosas del carril bus es la desaparición de los espacios de aparcamiento. En ninguno de los barrios que recorrería el nuevo vial sobran las plazas donde estacionar, pero la situación no resulta tan angustiosa como en la zona centro. “En Os Mallos tenemos un aparcamiento público que está infrautilizado, así que no resultaría tan problemático”, hace notar Manuel Fernández, presidente de los vecinos de dicho barrio. En otras zonas, como la de O Ventorrillo, serían muy escasas las plazas de aparcamiento que eliminaría el carril bus, dado que apenas se puede aparcar en esa zona en la ronda de Outeiro; pero su representante, Rosa Barreiro, recuerda que una de sus revindicaciones más antiguas es la de un párking subterráneo: “Hace años que llevamos pidiéndolo y es la única forma de solucionar el problema que tenemos aquí”.

Un aparcamiento que tampoco le vendría mal a Los Rosales, según admitió el portavoz vecinal, Francisco Carrillo: “Nuestro barrio no presenta tantos problemas como otras partes de la ciudad y tampoco vería dónde emplazar un párking subterráneo, pero sí que vería bien uno en las inmediaciones”.

De todos modos, Carrillo reconoce también que el de Los Rosales es el barrio, junto con Labañou, donde el carril bus crearía menos trastornos, tanto entre los comerciantes como entre los vecinos, porque la ronda de Outeiro se detiene al llegar a ella y no lo atraviesa, como es el caso de otros barrios como el de Os Mallos.

Fuente: El Ideal Gallego

Los vecinos dan el sí al C-Bus en la Rda. de Outeiro como "anti-doble fila".

La posibilidad de que se instale un nuevo tramo de carril bus, que recorrería la ronda de Outeiro desde la estación de autobuses hasta el barrio de Los Rosales, ha encontrado una acogida favorable -en general entre las asociaciones de vecinos de los barrios que resultarían afectados por la infraestructura. Por ahora, se trata sólo de un proyecto que tiene que ser aprobado por la Concejalía de Transportes y sometido a debate por el gobierno municipal pero, en principio, todo apunta a que su instauración no crearía tanta polémica como a la que causó en su día el de la calle de Federico Tapia. Es más, varios representantes vecinales esperan que el carril bus acabe con la doble fila en los barrios de Os Mallos y Agra do Orzán.


Eso no quiere decir que todos se muestren convencidos: algunos se cuestionan hasta qué punto es necesario en una de las vías más amplias de A Coruña, que en algunos tramos llega a contar con tres carriles. Pero, en general, dan la bienvenida al carril bus, no sólo como una mejora del transporte urbano, sino como un medio de acabar con la doble fila.

“En principio, no nos parece mal, pero queremos que la solución final sea consensuada”, explicó Manuel Fernández. El presidente de la asociación de vecinos de Os Mallos advierte del “grave” problema con los buses. Sin embargo, Fernández pone en duda la necesidad de crear un carril bus en esta vía: “La ronda de Outeiro es ancha, en ese aspecto no hay problema para que el autobús pase, excepto quizá en las horas punta”.
Por su parte, el representante del comercio del barrio, José Salgado, antepone sus propias preocupaciones, que surgen de las declaraciones del concejal de Tráfico, Florencio Cardador, al señalar que, de instalarse esta infraestructura, ésta implicaría la eliminación de varios giros. “Tal y como están ahora las cosas, ya es difícil acceder a Os Mallos -apuntó Salgado- y si se eliminan más giros, el barrio se convertiría en una isla”. El comercio a pequeña escala que domina el barrio podría resentirse: “Nos haría papilla”.

En el lado positivo, considera que supondrá la eliminación de la doble fila, un problema que es especialmente grave en el tramo de Os Mallos, aunque Noemí Ferreiro, presidenta de la asociación de vecinos de la Sagrada Familia, reconoce que tampoco están libres de ese problema en su barrio, donde el tercer carril suele verse inutilizado por la presencia de turismos estacionados. “No sé si el trafico se aligerará gracias al carril bus, pero nos parece bien”, comentó Ferreiro.

De nuevo es la doble fila el tema más destacado para el representante de Agra do Orzán, Francisco Graña, quien opina que “é un exemplo do egoísmo do transporte privado. Sei que vai haber protestas, pero nós queremos que o carril bus veña canto antes”.

Para Rosa Barreiro, representante de los vecinos de O Ventorillo, no sería negativo “pero primero habría que arreglar la línea 12-A, porque la ronda de Outeiro ya tiene bastante fluidez, pero la frecuencia de los buses no es suficiente”.

Es más o menos lo que opina Francisco Carrillo, que preside a los vecinos de Los Rosales, el barrio donde muere la ronda de Outeiro y, si se aprueba, el carril bus. Considera que el actual estado de la línea 12-A es deficitario, y así se lo ha comunicado a la nueva concejala de Transportes y Movilidad, Eudoxia Neira, en una reunión celebrada recientemente, de la que salieron con la esperanza de que todo se encarrilará pronto.

Fuente e imagen: El Ideal Gallego
Foto-montaje: blog busurbano

Un frenazo brusco de un bus se salda con una mujer herida y otra con un ataque de ansiedad.

Dos mujeres tuvieron que ser trasladadas a un centro sanitario tras un incidente que ocurrió ayer en un autobús urbano de A Coruña, de la línea 6-A.


Según informó la Cruz Roja, los hechos se produjeron a las nueve y media de la mañana, en la confluencia de la avenida de Finisterre con la calle Palomar. El conductor del bus tuvo que dar un frenazo brusco, probablemente para evitar colisionar con otro vehículo, y una pasajera se cayó en el interior del autobús, C.G.R., de 52 años, que fue trasladada por una ambulancia de la Cruz Roja al hospital San Rafael con diversas contusiones, que en principio parecían leves.

Tras esta caída y la llamada a los servicios de emergencia, otra viajera sufrió un ataque de ansiedad y también fue conducida por la Cruz Roja al citado centro médico. Es una mujer de 40 años, con iniciales A.M.R.M.
Una dotación de la Policía Local de A Coruña acudió al lugar por si fuera necesaria su intervención.

Fuente: La Voz de Galicia

Actualización informativa busurbana:

El Diario Qué informa de que hubo colisión de bus urbano con furgoneta y añade documento gráfico. Dado que habla de dos heridas, la misma hora y el mismo lugar...



El Concello: C-Bus viable en General Sanjurjo, pero no en Linares Rivas.

El carril bus que recorre Federico Tapia y San Andrés hasta Orillamar sirvió de prueba piloto en la ciudad y supuso más de un disgusto para el Ayuntamiento ante las críticas ciudadanas, sobre todo de los comerciantes, que se vieron afectados por los nuevos emplazamientos para carga y descarga. La Concejalía de Tráfico ha encargado estudios sobre movilidad en la ciudad que han determinado que el vial exclusivo para autobuses es viable en otros puntos de la ciudad, como General Sanjurjo, ronda de Outeiro, Juan Flórez y un tramo de la avenida de Finisterre, entre la plaza de Pontevedra y ronda de Nelle.


Todas las posibles ubicaciones que plantea el departamento municipal de Tráfico dependerán ahora del grado de interés que tengan desde María Pita en ampliar el carril bus. El único lugar estudiado donde los técnicos descartan implantar el vial para transporte público es en Linares Rivas, ya que sólo se instalaría en la manzana comprendida entre plaza de Ourense y la calle Menéndez Pelayo.

Una de las zonas para ubicar el carril bus que entraña más dificultad, según el informe, es la avenida de Finisterre. El primer tramo, entre la plaza de Pontevedra y la ronda de Nelle, es "viable", afirman fuentes municipales. Sin embargo, el segundo trecho, entre las rondas de Nelle y de Outeiro, sí que presenta problemas: "El ancho de la vía no es suficiente para contar con un carril bus y dos carriles para vehículos particulares [uno en cada sentido de circulación]". En este último tramo, en la actualidad, existen sólo dos carriles en casi todo el trayecto. El resto de puntos analizados para implantar el carril bus no presentan tantas dificultades, salvo la calle Panaderas, que ya quedó fuera del proyecto inicial para comunicar Federico Tapia, plaza de Pontevedra y plaza de España.

Tráfico defiende que la ronda de Outeiro es una vía en la que es factible implantar la circulación exclusiva de buses por uno de los carriles. El estudio técnico se realizó entre la estación de tren de San Cristóbal y el cruce con la avenida de Gran Canaria, a la altura del centro comercial de Os Rosales. El único problema importante que queda por resolver es el de suprimir los giros a la izquierda, como en el cruce de la ronda de Outeiro y la avenida de Arteixo: "Muchas veces el carril del centro va a tope [de vehículos] y el que se utiliza para girar sólo lleva dos coches", justifican desde el Ayuntamiento para eliminar los giros a la izquierda y apostar por soluciones alternativas, como en el cruce de la ronda de Outeiro con la avenida de Finisterre, donde los conductores, por ejemplo, para desplazarse hacia O Ventorrillo, cuando vienen de Os Mallos y Sagrada Familia, tienen que girar primero a la derecha. "Es una zona [la ronda de Outeiro] que nos preocupa muchísimo, porque no se le está sacando el rendimiento que se le tendría que sacar", afirmó en septiembre el edil de Tráfico, el socialista Florencio Cardador.

El informe encargado por el Concello también destaca que la avenida General Sanjurjo es un lugar apropiado para que el bus urbano cuente con un carril. Cuando la Concejalía de Tráfico contrató el estudio, su intención era que el carril bus conectase en el futuro esta avenida con la plaza de Cuatro Caminos y con el carril bus que empezó a funcionar durante el pasado verano entre Federico Tapia y la calle San Juan, en el cruce con Orillamar. Juan Flórez es la otra calle coruñesa que aspira a tener carril bus, lo que facilitaría la circulación de los autobuses desde la plaza de Pontevedra, uno de los puntos neurálgicos del transporte público.

Fuente: La opinión de A Coruña

17 de marzo de 2009

Una sugerencia que ya formuló en su día Tranvías:C-Bus en la Rda. de Outeiro..

Existen algunas voces que señalan que el C-Bus existente está siendo infrautilizado, aunque desde el Ayuntamiento responden que, actualmente, seis de cada diez viajeros del bus urbano coruñés viajan en una línea que emplea el carril bus.

Teniendo en cuenta que son cerca de 60.000 los usuarios cada día, eso significa que son 36.000 los viajeros que circulan por ella. De ahí que el gerente de la Compañía de Tranvías, José Prada, señalara que se llevaría una “alegría tremenda” si el gobierno local decidiese implantar el C-Bus en la ronda de Outeiro, por la que circulan “dos de las líneas con más pasajeros” : la 12 y la 14.

Desde la compañía de Tranvías consideran que la ronda de Outeiro es una vía “conflictiva, con doble fila y mucha densidad de tráfico” y que fue una de las que propusieron ante el Ayuntamiento como candidata para el C-Bus.

Por su parte, el concejal de Tráfico, Florencio Cardador, siempre ha estado a favor de reordenar la circulación en las grandes vías que ciñen el centro de la ciudad, como son la avenida de Linares Rivas o el Paseo Marítimo. También la ronda de Outeiro entraría en esa categoría y la postura de Cardador es que el problema de la circulación sólo puede resolverse eliminando vehículos, de ahí que siempre haya apostado por el transporte público como única opción para una ciudad en la que, como no se cansa de recalcar, “entran a diario por Alfonso Molina 150.000 vehículos”.

Dado que es poco práctico incluir el C-Bus en las calles del centro, como Los Cantones, debido al número elevado de vehículos que circulan por allí y a lo numerosos cruces regulados por semáforo, las grandes vías que la rodean resultan ser la opción más realista.

Fuente: El Ideal Gallego

Luz verde al C-Bus en la Ronda de Outeiro próximamente.

Aunque todavía está en el aire la decisión final, el informe que ha recogido la Concejalía de Tráfico se posiciona a favor de la instalación de un nuevo tramo del carril bus en la ronda de Outeiro.

Dicho tramo estaría comprendido entre la estación de autobuses y el barrio de Los Rosales.

El concejal de Tráfico, el socialista Florencio Cardador, condiciona la creación de esta nueva fase de la polémica infraestructura a la eliminación de varios giros a la izquierda y a la desaparición de numerosas plazas de aparcamiento. Sin embargo, las obras que se llevarán a cabo próximamente en el cruce de la ronda de Outeiro con la avenida de Arteixo podrían retrasar la instalación del carril bus por tiempo indeterminado.

La infraestructura municipal más polémica de los últimos tiempos, el carril bus, continuará su expansión recorriendo una de las principales vías de la ciudad, la de la ronda de Outeiro. Por lo menos, en lo que respecta a la Concejalía de Tráfico, cuyo informe da el visto bueno a su instalación en un tramo que comprendería desde la estación de autobuses hasta el barrio de Los Rosales. Es decir, la mayor parte de la vía que va a morir a A Gaiteira.

“Creemos que sería positivo -reconoció el edil de Tráfico, Florencio Cardador- a raíz de este informe”. El documento en cuestión, que ha sido elaborado por una empresa especializada, todavía no ha sido llevado a debate por el gobierno municipal, pero ya se sabe que se deben cumplir tres condiciones para que una de las vías más anchas de la ciudad cuente con carril bus.

  1. “La primera de las condiciones es que habría que eliminar varios giros a la izquierda”, señala el edil. Aparte de la confusión inicial que causaría en los conductores, los técnicos ya han estudiado cómo y a dónde desviar la circulación, así que no debería provocar más trastorno. “Eso ya lo tenemos estudiado”, insiste Cardador.

  2. La segunda condición es siempre la que crea más disgusto entre los conductores: la eliminación de plazas de aparcamiento. La ronda de Outeiro es una de las vías más anchas que atraviesan el mapa urbano coruñés, y llega a tener tres carriles de ancho en ambos sentidos pero, para minimizar el espacio que restará al tráfico de vehículos privados la instalación del carril bus, será necesario eliminar la única zona en la que se puede estacionar actualmente en el margen derecho.

  3. Sin embargo, y una vez se cumplan estas dos condiciones, todavía quedará pendiente una tercera que no es responsabilidad del Ayuntamiento: la instalación de una recogida de pluviales en el cruce de la ronda de Outeiro con la avenida de Arteixo, una obra que puede convertirse en una verdadera pesadilla a ojos de los responsables municipales. “Nos perjudica muchísimo”, reconoce Cardador. La instalación de una canalización para la recogida de pluviales que prestara servicio a las nuevas viviendas de O Vioño llevaría necesariamente a alterar la circulación en dicho cruce, que ya de por sí no resulta fácil de gestionar. “Es el más complicado y de más peligrosidad de toda A Coruña”, recuerda el concejal socialista.

    Desde el Ayuntamiento ya están tratando de que se tomen medidas para paliar los efectos de dicha obra en el tráfico, alterando el trazado de la canalización, pero todavía está en fase de estudios: es necesario saber si el suelo lo permitiría o si hay, como temen algunos técnicos, demasiada roca debajo del asfalto.
En cualquier caso, la aprobación definitiva del proyecto es una decisión que compete al gobierno municipal y especialmente a la concejala de Transportes, Yoya Neira, tal y como recalcó su homólogo de Tráfico. Neira ocupa su actual cargo desde hace poco, tras la retirada de su predecesor, José Nogueira, pero ya adelantó en su toma de posesión del pasado mes de febrero que está a favor de seguir implantando el carril bus en la geografía urbana coruñesa.

Fuente: El Ideal Gallego

Las obras de San Andrés convierten al Carril Bus en común para todos los vehículos.

Las obras de la calle Pórtico de San Andrés zanjaron por unos días la polémica por la instalación del carril bus en la zona. Todos los conductores utilizan unos metros del vial habilitado para taxistas, motoristas y autobuses y los transeúntes pasean por la zona que está cortada al tráfico.

Los trabajos provocaron el corte del carril de la calle San Andrés más cercano a la iglesia castrense, por lo que los turismos están obligados a circular por el carril bus durante unos metros. "¿Qué le vamos a hacer?, hay que compartirlo", comenta un taxista que espera a un cliente. La mayoría de los conductores se sorprende al ver que la calle está cortada y algunos incluso continúan su marcha por el vial prohibido tras pasar las obras.

La Policía Local desplegó un dispositivo especial en la zona para evitar atascos. Los agentes aseguraron que no hubo "ningún problema", salvo algunos peatones, sobre todo personas mayores, que preguntaron por el cambio de las paradas de los autobuses, que ahora se desvían por la calle Cordelería en el sentido de la circulación hasta ahora prohibido. Desde allí salen al paseo marítimo, donde se ubica una parada nueva, y regresan a su itinerario habitual en la plaza de Pontevedra.

"Estuve esperando en la parada de siempre y como no venían los autobuses pregunté y ya me dijeron que la cambiaron", cuenta Aurora M., una de las muchas usuarias de los autobuses a las que las obras cogieron desprevenidas.

Los policías locales confesaron que son "comprensivos" con los conductores despistados que siguen su marcha por el carril bus en la zona que no está en obras y afirmaron que ayer por la mañana no multaron a nadie por circular por el vial prohibido.

Fuente: La Opinión de A Coruña

Feáns y Novo Mesoiro, a la espera de conocer las nuevas rutas.

Pese a que la concejala de Transportes, Eudoxia Neira, adelantó que los cambios que introducirá en el planteamiento actual de las líneas de buses incluirán conexiones directas entre el Complejo Hospitalario Universitario A Coruña y los barrios de Os Mariñeiros y Monelos, no ha querido avanzar que ocurrirá con el servicio en zonas como Feáns y Novo Mesoiro. Con todo, parece probable que la conexión de estos barrios no finalice en la Casa del Mar, sino en la plaza de Pontevedra, como siempre han exigido.

Estos dos núcleos de la ciudad continúan a la espera de conocer las novedades en las líneas 23 y 23-A que, desde un primer momento, criticaron por el que consideran su mal funcionamiento. Para los usuarios de este ámbito, la supresión de la 21 y la modificación del resto había repercutido negativamente en el servicio, con la ampliación de las rutas y la disminución de las frecuencias.

Por ello, reclamaban la vuelta a los antiguos itinerarios, pues según denunciaron en diversas ocasiones, el servicio para los viajeros del barrio había empeorado con los cambios.

De hecho, la vuelta a la anterior situación fue reclamada en varias zonas de la ciudad afectadas por la reorganización. Algunos vecinos de O Castrillón también pidieron que se restituyeran las antiguas rutas, a la espera de que el Ayuntamiento presentara un plan de movilidad. Aquí, la supresión de la línea 12-A y la creación de la 15 fue lo que más críticas recibió. También en O Birloque esta última ruta ha sido objeto de polémica.

Uno de los principales problemas que plantea la línea 15 de nueva creación es que únicamente dispone de un bus para cubrir el servicio, algo que dificulta el cumplimiento de las frecuencias establecidas de antemano. Por otra parte, la ampliación de la 14, así como la modificación de la 1 y la 12 apenas han provocado problemas.

Fuente: El Ideal Gallego

Neira garantiza línea directa desde Os Mariñeiros y Monelos al Hospital

Transportes ha dejado entrever ya los primeros cambios que acometerá en la red de transporte urbano, tras las quejas vecinales por la anterior reorganización de las líneas.

Así, Os Mariñeiros y Monelos volverán a disponer de conexión directa con la ciudad sanitaria. Es lo que aseguró la nueva concejala de Transportes, Eudoxia Neira

El enlace se había suprimido con la reorganización de las líneas llevada a cabo por el anterior responsable del servicio, José Nogueira, al eliminar la línea 12A. Ahora, la edil muestra su intención de recuperarla, aunque, por el momento, no ha dado a conocer los detalles de estos cambios.

En declaraciones a Radio Coruña-Cadena Ser, Neira aseguró que por el momento “todavía estamos estudiando los pros y los contras” ya que, “por cascada, la modificación en una línea afecta siempre a otras”. Con todo, dejó claro que la supresión de los transbordos para llegar a la ciudad sanitaria “está dentro de los planes”.

La decisión ha sido aplaudida por los representantes vecinales de las zonas afectadas, que en las últimas semanas han mantenido diversas reuniones con la concejala para alcanzar un acuerdo.

El portavoz de Os Mariñeiros, Enrique Valcárcel, se mostró “contento”, porque “al final, se ha hecho lo más lógico”. Para Valcárcel, la supresión de la línea 12-A y la implantación de la 15, que obliga a los usuarios a realizar un transbordo para llegar al Hospital, fue una medida que “no se estudió bien”. Y es que, indica, “si lo que quieren es mejorar el servicio, lo que no se puede hacer es eliminar una línea”.
El representante del barrio critica, asimismo, el sistema de transbordos en un lugar en el que predomina la población de edad avanzada. “Los transbordos están bien para los jóvenes, pero no para la gente mayor”, apunta.

A su juicio, las modificaciones se llevaron a cabo en base a “lo que la Compañía de Tranvías quería, no a lo que demandaban los usuarios”. Sin embargo, confía en que la rectificación que introduzca el departamento de Transportes funcione, pues “ahora sí que hay un estudio profundo, realizado por técnicos municipales”.

Por ello, reclama a Neira que dé a conocer los detalles de la reordenación de las líneas cuanto antes y, a la vez, que “su implantación se produzca lo más rápido posible”.

Lo mismo opinan en Monelos, donde su portavoz, Ascensión Martínez, dice estar “contentísima” por el paso dado desde la concejalía. “Estamos satisfechos porque, al menos, en los pocos días que lleva la nueva concejala, se ha visto que tiene intención de hacer cosas y solucionar problemas”, señala. Martínez pide a Neira que indique “cómo y cuando” se ejecutarán los cambios para poder debatirlos en asamblea vecinal. “En principio estamos contentos, pero no sabemos si es que se va ampliar la 14, vuelve la 12-A o qué va a pasar”, comenta.

En el Diario Qué se hace referencia también a los futuros cambios (o descambios...), y comentan que los vecinos de Mesoiro también tienen demandas, pero no exactamente las que leemos en el artículo. De hecho, la línea 23 ya va actualmente a la Plaza de Pontevedra. Seguramente la intencion del Qué era resaltar el deseo del regreso de la línea 21 -suprimida en diciembre´08- y la ampliación de su antiguo recorrido a la Plaza de Pontevedra.


Perdonados. De hecho, a nosotros también se nos va la olla...

Fuente: El Ideal Gallego y Qué Diario

Los revisores del bus urbano sin trabajo en ocho meses.

¿Os ha llevado al huerto el titular? Tranquilos, no es lo que parece...

La honradez parece ser un viajero más
en los buses urbanos de A Coruña. Los primeros ocho meses de servicio de los revisores municipales se han saldado sin ninguna sola multa por no pagar el billete (1,06 euros). Una sanción que no pasa de los 15 euros, pero que si no lo hace en 72 horas, puede llegar hasta los 300 euros.


Y no será porque los siete controladores a pie de bus hagan la vista gorda. Cada vez que se suben a uno, una PDA les informa exactamente de cuántos pasajeros han abonado la tarifa, y a continuación van revisando los tickets o las tarjetas de todos los viajeros, donde figura el número de línea, la fecha y la hora de viaje. Así hasta llegar a los cerca de 2.000 controles que se hacen a diario.

Pero en ninguna de esas revisiones se ha cazado a ningún polizón, según la Compañía de Tranvías. Tan sólo, reconocen, ha habido «problemas muy aislados con indigentes o personas con algún desequilibrio mental que intentan subir sin pagar». Es entonces cuando el conductor les impide la entrada, o bien cuando se da aviso a la policía.

Fuente e imagen: 20minutos